null: nullpx
Desapariciones

Esta mujer estuvo desaparecida 52 años y una vieja pista dio con su paradero

Louise Pietrewicz desapareció en octubre de 1966 sin dejar rastro. Ningún cuerpo fue encontrado y ningún culpable señalado. La revisión del caso reveló datos que llevaron a la policía a reabrir la investigación.
5 Abr 2018 – 01:32 PM EDT
Comparte
Louise Pietrewicz fue reportada como desaparecida el 5 de octubre de 1966. Crédito: Database de personas perdidas.

Sandy Blampied tenía 11 años cuando vió por última vez a su madre. Desde ese 5 de octubre de 1966, cuando la dejó temprano en su escuela, no volvió a saber nada de ella. Ni una llamada, ni una carta.

Louise Pietrewicz, de 38 años, quien recientemente había abandonado por segunda vez a su marido, se esfumó sin dejar rastro. Ni su hija, ni nadie volvió a saber de ella y a pesar de haber ido con la policía, ningún cuerpo fue hallado, ningún culpable fue señalado, su caso se volvió, entre los habitantes de Long Island en el enigma de la mujer desaparecida.

Aunque la pequeña Sandy estaba segura de que si su madre estuviera con vida habría intentado contactarla de alguna manera, nunca perdió las esperanzas de oír alguna noticia sobre ella, de encontrarla en un lugar. Después de 52 años, el enigma ha sido resuelto, la espera ha terminado para esta hija que ha podido descubrir finalmente cuál fue el trágico destino de su madre. Su cadáver fue encontrado sepultado 7 pies bajo tierra en el sótano de una casa no muy lejana a la suya. “Esto es surreal. Tengo muchas emociones, estoy consternada, estoy feliz, estoy triste, quiero golpear a alguien”, dijo la mujer a la prensa local.

Aunque el caso pasó más bien desapercibido en su momento, sin ningún esfuerzo evidente de parte del cuerpo policial por seguir el rastro de la mujer desaparecida, un informe publicado por el periódico The Suffolk Times en 2017 abrió tantos interrogantes y mostró tantos cabos sueltos que la policía, media década después, decidió reabrir el caso.

El día antes de desaparecer Louise Pietrewicz retiró $1,273.80 de su cuenta bancaria y la cerró y fue vista por última vez en un automóvil con William P. Boken, un policía del condado, casado, quien al parecer mantenía una relación sentimental con la mujer.

Tras la desaparición, el exesposo de Pietrewicz y Boken, su amante, fueron los primeros sospechosos. Se emprendieron investigaciones, pero pronto, el primero fue descartado y el segundo, que enfrentaba ya varios cargos por maltrato familiar, terminó huyendo del pueblo y desapareciendo sin dejar huella. “En esos momentos sin cajeros automáticos, sin teléfonos celulares y sin equipo de video era fácil pasar desapercibido y desaparecer”, dijo en conferencia Gerard Gigante, el jefe de los detectives que lleva el caso.

Aunque la casa y específicamente el sótano de Boken habían sido revisados por la policía, nunca se encontró nada que pudiera inculparlo, ninguna evidencia del crimen, hasta que, en los nuevos interrogatorios hechos por la policía, la que para entonces era la esposa William P. Boken aseguró que él había enterrado algo en el sótano de su casa el día antes de que se fuera y desapareciera. "A veces, cuando pasan años y años, los testigos se presentan para darnos información que tal vez en algún momento se sintieron obligados a no soltar, se sintieron amenazados ... o simplemente recordaron”, añadió el detective Gerard Gigante.

Con la nueva pista, la policía regresó al lugar que, cuyo piso, en realidad, había sido cubierto con cinco pies de concreto. Pero tras excavar y excavar llegar al verdadero piso del sótano encontraron una quijada, y luego un esqueleto entero. Esta semana la policía ha confirmado que los restos pertenecen a la desaparecida Louise Pietrewicz.

En el caso aún quedan muchos asuntos por resolver: ¿Cómo murió la mujer? ¿Qué llevó a Boken a matarla? ¿Por qué la policía lo dejó desaparecer tan fácil? Sandy Blampied, hoy casi con 63 años, no sabe si ya es muy tarde para resolverlos, pero la investigación apenas comienza.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:DesaparicionesNueva YorkCrímenes

Más contenido de tu interés