null: nullpx
Crisis en Venezuela

¿Qué pasa en Venezuela tras la decisión de la Asamblea de destituir a Maduro?

Cinco respuestas que explican en qué consiste la sanción aprobada por la oposición venezolana contra el presidente Nicolás Maduro y cuáles podrían ser sus efectos sobre la crisis que atraviesa el país.
10 Ene 2017 – 5:30 PM EST

CARACAS, Venezuela.- La Asamblea Nacional aprobó el lunes la remoción del Presidente de la República, pero Nicolás Maduro amaneció este martes, tranquilo, en su despacho del palacio de Miraflores. El último capítulo de la confrontación que sostienen el Gobierno chavista y la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) agudiza la crisis política y aumenta la incertidumbre sobre el futuro de Venezuela.

¿En qué consiste la sanción contra Maduro?

La Asamblea Nacional declaró la falta absoluta del Presidente de la República por abandono del cargo. La sanción implica la remoción del Jefe de Estado y la convocatoria a elecciones presidenciales en un plazo de 30 días, de acuerdo con la Constitución.

La declaratoria del abandono del cargo estuvo precedida por otra decisión de la Asamblea Nacional, que el 13 de diciembre aprobó la responsabilidad política del mandatario “por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación que ha llevado a cabo”.

La mayoría parlamentaria argumenta que si bien se mantiene físicamente en su puesto, Maduro ha dejado de cumplir sus funciones y es el principal culpable de una crisis que se caracteriza por la escasez de alimentos y medicinas, una tasa de inflación anual que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ubica por encima de 700% y el agravamiento de la violencia criminal que, según cálculos extraoficiales, arrojó la cifra récord de 28,479 asesinatos al cierre de 2016.


¿Por qué Maduro no se irá de su cargo?

A pesar de la medida impulsada por el Poder Legislativo, Maduro no será defenestrado. ¿Por qué? El Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, declaró que la Asamblea Nacional está en “desacato” y que todos sus actos son nulos. Si quedaba alguna duda al respecto, la cúpula del Poder Judicial emitió un boletín en el que ratificaba que la Asamblea Nacional “no tiene facultad para destituir al Presidente de la República”.

Los magistrados prohibieron a los diputados en noviembre pasado “convocar y realizar actos que alteren el orden público; instigaciones contra autoridades y poderes públicos, así como otras actuaciones al margen de los derechos constitucionales y del orden jurídico”.

¿Qué efectos reales puede tener la medida?

“Esto parece realismo mágico”, ironiza el politólogo Luis Salamanca. El profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) observa que la oposición venezolana promovió la figura del abandono del cargo “para mantener viva la llama del cambio político”, luego de que en octubre pasado el chavismo bloqueara la posibilidad de activar un referendo revocatorio contra Maduro.

Salamanca cuestiona la estrategia por varias razones: 1) Considera que sus bases jurídicas son “débiles”. 2) Brinda excusas al régimen para que genera una ola de opinión contraria a esta iniciativa, que ya el Ejecutivo tachó de “golpista”. 3) Genera falsas expectativas que pueden desembocar en una nueva frustración. 4) Deja en evidencia las fricciones dentro de la MUD, pues el partido Avanzada Progresista –del gobernador del estado Lara, Henri Falcón- no apoyó la propuesta. Y 5) Desvía la atención del tema fundamental, que debería ser exigir la celebración en el primer semestre de este año de los comicios regionales suspendidos en 2016.

¿La oposición tiene claro el rumbo a seguir?

“¿Después del abandono del cargo qué? Asamblea Nacional designa a magistrados y cinco rectores del Consejo Nacional Electoral. La Organización de Estados Americanos aplica la Carta Democrática. Ciudadanos a la calle”, escribió a través de su cuenta en Twitter la dirigente del partido Vente, María Corina Machado. Sin embargo, esa especie de “hoja de ruta” esbozada por Machado no ha sido acogida por toda la oposición. La MUD aún no ha anunciado cuál será su agenda para este año.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, utilizó el debate sobre el abandono del cargo para insistir en su reclamo de convocar elecciones generales anticipadas. “Los venezolanos queremos con nuestro voto sacar al peor gobierno de la historia”, enfatizó Borges. El acuerdo aprobado en el Parlamento sostiene que “la única forma de resolver los graves problemas que aquejan al país” es “convocar a la celebración de elecciones libres y plurales”. Los comicios presidenciales están pautados para finales de 2018.

El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, planteó a sus colegas “promover una consulta popular para que el pueblo respalde la acción tomada (…) La labor fundamental es movilizar al pueblo para crear una situación de calle, democrática y pacífica, para que el régimen sepa que no se puede mantener en el poder más tiempo”, expresó Guevara, coordinador de Voluntad Popular, organización fundada por el encarcelado líder político, Leopoldo López.

¿Cómo reaccionó el gobierno al juicio político contra Maduro?

Maduro instaló este martes el llamado “Comando Nacional Antigolpe por la Paz y la Soberanía”, que está encabezado por el vicepresidente Tareck El Aissami. El Jefe de Estado indicó que la medida adoptada por la Asamblea Nacional es “írrita, nula y golpista”. “Aténganse a las consecuencias del llamado a golpe de Estado que la pandilla aprobó ayer en la Asamblea Nacional", espetó el mandatario venezolano, que demandó al resto de los poderes públicos que actúen para que este hecho "no quede impune".

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, amenazó con abrir un juicio penal contra los diputados de la oposición por “conspirar” para derrocar al Gobierno. “Juicio sí habrá contra todo aquel diputado de derecha que se atreva (a conspirar), será un juicio penal de acuerdo con la Constitución y las leyes”, advirtió el también parlamentario.

Cabello recalcó que “Maduro no va a renunciar, Maduro no ha abandonado el cargo. No hemos reconocido una Asamblea en desacato ni lo vamos a hacer. Pueden hacer el show que quieran porque Maduro seguirá siendo Presidente”.


Publicidad