null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Juicio de los sobrinos de primera dama venezolana empezará en noviembre

Durante la audiencia, el juez Paul Crotty les advirtió sobre el "auténtico peligro" de que sus abogados sean pagados por la misma persona. Los imputados aceptaron el riesgo a pesar de que las estrategias de defensa puedan beneficiar solo a uno.
13 May 2016 – 8:39 PM EDT

El 7 de noviembre comenzará el juicio de los sobrinos de la primera dama venezolana Cilia Flores, ambos acusados de asociación delictuosa para importar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

La decisión fue tomada este jueves por un juez de la corte federal de Manhattan. Efraín Campo Flores (de 29 años) y Franqui Francisco Flores de Freitas (de 30 años) comparecieron y aseguraron que continuarán el proceso con sus abogados.

El juez Paul Crotty les advirtió en varias ocasiones del "auténtico peligro" de que pueda existir un conflicto de intereses, dado que ambos defensores están siendo pagados por la misma persona, que no ha sido identificada, refieren medios. El magistrado además los alertó de la posibilidad de que ese tercero pudiera privilegiar intereses opuestos a uno de ellos o a ambos.

Tanto Campos como Flores de Freitas aseguraron entender los riesgos y manifestaron su deseo de proseguir con el juicio. Los imputados además aceptaron el riesgo de que la estrategia legal pueda beneficiar a uno y perjudicar al otro.

Los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron arrestados en Puerto Príncipe, Haití, el 11 de noviembre de 2015 cuando presuntamente intentaban cerrar un acuerdo para traficar cocaína. En los documentos judiciales se describe que las conversaciones para el traslado de la droga a Estados Unidos a través de Honduras se realizaron desde Venezuela.

La fiscalía dispuso este jueves una serie de fechas tentativas para el desarollo del juicio, cuyo inicio también está sujeto a cambios. Antes del 1 de julio deberán ser presentadas las pruebas del caso y los abogados deberán plantear sus respuestas antes del 5 de agosto.

Desde el arresto en 2015, ambos imputados han cambiado de abogados en varias oportunidades. Actualmente, Campo Flores es defendido por Randall Jackson y John Zach, de la firma Boies, Schiller & Flexner LLP. Por su parte, Flores de Freitas es representando por David Rody y Michael Mann, de la firma Sidley Austin LLP.


Lea también:

Publicidad