Condenas

Condenan a 20 años de cárcel al dictador argentino Bignone por Plan Cóndor

La Justicia argentina condenó a penas de entre 8 y 25 años de prisión a 15 acusados por la represión coordinada entre las dictaduras militares del Cono Sur durante los años 70 y 80 mediante el Plan Cóndor.
27 May 2016 – 6:36 PM EDT

El último dictador argentino, Reynaldo Bignone (1976-1983), fue condenado este viernes por un tribunal federal a 20 años de prisión por los crímenes cometidos en el llamado Plan Cóndor.

El tribunal condenó además a penas de entre 8 y 25 años de prisión otros 14 exmilitares por la desaparición de más de un centenar de personas en el marco de la represión coordinada entre las dictaduras sudamericanas.

Se trata de una sentencia histórica puesto que es la primera vez que un tribunal da por probado que el Plan Cóndor operó como una asociación ilícita entre las dictaduras de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay para eliminar disidentes entre mediados de la década de 1970 y principios de los ochenta.

El Tribunal Oral Federal 1 de Buenos Aires condenó a Bignone a dos décadas de cárcel por considerar que concurre como autor "penalmente responsable del delito de asociación ilícita" y como autor penalmente responsable en el delito de privación ilegitima de libertad cometida como funcionario publico "con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescritas por la ley", reiterado en 4 oportunidades.

La de hoy es la sexta condena que afronta Bignone, de 88 años y actualmente en prisión, por crímenes en aquella época.

Entre los condenados está el uruguayo Manuel Juan Cordero Piacentini, quien recibió una condena de 25 años por la privación ilegítima de la libertad del hijo y la nuera del poeta uruguayo Juan Gelman.

Dos de los acusados fueron absueltos.

En el juicio oral que comenzó en 2013, se tomaron en consideración 105 víctimas de las cuales 45 eran uruguayos, 22 chilenos, 13 paraguayos, 11 bolivianos y 14 argentinos.

De acuerdo con la demanda, el secuestro y posterior asesinato de estos disidentes fue posible por la coordinación represiva entre las fuerzas armadas y de inteligencia de los países sudamericanos a partir de 1975.

Parte del entramado del Plan Cóndor salió a la luz por la desclasificación de documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos y del denominado "Archivo del terror" de Paraguay, además de expedientes de la inteligencia militar de Argentina y Chile, entre otros.


RELACIONADOS:CondenasArgentinaDerechos humanos
Publicidad