publicidad
Tareck El Aissami fue ministro de Interior y Justicia de Hugo Chávez entre septiembre de 2008 y octubre de 2012.

Quién es Tareck El Aissami, el vicepresidente de Venezuela al que EEUU acusa de vínculos con el narcotráfico

Quién es Tareck El Aissami, el vicepresidente de Venezuela al que EEUU acusa de vínculos con el narcotráfico

El abogado de 42 años es el funcionario venezolano de mayor rango que Washington incluyó en su lista de sancionados. El Aissami fue ministro de Interior y Justicia de Hugo Chávez. En 2010, el tercer hombre más buscado por la DEA dijo que le pagó a su hermano para traficar droga por Venezuela.

Tareck El Aissami fue ministro de Interior y Justicia de Hugo Chávez ent...
Tareck El Aissami fue ministro de Interior y Justicia de Hugo Chávez entre septiembre de 2008 y octubre de 2012.

CARACAS, Venezuela.- Tareck Zaidan El Aissami Maddah, el vicepresidente de Venezuela al que EEUU incluyó este lunes en una lista de sancionados por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, se jacta de ser “radicalmente chavista”.

“Agárrense los terroristas de extrema derecha, Tareck los conoce y tiene los ganchos listos. Vamos con todo contra los terroristas”, advirtió el presidente Nicolás Maduro en enero al hacer público su nombramiento en cadena de radio y televisión.

Ahora es a él al que lo están acusando de estar vinculado al narcotráfico y por eso el departamento del Tesoro decidió congelarle los fondos que tiene en en el país por su supuesto papel clave en un esquema de tráfico de drogas y supuestamente supervisó el envío de cargamentos de droga a México con destino final a EEUU.

La hoja de vida de este funcionario de ascendencia sirio-libanesa y 42 años acumula tantos cargos burocráticos como denuncias y escándalos. Identificado como una de las figuras más influyentes del chavismo, ha sido señalado en Estados Unidos de mantener vínculos con el narcotráfico, acumular un enorme poder político y económico, y comprar una importante red de medios de comunicación a través de testaferros.

Aunque esperada desde hace semanas, su designación como vicepresidente en enero generó todo tipo de especulaciones por una razón: si Maduro abandonara el palacio de Miraflores por algún motivo, El Aissami tomaría las riendas del Ejecutivo hasta completar el periodo en 2019. Entonces, el que ya todos reconocen como un futuro “presidenciable” ascendería a Jefe de Estado sin necesidad de convocar elecciones.

El Aissami camina junto al presidente Maduro y la primera dama Cilia Flo...
El Aissami camina junto al presidente Maduro y la primera dama Cilia Flores, tras ser nombrado vicepresidente.

Su crecimiento en la política venezolana ha sido meteórica. Desde 2005 ocupó los puestos de diputado en el Parlamento, viceministro de Seguridad Ciudadana, ministro de Relaciones Interiores durante cuatro años, y hasta este miércoles fue gobernador del estado Aragua, en el centro norte del país, uno de los más violentos del país. Además, forma parte de la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

El Aissami es abogado y criminólogo egresado de la Universidad de Los Andes (ULA), donde fue alumno del profesor Adán Chávez, hermano mayor del fundador de la revolución bolivariana. Hijo de una familia de origen sirio-libanesa que se asentó en la población de El Vigía, estado Mérida, en los andes venezolanos, este hombre de 42 años siempre ha estado en el ojo del huracán.

publicidad

En octubre de 2010, el narcotraficante venezolano Walid Makled aseguró al diario El Nacional que había pagado 100,000 dólares al hermano del actual vicepresidente, Firaz El Aissami, para manipular a la policía en el estado Aragua. En ese tiempo, Makled llegó a ser el tercer hombre más buscado por la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y Tarek El Aissami era el encargado de coordinar las tareas de los cuerpos de seguridad del Estado en su condición de titular de Relaciones Interiores.

