Diabetes

En 2019 no te saltes el desayuno: eso podría aumentar tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Un nuevo estudio advierte que quienes no desayunan tienen muchas más probabilidades de sufrir descontroles en sus niveles de glucosa, independientemente de cuál sea su índice de masa corporal. Lo que comemos también influye.
Fuertes Juntos sponsor logo
11 Ene 2019 – 9:55 AM EST

Durante años la comunidad médica ha advertido de la importancia de un desayuno nutritivo para la salud. Ahora, un nuevo estudio sugiere que saltarse esta comida podría aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El hallazgo es significativo, sobre todo si se toma en cuenta que 1 de cada 10 estadounidenses no desayuna, según advierte una encuesta de la consultora NPD. En el mundo, la cifra asciende a 3 de cada 10 según indica Sabrina Schlesinger, investigadora del Centro Germano de Diabetes en Dusseldorf y autora del nuevo estudio.

La investigación, publicada en el Journal of Nutrition de la Asociación Estadounidense de Nutrición, indica que las personas que se saltan el desayuno apenas una vez por semana tienen hasta 6% mayor riesgo de tener diabetes.

El grupo de científicos del Centro de la Diabetes en Dusselford, Alemania, analizó la información de seis estudios observacionales en los que participaron más de 90,000 individuos en varios países, entre ellos Estados Unidos. De ese total, 4,935 desarrollaron diabetes tipo 2.

Concluyeron que el riesgo de diabetes aumentó por cada día de la semana que alguien se saltaba el desayuno, hasta el quinto día, tiempo después del cual el valor se mantenía estable.

Las probabilidades de desarrollar diabetes fueron 32% mayores en quienes se saltaron el desayuno algunos días; en comparación con los individuos que siempre desayunaban. En quienes omitían el desayuno de 4 a 5 veces por semana el riesgo ascendió a 55%.

Los autores del estudio aclararon que la tendencia se mantuvo independientemente del índice de masa corporal que tuviera la persona. Explicaron que otros comportamientos podrían influir pues habitualmente las personas que se saltan el desayuno son fumadores, sedentarios y beben más alcohol.

“Quienes se saltan el desayuno terminan comiendo más meriendas a lo largo del día e ingiriendo más calorías durante en total”, explicó Schlesinger.

Comer regularmente a lo largo del día ayuda al organismo a mantener los niveles de glucosa en sangre controlados. El desayuno es la comida encargada de activar el metabolismo tras horas de ayuno.

El qué importa

El grupo de investigadores aclara que el qué se desayuna también juega un papel importante ya que las comidas muy procesadas y los cereales bajos en granos enteros están asociados a un mayor riesgo de diabetes.

Lo ideal es que el desayuno incluya una cantidad moderada de carbohidratos con vegetales. Por ejemplo, huevos revueltos con vegetales y un pan integral o yogur griego con moras y nueces.

Hay que moderar alimentos como el jugo, la leche entera y el pan blanco. “Ese es un desayuno con mucha comida procesada y cantidad de carbohidratos que seguramente causará un pico de azúcar”, indicó.

Otros estudios ya habían advertido que no desayunar aumentaba los niveles de colesterol, lo que puede hacer que el organismo sea más resistente a la insulina y se le dificulte controlar los niveles de azúcar en la sangre.


En fotos: estos desayunos del #Reto28 te motivarán a despertar cada mañana

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DiabetesFuertes JuntosNutrición
Publicidad