null: nullpx
Coronavirus

Pidieron préstamos para negocios fantasma mientras miles de empresarios hispanos esperaban por el dinero

Esta es la primera acusación vinculada con presuntos fraudes en el programa destinado a los pequeños negocios, el Paycheck Protection Program, y evidencia el que puede ser un problema de mayor magnitud mientras cientos esperan por un auxilio para mantener a flote sus empresas.
6 May 2020 – 11:54 AM EDT

Aseguraron tener tres restaurantes y decenas de empleados para pedir casi medio millón de dólares en los altamente solicitados préstamos para que los pequeños negocios intenten mantener la cabeza fuera del agua durante la pandemia del coronavirus.

Pero se trataba de un plan ideado por dos empresarios de Rhode Island para defraudar a la Administración de Pequeños Negocios (SBA en inglés), de acuerdo con una acusación del Departamento de Justicia, la primera relacionada con el programa por $660,000 millones conocido como el Paycheck Protection Program (PPP) aprobado dentro de dos enormes paquetes de estímulo económico del Congreso.

La acusación, además, evidencia el que puede ser un problema de mayor magnitud que se suma a otros que ha afrontado. Desde su puesta en marcha a inicios de abril, el programa que principalmente busca que los negocios mantengan a sus empleados se vio sobrepasado por una avalancha de pedidos que agotaron su primera asignación de fondos (unos $350,000 millones) en un par de semanas.

Otro tramo por $310,000 millones fue aprobado en el segundo paquete federal tras reclamos de cientos de pequeños empresarios que ni siquiera pudieron enviar su solicitud y de reportes de que sí fueron obtenidos por cadenas de restaurantes que no se ceñían del todo a los requisitos, como por ejemplo porque tenían más de 500 empleados.

De acuerdo con la acusación del Departamento de Justicia, David A. Staveley, de Massachusetts, y David Butziger, de Rhode Island, conspiraron para obtener los préstamos diciendo que tenían tres restaurantes cuando realmente dos de ellos habían cerrado antes de que se desatara la pandemia y el tercero pertenecía a otra persona. Uno de los acusados también mintió al decir que tenía una compañía de servicios de telecomunicaciones con siete empleados fantasma.

Entre los cargos que afrontan figuran los de conspirar para dar falsos testimonios e influenciar a la Administración de Pequeños Negocios y conspirar para perpetrar fraude bancario. Uno de ellos, Staveley, también fue acusado de robo de identidad agravado pues se hizo pasar por su hermano para engañar a las autoridades.

Los hombres, según el departamento, no lograron obtener el dinero de los préstamos.

"Decenas de millones de estadounidenses han perdido sus trabajos y sus vidas están en un caos a causa de la pandemia. Es inconcebible que cualquiera intente robar de un programa que busca ayudar para que los trabajadores sigan recibiendo sus remuneraciones y puedan así alimentar a sus familias y pagar algunas facturas", dijo el fiscal del distrito de Rhode Island Aaron L. Weisman.

En espera del préstamo para "sacar la cabeza y no ahogarse"

Intentos de fraude como este pueden haber demorado el desembolso del dinero a pequeños empresarios hispanos que sí lo necesitaban para que sus negocios sobrevivan al duro golpe de la inédita crisis de salud pública. Precisamente dueños de restaurantes con los que Univision Noticias conversó tardaron en obtener el préstamo o aún esperan una respuesta.

Ese es el caso de Agustín Silva-Díaz, codueño del restaurante Chimu Peruvian Cuisine en Doral, Florida, que fue cerrado cuando las ventas prácticamente se esfumaron y quedaron en apenas un 10% del nivel habitual luego de que la ciudad ordenó el cierre de los restaurantes y permitió que solo abrieran para los pedidos a domicilio.

“Cerramos con la condición de que estábamos tranquilos porque íbamos a recibir una ayuda del gobierno, no es que la plata va al bolsillo de nosotros, es para pagar la renta, pagar a los empleados para que ellos puedan pagar sus cosas, se trata de la reactivación de la economía", dijo Silva-Díaz para este reporte especial de Univision Noticias. "Pero si no tengo cómo pagar nómina no puedo hacer nada", lamentó.


6 millones de empleos perdidos

El procesamiento de las solicitudes de estos préstamos ha estado entrampado en frecuentes problemas. La página de la SBA colapsó en varias ocasiones y hubo reclamos por cómo grandes bancos –que sirven como intermediarios en el proceso de aplicación y desembolso– estaban haciendo su parte.

También hubo fuertes críticas a cadenas como la de hamburguesas Shake Shack y de los restaurantes Ruth's Chris Steak House, que obtuvieron millones de dólares en estos préstamos mientras negocios de mucha menor escala siquiera lograban solicitar la ayuda.

El azote a los pequeños negocios ha sido de tal magnitud que solo en abril ese tipo de empresas perdió 6 millones de puestos de trabajo, de acuerdo con un informe de ADP Research Institute que sirve como barómetro para la cifra que el gobierno revelará este viernes.

Mira también:

"Creo que el IRS me envió un 'cheque' con un monto incorrecto, ¿qué puedo hacer?" Respondemos tus dudas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés