null: nullpx
Coronavirus

Las familias con un número ITIN e hijos ciudadanos no recibirán la ayuda a pesar de haber pagado millones en impuestos

Declaran miles de millones de dólares en impuestos anualmente y, muchas de esas personas, son además migrantes indocumentados que trabajan actualmente en empleos considerados esenciales durante la pandemia de coronavirus. Sigue aquí nuestro minuto a minuto con lo último de la crisis.
17 Abr 2020 – 11:02 AM EDT

Han llegado a pagar en conjunto más de $13,000 millones en impuestos anualmente en Estados Unidos, sin embargo fueron excluidos de la ayuda en efectivo que el gobierno federal envió a los hogares del país para sobrellevar el impacto de la pandemia de coronavirus: los contribuyentes que usan un número ITIN para declarar tributos al Servicio de Rentas Internas (IRS).

La ley que recoge el masivo paquete de estímulo económico por $2.2 billones de dólares –Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security (CARES Act)– estableció que las personas recibirán los 'cheques' de $1,200 ($2,400 para las parejas casadas y $500 por cada hijo de 16 años o menos) solo si cuentan con un número de Seguro Social válido.

Esto dejó fuera a las personas que presentan sus declaraciones de impuestos con un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN en inglés) y a las parejas casadas que presentaron impuestos de forma conjunta utilizando al menos un número ITIN.

También fueron excluidos los hijos ciudadanos de padres que usan un número ITIN, lo que ha generado pedidos de organizaciones como el Center for American Progress (CAP) para que una nueva fase de alivio (si es aprobada) contemple a estas personas que de acuerdo con sus datos declararon $13,200 millones en impuestos netos al IRS en 2015.

"Al excluir a los contribuyentes con un número ITIN, el gobierno federal está excluyendo a cerca de 5.1 millones de niños, la vasta mayoría ciudadanos estadounidenses, de beneficiarse con las provisiones del CARES Act", dijo el CAP.

Los inmigrantes indocumentados habitualmente utilizan un número ITIN para declarar sus impuestos, contribuyendo así al retiro del Seguro Social sin tener acceso a esos beneficios.

Qué ocurre con estos contribuyentes y la ayuda federal aprobada para sortear el impacto de la pandemia de covid-19 ha sido una de las preguntas más frecuentes que hemos recibido en Univision Noticias desde que el presidente Donald Trump promulgó la ley a fines de marzo. Consultamos al IRS sobre este tema en específico, pero respondieron que estaban evaluando los detalles de la aplicación de la ley.

Esta semana, información colocada por el IRS en su página arrojó luz sobre la implementación de la ley en estos casos, lo que coincide con lo adelantado por expertos consultados por Univision Noticias previamente.

En una explicación sobre cómo utilizar la herramienta que permite verificar el estatus del 'cheque' de ayuda, el IRS dijo lo siguiente: "Puedes acceder a (la herramienta) Get My Payment usando un número ITIN, pero en la mayoría de los casos, la ley no permite un pago de impacto económico (el 'cheque') para individuos que declaran impuestos utilizando un número ITIN".

"La única excepción se produce cuando una pareja casada presenta impuestos de forma conjunta y alguno de ellos es miembro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en cualquier momento del año para el que rindieron impuestos, en cuyo caso solo un cónyuge necesita un número de Seguro Social válido", agrega el IRS en su página.

Consultamos nuevamente a expertos sobre ello, quienes ratifican que han quedado fuera del paquete de alivio económico.

"Todas las familias que tienen un miembro con un número ITIN están excluidas. Esta es la omisión más flagrante de la ley y que se está intentando cambiar", dijo a Univision Noticias Chuck Marr, director senior de política tributaria federal del Center on Budget and Policy Priorities.

Un grupo de representantes presentó un proyecto de ley para incluir a las personas que declaran al IRS con un número ITIN en los paquetes de ayuda. Uno de sus patrocinadores es el representante demócrata de California Lou Correa, quien afirmó que estos inmigrantes deben ser contemplados en los programas del estímulo que buscan esquivar una depresión económica en medio de los amplios cierres de comercios, restaurantes, tiendas minoristas o escuelas.

"Estos contribuyentes trabajan en sectores críticos para nuestra economía, como la agricultura, y contribuyen enormemente a nuestro país. Mientras muchos de nosotros estamos en casa, estos trabajadores inmigrantes siguen laborando en nuestros hospitales, campos de cultivo e incontables industrias", dijo Correa al presentar el proyecto.


Pero no está claro si la propuesta cuenta con el apoyo necesario para ser aprobada en la Cámara de Representantes, y, de ser aprobada, pasaría después al Senado, de mayoría republicana y donde no parece contar con muchas posibilidades de prosperar.

Ante ese escenario, organizaciones como el Center for American Progress apuntan a que estos contribuyentes sean incluidos entonces en una próxima ronda de ayudas, si es que se concreta.

"Las familias de estatus mixto y los inmigrantes indocumentados deben tener acceso al apoyo económico de emergencia disponible para todos los estadounidenses. Es desproporcionalmente más posible que los inmigrantes indocumentados, así como los amparados por DACA (jóvenes indocumentados que entraron al país antes de cumplir los 16 años) y el TPS (Estatus de Protección Temporal), sean trabajadores esenciales y por tanto son clave para preservar la salud pública y apoyar los sistemas que permiten que millones de estadounidenses cumplan con las guías de distanciamiento social quedándose en casa", dijo en un comunicado.

Mientras esa posibilidad se concreta, California optó por aprobar un fondo de alivio en casos de desastre de $75 millones que contempla ayuda para los inmigrantes indocumentados, quienes tampoco son elegibles a los beneficios del subsidio por desempleo. De acuerdo con el gobierno de Gavin Newsom, cerca de 150,000 inmigrantes indocumentados adultos del estado recibirán un pago en efectivo de $500 por adulto, con un máximo de $1,000 por hogar, que podrán solicitar desde inicios de mayo.

La periodista Ana Elena Azpúrua contribuyó con el trabajo de reportería para esta nota.

Mira también:

Una crisis de salud muy seria: estas 10 fotografías muestran la gravedad de la pandemia

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés