Crisis en Venezuela

Maduro sume la economía de Venezuela en la incertidumbre con una brutal devaluación y 3,600% de aumento del salario mínimo

Nicolás Maduro anunció un nuevo paquete de medidas económicas que se juntan con la eliminación de cinco ceros a la moneda a partir del lunes y sumó más confusión a la distorsionada economía venezolana que pocos pueden entender.
18 Ago 2018 – 12:03 PM EDT

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este viernes que habrá un tipo de cambio único que usará como referencia la criptomoneda petro, una medida que implica una devaluación de un 96 % según la tasa oficial del dólar, algo que sume aún más a la población en la incertidumbre.

Maduro dijo que cada petro ahora equivale a los 60 dólares que vale el barril de crudo venezolano, tendrá un valor de 3,600 bolívares soberanos, o 360 millones de los actuales bolívares, lo que implica una nueva tasa de cambio de referencia muy por encima de la oficial vigente y que puede acelerar aún más la hiperinflación.

El petro es la criptomoneda creada por el gobierno de Maduro para tratar de obtener liquidez.

Bajo el único mecanismo de venta de divisas oficiales, el Dicom, muy pocas empresas conseguían dólares a la tasa oficial de 248,832 bolívares en las últimas semanas. El llamado dólar paralelo, que el gobierno descarta como ilegal y a veces inexistente, se cotizaba cerca de los 6 millones de bolívares la tarde del viernes.

Con los anuncios presidenciales se parece oficializar de hecho el cambio a ese nivel, lo que equivale a una devaluación del 96%

"Vamos a establecer un solo tipo de cambio fluctuando anclado al petro y fluctuará también con lo que va a ser el mecanismo económico de anclaje al petro", afirmó Maduro en cadena de radio y televisión la noche del viernes desde el palacio presidencial.

El mandatario ordenó también aumentar 36 veces el salario mínimo, que de ahora en adelante usará como referencia el patrón del petro. Este ajuste, de 3,464%, es el quinto del año y, según la Presidencia, regirá desde el lunes.


Cada trabajador pasará a ganar 1,800 bolívares soberanos, el equivalente de 180 millones de bolívares actuales, según Maduro.

La medida será una enorme carga para las empresas, que en una economía completamente distorsionada deberán de golpe aumentar 36 veces la paga a sus trabajadores.

Maduro dijo que el Estado asumirá por 90 días el "diferencial" del aumento del salario mínimo para todas las "pequeñas y medianas industrias del país", sin detallar el procedimiento.

Así, Maduro formalizó estos anuncios con los que afirma que impulsará a una economía que viene de cuatro años de recesión.


Analistas y políticos advirtieron que las medidas anunciadas por el presidente se traducen en una megadevaluación que poco aliviará la hiperinflación que azota al país que según cálculos hechos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de que se planteara la nueva estrategia alcanzará 1,000,000% este año.

"(Son los) campeones mundiales en desastre económico! (...) No merece ningún venezolano vivir esta tragedia y que sigan estos incapaces destruyendo nuestra patria!", escribió en Twitter el opositor excandidato presidencial Henrique Capriles.


Capriles apuntó que el nuevo precio del dólar de referencia que impuso Maduro se ubica en 6 millones de los bolívares actuales, una tasa próxima a la del mercado negro de divisas.

El mercado negro, por cierto, es prácticamente el único sitio en el que los ciudadanos pueden conseguir dólares debido a que la divisa norteamericana a precio oficial no se consigue.

Maduro no hizo referencia alguna a la eliminación de los férreos controles de precios y de cambio de divisas que rigen la economía venezolana desde hace más de una década. De hecho, dijo que el Estado tenía que retomar el control de la economía, pese a que el gobierno interfiere con fuertes controles en los aspectos más pequeños de la actividad económica.

Las emisiones de dinero sin respaldo se han disparado con el derrumbe de la renta petrolera, que aporta 96% de los ingresos. La producción de crudo cayó más de 50% en una década, según datos de la OPEP, de la que forma parte el país.


Maduro aseguró que reducirán el gasto público y propuso detener la emisión de dinero inorgánico. "Tenemos que (...) eliminar definitivamente la emisión de dinero no orgánico y sustentar la emisión de dinero en la producción de riqueza", aseveró.

Reconversión en puertas

Los anuncios se conocen a pocas horas de una reconversión monetaria que causa incertidumbre en la población, que teme más inflación con la eliminación de cinco ceros a la moneda a partir del lunes.

Maduro anunció una reforma tributaria que incluye un nuevo Impuesto al Valor Agregado (IVA) para bienes de lujo de 16% y reiteró que trabaja en un aumento de la gasolina para cobrarla al precio internacional y así detener las millonarias pérdidas que asume al vender el combustible más barato del mundo.

"Los próximos días serán de mucha confusión, tanto para los consumidores como para el sector privado. Es un escenario caótico", dijo a la agencia Reuters el economista Asdrúbal Oliveros, que asesora empresas desde la dirección de la consultora local Ecoanalítica.

Para comprar pollo, papel higiénico o cualquier cosa en Venezuela tienes que cargar esta ridícula montaña de billetes (Fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad