null: nullpx
Desapariciones

"Tenemos que encontrarlos hoy": la búsqueda desesperada de un equipo de fútbol en una cueva inundada

Se teme que 12 adolescentes y su entrenador quedaron atrapados en una caverna inundada ubicada en el norte de Tailandia. Más de 90 soldados participan en la operación de búsqueda.
26 Jun 2018 – 02:20 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Decenas de familiares de jóvenes integrantes de un equipo de fútbol en Tailandia están desesperados porque aún no tienen noticias de sus seres queridos tras quedar atrapados en una galería inundada de una caverna, en momentos en que efectivos militares siguen buscando por tercer día consecutivo a la docena de adolescentes entre 11 y 16 años y a su entrenador de 25.

El equipo quedó atrapado el pasado sábado luego de que una fuerte lluvia inundó el complejo de cavernas en un parque nacional ubicado en la norteña provincia de Chiang Rai.

La tradición religiosa ha llevado a los familiares a colocar frutas, postres y bebidas azucaradas en ofrecimiento a los espíritus para que protejan a quienes están dentro de la cueva.

"Tenemos que encontrarlos hoy. Tenemos esperanzas de que estén vivos en algún lugar allí adentro", dijo a la agencia de noticias Reuters el gobernador de la región, Narongsak Osottanakorn.

Más de una decena de buzos de la armada han estado buscando bajo las aguas de la caverna, pero la operación tuvo que ser suspendida debido al aumento del nivel de la corriente.

Un comandante del ejército indicó que unos 90 soldados también participan en las labores de búsqueda y rescate. "Nuestro equipo busca en las montañas otras potenciales entradas (a la caverna)", dijo el mayor general Nathawut Junhanandana. "Esto hará accesible más vías para el rescate".

A estos esfuerzos se han unido seis tailandeses que han explorado extensivamente la cueva, así como el reconocido espeleólogo británico Vern Unsworth, quien ha estado dentro de la caverna en numerosas oportunidades.

La caverna de Tham Luang está cerrada generalmente durante el periodo de lluvias que se extiende de mayo a octubre. Por ello hay un aviso en su entrada principal que advierte que se producen inundaciones.

Además de los familiares que esperan ansiosos por noticias de sus seres queridos, están tres integrantes del equipo que no se unieron al paseo.

El único rastro que dejó el equipo antes de entrar a la cueva fueron las bicicletas amontonadas junto a sus zapatos de fútbol en la entrada. Algunos rescatistas indicaron que han explorado hasta seis kilómetros de los 700 metros que se les permite a los visitantes.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:DesaparicionesMundo

Más contenido de tu interés