La OEA pide a Venezuela que restaure el orden democrático en histórica resolución

El organismo convocó una reunión después de que el Tribunal Supremo de Justicia decidiera retirar la inmunidad a los diputados y se atribuyera funciones legislativas propias de la Asamblea Nacional, decisión que causó alarma internacional y que retiró apenas en 24 horas.
4 Abr 2017 – 3:06 AM EDT

La Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió de la "grave alteración inconstitucional del orden democrático" que vive Venezuela en una resolución que adoptó este lunes en la que urgió al gGobierno de Nicolás Maduro que restaure "la plena autoridad" de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Después de una tensa sesión, en la que Bolivia, Venezuela y Nicaragua abandonaron la sala donde se llevó a cabo el debate en la sede del organismo hemisférico en Washington, un total de 17 países de los 21 que estaban presentes aprobaron la resolución. República Dominicana, Bahamas, Belice y El Salvador se abstuvieron.

Se trata del texto más duro aprobado en la OEA contra Maduro y recoge la posibilidad "en la medida que sea necesario" de iniciar "gestiones diplomáticas adicionales para fomentar la normalización de la institucionalidad democrática" incluyendo la convocatoria de una reunión a nivel ministerial.

Fuentes diplomáticas indicaron a la Agencia Efe que la posibilidad de que los cancilleres se reúnan en la OEA para abordar este tema es algo que se está negociando pero para lo que todavía no hay fecha.

El Consejo Permanente de la OEA inició su reunión después de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suprimiera el sábado las acciones con las que un día antes había retirado sus poderes a la Asamblea Nacional, motivo por el que se había convocado la reunión.

La resolución advierte que "a pesar de la reciente revisión de algunos elementos de dichas decisiones, es esencial que el gobierno de Venezuela asegure la plena restauración del orden democrático" y subraya la necesidad de "actuar para garantizar la separación e independencia de los poderes constitucionales".

Apoyo al diálogo

La OEA subrayó su apoyo al diálogo y la negociación para lograr la "restauración pacífica del orden democrático" y se mostró dispuesta a apoyar las medidas que permitan "el retorno al orden democrático a través del ejercicio efectivo de la democracia y el estado de derecho" en el marco constitucional de Venezuela.

El representante de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, advirtió antes de salir de la sala que cualquier cosa que fuera aprobada en esta sesión no sería reconocida por su Gobierno.

La sesión se celebró pese a las objeciones del diplomático boliviano Diego Pary, quien asumió el 1 de abril la presidencia temporal del Consejo Permanente, que rota entre los países miembros, y se negó tanto a que se celebrara la reunión como a presidirla abandonando la sala.

"Restablecimiento de la democracia"

Pese a la tensa jornada, el secretario general del organismo, Luis Almagro, consideró que con la adopción de la resolución " se dio un paso importantísimo para el restablecimiento de la democracia en Venezuela".

Almagro señaló que mientras el Consejo Permanente de la OEA deliberaba "llegaban a 117 la cantidad de presos políticos en Venezuela. No se puede negar que hay un problema y que hay una alteración del orden constitucional", dijo en declaraciones recogidas por The Associated Press.

La tensión se vive en las calles y al menos siete asambleístas opositores fueron agredidos por fuerzas afines a Maduro en los últimos días el marco de las manifestaciones realizadas desde el viernes 31 de marzo, para denunciar el "autogolpe" ejecutado por el presidente venezolano.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Freddy Guevara, celebró la declaración de la OEA que consideró una "resolución histórica".

"Tribunal de inquisición"

El presidente venezolano menospreció la resolución durante una declaración emitida por la noche en cadena obligatoria de radio y televisión, y lamentó que la OEA "se pretenda convertir en un tribunal de inquisición para perseguir a Venezuela"

"No tiene nada que ver con Venezuela, un comunicado insulso inoperativo que lo que sí tiene un efecto en Venezuela es una gran indignación y un gran rechazo, yo llamo al pueblo de Venezuela para que rechacemos esas políticas intervencionista", dijo Maduro.

El mandatario aprovechó su intervención televisiva para decretar tres días extra de vacaciones coincidiendo con la Semana Santa que pasará a tener cinco días festivos, de los que se beneficiarán los 2,8 millones de empleados del sector público.

"He aprobado decretar días feriados para todos los trabajadores públicos el lunes 10, martes 11 y miércoles 12 de la Semana Santa, para que lo aprovechen integralmente con la familia", señaló. Hasta ahora los días de asueto establecidos por ley eran el jueves y viernes de Semana Santa, pero Maduro decretó que el feriado se inicie el lunes.

El mandatario señaló que esta medida, "nos permite entrarle a un conjunto de obras con mayor tranquilidad", agregó sin ofrecer detalles.

A la sesión también acudió la canciller de Argentina, Susana Malcorra, como presidenta pro témpore del Mercosur para explicar que ese organismo declaró el sábado que en Venezuela hay una "ruptura del orden constitucional".

La crítica situación de Venezuela en 10 fotografías

Loading
Cargando galería
Publicidad