null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Un latino iba a declarar contra la MS-13. Antes del juicio, fue asesinado

El asesinato de Wilmer Maldonado Rodríguez dirigió la atención a un cambio en la llamada ley de descubrimiento. Sucedió varias semanas después de que un juez ordenara a los fiscales revelar la identidad de Rodríguez a los abogados de los pandilleros acusados.
8 Feb 2020 – 10:55 PM EST

El homicidio en Nueva York, de quien hubiera sido testigo contra un miembro de la banda MS-13, se convirtió en un nuevo punto crítico en el debate sobre los cambios en la justicia penal promulgados por la Legislatura del estado en 2019.

En días pasados, Wilmer Maldonado Rodríguez, un joven hondureño de 36 años, que fue llamado a testificar contra un miembro de la pandilla MS-13 que lo agredió en 2018, fue hallado muerto. Los hechos se produjeron después de que su identidad fuera revelada durante el proceso judicial.

El Comisionado de Policía del condado neoyorkino de Nassau, Patrick J. Ryder, puso sobre la mesa el dilema. Aunque el abogado defensor del caso, Greg Madey, negó haber revelado la identidad del testigo a su cliente, la situación abre un debate sobre la seguridad en la búsqueda de justicia, especialmente para los testigos no protegidos.


Desde el comienzo del año, cuando los cambios en la legislatura del estado de Nueva York entraron en vigor, los oficiales de policía y fiscales que no están contentos con los cambios han centrado la mayor parte de sus críticas en una revisión de la ley de fianzas del estado, que según ellos ha permitido que los criminales sean libres y cometan nuevas ofensas.

Los partidarios de las leyes revisadas han respondido que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y otros críticos están alardeando de miedo y seleccionando historias negativas para socavar el apoyo público a la fianza y otros cambios.

Asesinado antes de testificar

En octubre de 2018, Wilmer Maldonado Rodríguez intervino para proteger a dos niños que estaban siendo amenazados por miembros de la pandilla MS-13 en Long Island, pero los pandilleros lo apuñalaron y lo golpearon en la cabeza con un bate.

A pesar del asalto, Rodríguez acordó testificar contra los miembros de la pandilla, quienes fueron acusados de asalto e intimidación de testigos como resultado del ataque.

El pasado domingo, Rodríguez fue encontrado golpeado y sin vida fuera de una casa en New Cassel, Nueva York.

Su asesinato dirigió la atención a un cambio en la llamada ley de descubrimiento, que rige cuando los fiscales deben entregar información sobre sus hallazgos de investigación.

Y sucedió varias semanas después de que un juez ordenó a los fiscales revelar la identidad de Rodríguez a los abogados que representaban a los pandilleros acusados de atacarlo, dijeron las autoridades.

Nueva York había sido uno de los 10 estados que permitieron a los fiscales esperar hasta la víspera del juicio para entregar los nombres y declaraciones de los testigos y otras pruebas clave. Según las nuevas reglas, dicha información generalmente debe compartirse dentro de los 15 días posteriores a la lectura de cargos del acusado, aunque los fiscales pueden buscar, y los jueces pueden emitir, órdenes de protección para proteger las identidades de los testigos.

Mira también:

De las prisiones a las calles: las 15 pandillas más peligrosas de EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.