null: nullpx
Convención Republicana

Los 9 episodios de la convención que 'coronó' a Trump

Un duro discurso antiinmigrante, un candidato oficial a presidente y la omnipresencia de la familia Trump en el escenario son algunas de las cosas que dejó el paso de la fiesta republicana por Cleveland.
22 Jul 2016 – 1:03 AM EDT

CLEVELAND, Ohio- Además de sellar la fórmula presidencial Donald Trump y Mike Pence, la Convención Nacional mostró que el candidato a presidente no bajará el tono en oratoria contra los indocumentados.

Al aceptar la candidatura del Partido Republicano durante el cierre del evento de cuatro días, Trump dio su discurso más agresivo sobre inmigración.

"Los estadounidenses quieren un alivio de la inmigración descontrolada", dijo el magnate.

Además del candidato, la mayoría de las voces que sonaron en el escenario de Cleveland reafirmaron el deseo de fronteras cerradas que Trump postula.

Tampoco faltaron los escándalos, las rupturas de protocolo y una buena cuota de show, una mezcla que parece seguir al candidato a donde vaya.

Estas son algunas de las instantáneas que dejó la fiesta republicana de Ohio .

1- El muro cada vez más alto

La plataforma aprobada por el Partido Republicano esta semana respaldó la propuesta de Donald Trump de construir un muro en la frontera con México.

"Apoyamos la construcción de un muro a lo largo de nuestra frontera sureña y la protección de todos los puertos de entrada", reza el texto de la plataforma. "El muro de la frontera debe cubrir la totalidad de la frontera en el sur y debe ser suficiente para detener el tráfico de vehículos y peatones".

En su discurso de cierre de la convención, Trump destacó que "casi 180,000 inmigrantes ilegales con antecedentes penales, con órdenes de deportación, deambulan hoy libres como amenaza a nuestros ciudadanos pacíficos".

Lejos de moderar el tono, Trump dio uno de sus discursos más duros y vinculó la inmigración con los altos índices de criminalidad y de terrorismo -que él asegura- hay en varias partes del país.

El magnate reafirmó su promesa de construir un muro en la frontera con México y se preguntó en "dónde están las ciudades santuario para aquellos que murieron a manos de inmigrantes ilegales".

2- La noche que Ted Cruz se robó el show

Después de unas agrias primarias en las que Ted Cruz y Donald Trump llegaron a los insultos, el senador por Texas aceptó subirse al podio como orador en la convención. Contrario a hacer las paces, con su discurso durante la tercera noche del evento se caldearon más los ánimos al abstenerse de dar su apoyo a Trump.



Segundos antes de que Cruz terminara de hablar -y a medida que se intensificaban los abucheos de los delegados al ver que no se pronunciaba a favor del candidato-, Trump logró desviar la atención con una entrada inesperada al estadio.

“No voy a llegar como un perro servil después de que atacan a mi esposa”, dijo Cruz al día siguiente.

3- El discurso plagiado de Melania

Melania, la silenciosa esposa de Donald Trump, marcó su primera intervención pública con un discurso empañado por un escándalo de plagio y una confesión inesperada.

Minutos después de terminar su presentación ante miles de asistentes de la convención, diferentes medios encontraron similitudes entre sus palabras y las de Michelle Obama en 2008. La campaña de Trump se vio obligada a emitir una confusa aclaración.



Una integrante de la campaña, Meredith McIver, admitió su responsabilidad y en un comunicado dijo que presentó su renuncia, pero Trump no la aceptó. La carta de McIver explica que se inspiraron en la primera dama porque es una persona que "siempre le ha gustado" a Melania.

4- La omnipresencia de Trump

Donald Trump adora ser el centro de atención y lo ha sido desde que lanzó formalmente su campaña en 2015. En la Convención Republicana de Cleveland no fue distinto.

De nada sirvieron los protocolos que indican que el candidato presidencial solo aparece en su discurso de aceptación de la candidatura en la última de las cuatro noches que dura el evento.



La primera noche las puertas en el escenario del Quicken Loans Arena se abrieron y como si se tratara de un show televisivo, la silueta de Trump se dibujó mientras se escuchaba la canción del grupo Queen 'We are the champions'. Hizo una aparición fugaz en la que presentó a su esposa Melania como “la próxima primera dama de EEUU”.

La segunda noche, en la que la votación de los delegados le otorgó 1725 votos, irrumpió en el escenario a través de un mensaje de agradecimiento en video.

Durante la tercera jornada, Trump desdibujó a Ted Cruz en pleno cierre de su discurso. El millonario apareció en los altos del estadio y todos los reflectores y las miradas apuntaron hacia él. Luego, no pudo resistirse al escenario y cuando su elegido como compañero de fórmula, Mike Pence, cerró su alocución, entró a abrazarlo con un airkiss incluido.

En la última noche, sus palabras de aceptación fueron mucho más largas que lo acostumbrado. Se trató de uno de los discursos más largos de un candidato, con una duración de más de una hora.

5- El Trump de cada día

Para no dejar dudas de que esta era la convención de Trump, la otra gran estrella fue su familia: su esposa y sus cinco hijos.

Melania fue la principal oradora de la inauguración. El martes, Donald Jr. y Tiffany fueron "los Trump de cada día". El miércoles, lo hizo Eric Trump, y el jueves, previo a su discurso de aceptación, la más renombrada de sus hijos, Ivanka.

6- Cleveland no ardió

A donde va Donald Trump suele haber tensión. Con cerca de 2,500 policías traídos de otros estados y la compra de 2,000 equipos antidisturbios, Cleveland se preparaba para lo peor durante la Convención Republicana.

Las recientes tensiones raciales, dos ataques contra policías y atentados terroristas a nivel internacional servían de marco para la gran cita de los republicanos. Y con muchos manifestantes anunciando su presencia en las calles de la ciudad había temores de que Cleveland ardiera en protestas.

Pero no fue así. No hubo manifestaciones multitudinarias ni grandes choques violentos. En algunos casos, había más cámaras de televisión que manifestantes.

7- La convención blanca

Al recorrer el estadio Quicken Loans Arena o ver los oradores que se subían al podio, era evidente que los hispanos, negros y otras minorías se contaban con los dedos de la mano.

Consultada respecto a la lista de oradores, Helen Aguirre Ferré, portavoz hispana del Partido Republicano, envió a Univisión Noticias un correo en el que mencionaba a cinco oradores hispanos de un total de unos 70 que hablaron en la convención.


8- Mike Pence, el fiel candidato a vicepresidente

Mike Pence, gobernador de Indiana conocido por su postura antiinmigrante, se puso el traje de compañero de fórmula de Trump durante la convención. Habló después de que Ted Cruz hiciera el desplante de la noche al candidato oficial.

Pence lució sus credenciales conservadoras. En un intento por acercarse a los evangélicos, parte de los enfadados seguidores de Cruz, se presentó como un "cristiano".

Es un político con un perfil más convencional y conservador que Trump, lo que puede ayudar a llenar algunas de las carencias del candidato oficial.

9- La última rebelión falló... pero las divisiones siguen latentes

El movimiento #NeverTrump resultó ser más débil de lo que presumía. La facción anti-Trump dentro del partido sufrió su derrota más grande cuando el Comité de Reglas enterró la posibilidad de liberar a los delegados para que no fueran obligados a votar por el magnate.

Hubo una protesta en el primer día del evento, rumores de conspiraciones... y al final, Trump fue nominado candidato republicano a la presidencia casi sin sobresaltos. Pero las heridas que abrió su triunfo siguen abiertas en el partido.


Lea más:


Más contenido de tu interés