“Me comentó que si yo tenía alguna otra cosa más, algún otro negocio, que le dijera, que él estaba a la orden porque necesitaban dinero. Esas fueron las palabras y las expresiones de Firaz”, declaró Makled, condenado a 14 años de prisión en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Tareck El Aissami, el ascenso meteórico de un chavista radical

Luego de conocerse los señalamientos del capo, el primero que rompió lanzas por la dignidad del funcionario fue el entonces presidente Hugo Chávez.

“Estoy absolutamente seguro de la honestidad, la transparencia y el carácter revolucionario verdadero del ministro Tareck El Aissami (…) Salgo en defensa de mi ministro, mi compañero y amigo, eche pa’ lante Tareck”, reaccionó el mandatario venezolano.

En mayo de 2015, el diario estadounidense The Wall Street Journal incluyó a El Aissami en una lista de funcionarios venezolanos que estarían siendo investigados en Estados Unidos “bajo sospecha de convertir a Venezuela en un centro global de la cocaína”. El diario indicó que el exministro de Finanzas de Chávez, Rafael Isea, que desertó del país en 2013, reveló a las autoridades norteamericanas que Makled “le pagaba” a El Aissami “para enviar cargamentos (de droga) a través de Venezuela”.

publicidad



Antes de que apareciera ese reportaje, El Aissami había advertido que Isea, a quien tachó de “bandido” y “traidor”, estaba “refugiado en Washington y entregado al programa de testigos protegidos a cambio de aportar información basura en contra de Venezuela (…) Es indignante que alguien que fue tan cercano al comandante Chávez esté refugiado y colaborando con Estados Unidos”, insistió.

El Aissami también fue señalado en 2009 por el gobierno de EEUU por presuntamente haber emitido pasaportes venezolanos a organizaciones terroristas como Hamas y Hezbolá.

Las autoridades lo denunciaron además por supuestamente reclutar a jóvenes venezolanos de origen árabe para ser entrenados en campos de Hezbolá en el sur del Líbano.

Además, se le ha acusado de estar detrás de la compra de medios de comunicación independientes de Venezuela como mecanismo de censura.

En mayo de 2016, el diputado opositor Ismael García aseveró que el actual vicepresidente adquirió por medio de terceros el grupo empresarial propietario que edita el periódico de mayor circulación en el país, la antigua Cadena Capriles. “Tarde o temprano tendrás que explicar cómo compraste a través de tus testaferros la Cadena Capriles, yo te conocí como un pata en el suelo”, disparó García en Twitter.

La biografía de El Aissami que difunde el PSUV en su página web destaca que su padre “militó en partidos políticos de izquierda y fue detenido el 4 de febrero de 1992”, fecha en la que Chávez encabezó un golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Igualmente, subraya que su residencia fue objeto en “varias oportunidades” de “allanamientos ilegales durante el régimen represivo de la ‘cuarta república’”, término que utiliza el chavismo para referirse a los 40 años de democracia representativa que antecedieron a su llegada al poder.

publicidad

Perseguido en EEUU, El Aissami pudo ejercer con su nombramiento como vicepresidente de perseguidor. Desde la vicepresidencia de la República controla el Sebin, la policía política que se ha encargado de investigar y detener a distintos líderes de la oposición venezolana. “Pónganse las pilas los terroristas de ultraderecha porque los vamos a desmantelar a toditos”, expresó Maduro tras presentar en sociedad a su estrecho colaborador.

Sólo llevaba unos días en la vicepresidencia cuando Maduro lo puso al frente del denominado “comando nacional antigolpe”, una instancia creada por el presidente venezolano para enfrentar los supuestos planes conspirativos que buscan derrocarlo y a la que la oposición ha acusado de incrementar la cantidad de presos políticos.

Siguiendo las directrices de su jefe y antes de jurar el cargo, el flamante segundo de a bordo en el gobierno bolivariano envió un claro mensaje a sus adversarios: “Es el socialismo la vía para la salvación de la patria, no es el capitalismo, no es la burguesía, no es esta derecha terrorista y criminal”.


Vea también:

Relacionado
El narcotraficante venezolano Walid Makled fue extraditado de Colombia.
Las redes de la droga venezolana
Estos son los casos investigados en Estados Unidos que revelan los presuntos vínculos de funcionarios venezolanos con el narcotráfico y lavado de dinero.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad