null: nullpx
Crisis en Venezuela

Brasil suspende la entrada a venezolanos por tierra debido al alto volumen de inmigrantes

El estado fronterizo de Roraima dice no poder dar respuesta a los cerca de 500 venezolanos que llegan al día a esta zona empobrecida de Brasil.
7 Ago 2018 – 9:18 PM EDT

Brasil suspendió este lunes el ingreso de venezolanos por tierra en la frontera norte, en el estado Roraima, según informaron portavoces de la policía de carreteras que opera en esa región brasileña.

La medida obedece a una decisión de un juez federal que suspendió este domingo el ingreso de venezolanos hasta que un mayor número de inmigrantes de esa nacionalidad sea trasladado al interior de Brasil.

El estado de Roraima, uno de los más pobres del país, lleva meses intentando lograr el cierre porque dice no dar abasto con tantas llegadas de venezolanos. Se estima que ingresan unos 500 venezolanos al día por esa frontera.

Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil, ha recibido unos 50,000 venezolanos, un porcentaje importante de su población, que han elevado significativamente la demanda por los diferentes servicios públicos en la región. La gobernación alega no tener capacidad para atender esa demanda.


La frontera opera con normalidad para brasileños y para viajeros de nacionalidades, y se permite la salida de venezolanos que quieran regresar a su país, informaron los funcionarios.

Esta es la primera vez que la justicia ordena una medida de restricción al ingreso de venezolanos al país, aunque el pedido de cerrar la frontera ya había sido solicitado por el Gobierno de Roraima.

"Decido cautelarmente suspender la admisión y el ingreso en Brasil de inmigrantes venezolanos a partir de la ciencia de esta decisión y hasta que se alcance un equilibrio numérico con el proceso de interiorización y se creen condiciones para una acogida humanitaria en el estado de Roraima", señaló el juez Helder Girão Barreto.

El proceso de mandar a venezolanos a otras partes del país, llamada 'interiorización', tiene el apoyo de diversas agencias de las Naciones Unidas y ha trasladado a 820 inmigrantes venezolanos a ciudades como Sao Paulo, Cuiabá, Brasilia y Río de Janeiro.

El estado norteño había emitido hace semanas un decreto que exigía pasaporte válido para que los inmigrantes venezolanos tengan acceso a servicios como la salud y la educación.


Y otro decreto más reciente posibilitaba la deportación o expulsión de venezolanos involucrados en crímenes y ordenaba la vacunación obligatoria contra el sarampión de todos los inmigrantes venezolanos que se encuentren en territorio brasileño. El juez inhabilitó este último.

En abril de este año, la gobernadora de Roraima, Suely Campos, del conservador Partido Progresista, pidió el cierre temporal de la frontera con Venezuela por la "omisión del Gobierno Federal en cumplir su papel constitucional de control de la frontera, sobrecargando el Estado".

México, Brasil y Venezuela encabezan el listado de las ciudades más peligrosas del mundo

Loading
Cargando galería
Publicidad