null: nullpx
Economía

Corte Suprema dice que los estados pueden cobrar impuestos a las ventas en internet

Los magistrados que voraton a favor de la decisión argumenan que las empresas online están en una situación de ventaja comparativa frente a negocios que tienen presencia física, afectando su crecimiento. Además, los estados han dejado de percibir ingresos importantes por no cobrar estos impuestos a las ventas.
21 Jun 2018 – 12:38 PM EDT

La Corte Suprema de Justicia voto 5-4 a favor de permitir a los estados cobrar impuestos a las ventas que se producen en la mayoría de los sitios en internet, lo que revierte una decisión anterior. Esto generará ingresos adicionales extraordinarios a expensas de los consumidores que habían podido evadir este gravamen cuando compraban online.

El magistrado Anthony Kennedy se sumó a Clarence Thomas, Ruth Bader, Samuel Alito y Neil Gorsuch. En la práctica esto significa que las tiendas online tendrán que cobrar impuestos a las ventas en aquellos estados donde no tienen presencia física.

Las empresas que sí poseen instalaciones se habían estado quejando de que ese vacío generaba una gran ventaja comparativa para aquellos negocios que no existían físicamente.

Por su parte, los gobiernos estatales afirmaban que estaban dejando de recibir miles de millones de dólares en ingresos anuales a consecuencia de una decisión de la Corte Suprema de 1992 que ayudaba a los negocios online evitar cobrar tales impuestos a las ventas.

El gobierno del presidente Donald Trump criticó en más de una ocasión al gigante de las ventas en internet Amazon por sus prácticas impositivas. Este grande de ventas online cobra impuestos a los bienes que vende directamente pero no a productos de terceras partes.

Las críticas de Trump, según observadores de la política, parecen estar motivados por el periodismo crítico a su gobierno del diario The Washington Post, cuyo dueño es el fundador de Amazon, Jeff Bezos.

Según el juez Kennedy el hecho de que empresas online no cobren impuestos a las ventas ha causado pérdidas de ingresos para los estados que ascienden a entre $8,000 millones y $33,000 millones.

"Pone tanto a negocios locales como a otras empresas interestatales con presencia física en una desventaja competitiva frente a vendedores remotos", escribió el magistrado en su razonamiento. "Vendedores remotos pueden evitar las regulaciones de recolección de impuestos y pueden ofrecer precios bajos de facto por la falta de pago de impuestos".

Ellos son los más ricos de Estados Unidos

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:EconomíaImpuestosInternet
Publicidad