Deportaciones

Inmigrante demanda a la policía de Chicago por incluirlo una lista de pandilleros y ponerlo en riesgo de deportación

Luis Vicente Pedrote Salinas, de 25 años, fue detenido en 2011 por llevar en su automóvil una lata de cerveza cerrada, y luego fue incluido en una base de datos de pandilleros que nunca pudo impugnar. Llegó a EEUU cuando tenía cinco años y el aceptó irse el 20 de este mes, si no prospera la demanda.
12 Jul 2017 – 4:55 AM EDT

Un inmigrante mexicano que tiene orden de deportación presentó una demanda contra la policía de Chicago el martes, alegando que erróneamente fue incluido en una base de datos de pandillas y que por eso no pudo acogerse a un programa federal para quedarse en el país de manera legal.

Luis Vicente Pedrote Salinas, de 25 años y quien llegó a Estados Unidos cuando tenía cinco, dijo en su demanda que la inclusión equivocada en esa lista de pandilleros llevó a que agentes federales allanaran su casa en 2011 y lo detuvieran.

Las autoridades locales le negaron su pedido para ingresar al programa conocido como DACA (Acción Diferida para los llegados en la Infancia) pese a que cumplía con todos los requerimientos, señala la demanda.

La policía detuvo a Pedrote en enero de 2011 por tener en su auto una lata de cerveza que estaba cerrada. Los cargos fueron desechados, pero los agentes dijeron en su informe que estaban en la zona cumpliendo una "misión de supresión de las pandillas" y alegaron que Pedrote era miembro de los Latin Kings. Meses después, agentes de inmigración que supuestamente se basaron en la información falsa de la base de datos, allanaron la vivienda de Pedrote y lo detuvieron durante seis meses.

Pedrote aceptó dejar el país de manera voluntaria el 20 de julio. Pero sus abogados dijeron el martes que reabrirán el caso y buscarán aplazar su salida debido a la demanda. Los abogados dicen que si él pierde el caso, será deportado automáticamente.

En fotos: el paso a paso de una detención de ICE en el estado con más indocumentados de EEUU

Loading
Cargando galería


La querella, que quiere que el juicio sea decidido por un jurado, sostiene que los derechos constitucionales de Pedrote fueron quebrantados cuando se le negó el debido proceso y que fue discriminado. La demanda acusa al superintendente de la policía Eddie Johnson, a policías y el municipio de Chicago. Pide una compensación por daños y perjuicios, así como desagravios que la corte "considere apropiados y justos".

Los abogados agregan que Pedrote nunca perteneció a ninguna pandilla, es un hijo ejemplar y atleta escolar. La demanda, que acusa a los agentes de policía de Chicago de detenerlo debido a su raza, dice que a Pedrote nunca se le permitió impugnar la información en la base de datos.

"Al señor Pedrote se le ha privado de libertad en base a evidencias falsas usadas en su contra y que no pudo impugnar", destaca la demanda que contó con la asesoría del Centro de Justicia Juvenil Roderick y Solange MacArthur, un bufete jurídico sin fines de lucro sobre intereses públicos, con sede en la Universidad Northwestern.


Pedrote dijo el martes a reporteros que se esforzó mucho en la escuela y que tuvo varios trabajos, incluyendo en fábricas en ensamblaje.

"He trabajado en esta ciudad. He trabajado en este país", dijo, agregando que nunca hizo nada malo. Dijo que si logra quedarse, planea graduarse de la universidad en administración de negocios.

Este no es el primer caso de estas características en Chicago. Sejal Zota, directora legal del Proyecto Nacional de Inmigración, presentó una demanda en mayo en representación de otra persona que había tenido el mismo problema.

"Lo que pasa con estas bases de datos es que nunca te informan que has ingresado a una lista de pandilleros y nunca tienes acceso a la evidencia que usan", explicó.

"El señor Pedrote no fue el primero ni será el último apuntado por este tipo de información falsa", sostiene la demanda. "Esta base de datos sobre pandillas es arbitraria y contiene información falsa", agrega.

El portavoz de la policía de Chicago Anthony Guglielmi rehusó hacer comentarios, alegando que la demanda está pendiente. Un portavoz de la municipalidad de Chicago no contestó inmediatamente a un mensaje que se le envió en busca de comentarios.

Sin embargo, la policía dice que usa la base de datos para combatir la violencia en las calles.

Más contenido de tu interés