null: nullpx
Desapariciones

Padres reciben una carta anónima con información de su hijo desaparecido hace 39 años

El joven Bernard “Bunny” Ross Jr desapareció en 1977 y nunca sus padres han tenido ninguna información de él.
24 May 2016 – 2:13 PM EDT

Han pasado 39 años desde que vieron por última vez a su hijo. Bernard Ross Sr, de 80 años, y Carol, de 78, tuvieron que aprender a vivir con la ausencia de Bernard “Bunny” Ross Jr., desaparecido en 1977 cuando tenía 18 años.

En la mañana del 12 de mayo de aquel año, Bernard “Bunny” Ross Jr tomó el auto de la familia en su casa de Fort Kent (Maine) camino a la de su tía en Presque Isle. Cuando se encontró en esta ciudad, aparentemente robó otro vehículo, que fue encontrado en Ashland, a unas 20 millas de su destino original. En esa zona es donde se perdió su pista.

Desde entonces, el silencio. Hasta que hace unos meses una carta anónima llegó a la casa de los ancianos padres. Tras casi cuatro décadas sin noticias, alguien les envió una misiva en la que afirmaba tener información sobre qué ocurrió con su hijo.

Llegó a la residencia que Bernard y Carol tienen en Portland, donde viven desde que se mudaron en el 2001.

“Es muy traumático (esta situación), incluso con todo el tiempo que ha pasado”, dijo Carol Ross a The Washington Post . A día de hoy, "Bunny" Ross tendría 57 años.

Hace unos años, su madre declaró su angustia al Portalnd Press Herald hace unos años: “A veces pienso que está ahí fuera, en alguna parte; tal ven en un hospital o llevando una nueva vida”. Sin embargo, reconoció que “otras veces, creo que ya no está entre nosotros, porque él habría llamado”.

Troy Gardner, lugarteniente de la policía del Estado de Maine, salió la pasada semana ante los periodistas para manifestar el deseo de los progenitores de que el autor o autora de esa carta dé la cara, según informó Bangor Daily News .

Gardner especificó que por ahora no van a revelar ningún detalle sobre el contenido del misterioso mensaje. No aclaró si se trata de una carta escrita a mano, máquina o con una computadora, cuántas páginas tenía o si había sido remitida por vía postal.

Las autoridades han justificado este hermetismo en la necesidad de ganarse la confianza del anónimo autor. En todo caso, el propio Gardner no descartó de que todo se trate de una broma, aunque sostuvo que si este fuera el caso “una cosa horrible el hacerle algo así a alguien cuyo hijo lleva desaparecido desde 1977”.

Para añadir más misterio a este caso, la enigmática carta llegó a la residencia de los progenitores poco después de que un periódico local citara el caso de Bernard “Bunny” Ross Jr en un artículo sobre personas desaparecidas.

“Básicamente, lo que estamos haciendo es tender una rama de olivo, (estamos) diciendo que queremos contactar a esta persona”, dijo Gardner en referencia al autor, indicó el diario Portald Preess Herald.

El enigma que rodea a este caso llevó al propio Gardner a reconocer que “nada parecido a esto me ha pasado en mi carrera”.


RELACIONADOS:DesaparicionesEstados Unidos
Publicidad