publicidad
El ministro de Hacienda mexicano, Luis Videgaray.

México anticipa más recorte del gasto para afrontar la crisis del petróleo

México anticipa más recorte del gasto para afrontar la crisis del petróleo

El ministro de Hacienda subrayó la importancia de "fortalecer" la posición financiera del país hoy en día.

El ministro de Hacienda mexicano, Luis Videgaray.
El ministro de Hacienda mexicano, Luis Videgaray.

El secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Luis Videgaray, confirmó en Londres que su Gobierno planea recortes significativos del gasto público en 2016 para hacer frente a los menores ingresos por la depreciación del petróleo.

Aunque no precisó cifras, Videgaray, que en enero ya anunció una reducción "preventiva" en 2015 del 0.7% del producto interior bruto (PIB), subrayó la importancia de "fortalecer" la posición financiera del país para afrontar "un probable escenario adverso".

"Estamos preparando el presupuesto para el año próximo, que entregaremos a la Cámara de diputados en septiembre", explicó el secretario, que indicó que incluirá recortes porque "hay que estar preparados para un escenario en el que el precio del petróleo se mantiene bajo y la producción desciende", cita la agencia Efe.

publicidad

Videgaray hizo estas declaraciones a la prensa después de participar en la ceremonia de apertura de la Bolsa de Valores de Londres, donde inauguró la sesión a las 8:00 GMT con el toque de una campana después de hacer una cuenta atrás de un minuto.

El responsable de Hacienda, que acompaña al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en su visita de Estado al Reino Unido, dijo que, aunque se espera que la producción de crudo mexicano caiga este año - Pemex prevé 2.4 millones de barriles diarios-, esta se recuperará cuando llegue más inversión extranjera.

"Somos optimistas en cuanto a la futura producción una vez se consolide la reforma del sector energético", declaró Videgaray, que declinó estimar el volumen de inversión extranjera esperado en proyectos de exploración.

El secretario reiteró que su Gobierno afrontará el descenso de la producción de crudo y la caída de los ingresos públicos "reduciendo el presupuesto y sin aumentar el déficit o la deuda pública y sin subir los impuestos".

Precisó que el recorte presupuestario en 2016 "dependerá de varios factores, no solo del precio del petróleo sino también de la cantidad de producción y de las tasas de interés en Estados Unidos".

"El mercado anticipa que esas tasas van a subir, y eso implicará que los costos financieros del Gobierno mexicano tendrán que subir, y tenemos que estar preparados para ellos", explicó.

No quiso hacer pronósticos sobre el PIB

Videgaray no quiso hacer pronósticos sobre el crecimiento del PIB en 2015, que se estimó en los últimos meses entre un 3.2% y un 4.2%, frente al 2.1% registrado en 2014.

"La producción de petróleo sigue siendo el mayor riesgo para el crecimiento del PIB este año", admitió.

Pese a que todo apunta a que México tendrá "menores recursos y menores ingresos", la situación "de ninguna manera" se asemeja a la crisis del 1994, pues el país está "mejor preparado para hacer frente a escenarios adversos", con condiciones económicas más favorables, flexibilidad del tipo de cambio y buen nivel de reservas.

"La credibilidad de la política económica y fiscal mexicana está fuera de duda", dijo el secretario, que recordó que la semana pasada el Gobierno de Peña Nieto pudo colocar un bono de deuda a 30 años en euros a un coste históricamente bajo.

Videgaray expresó su deseo de completar las necesidades de financiación del país "pronto en 2015" y anticipó que se prevé una próxima emisión de bonos en yenes japoneses.

Preguntado sobre la crisis de derechos humanos y las denuncias de corrupción en México, el secretario reconoció que, si quiere atraer inversión y crear empleo, el Gobierno debe "construir un mejor Estado de derecho".

publicidad

"Es un tema de confianza, de transparencia, de responsabilidad (...) y eso tiene que ser una prioridad para el Gobierno", declaró.

"Creo que un paso muy importante se acaba de dar en la Cámara de diputados con la aprobación de la reforma anticorrupción, con la que se crearán instancias independientes para atender estos casos", dijo.

"Son tan importantes las reformas anticorrupción y las de transparencia como las reformas económicas que hemos logrado en los últimos meses, como la reforma energética, la de telecomunicaciones o la reforma financiera", afirmó.

Un ajuste 'preventivo'

El funcionario señaló a Notimex que el reciente ajuste al presupuesto fue de tipo preventivo. “Lo hicimos para evitar tener un problema y para iniciar lo que será un proceso de ajuste presupuestal que continuará hacia 2016”, apuntó.

Dijo que el gobierno federal presentará el presupuesto en septiembre a la Cámara de Diputados y “dependerá mucho de cómo funcionan las distintas variables relevantes” como el nivel de producción del petróleo, el precio del energético y las tasas de interés en Estados Unidos.

El mercado anticipa que las tasas de interés en Estados Unidos van a subir y eso significa “que también los costos financieros del gobierno mexicano tendrán que aumentar... y tenemos que estar preparados para ello”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad