null: nullpx
Juicios

Dejan en libertad a dos hombres que pasaron 43 años en la cárcel por un crimen que no cometieron

Clifford Williams y su sobrino Natham Myer tenían 33 y 18 años de edad cuando fueron condenados a pena de muerte y cadena perpetua por un asesinato en 1976. Pero tras revisar su caso de nuevo una junta de Florida encontró serias inconsistencias y omisiones, y ordenó su libertad.
29 Mar 2019 – 5:17 AM EDT

Clifford Williams y su sobrino Natham Myer tenían 33 y 18 años de edad, respectivamente, cuando fueron condenados a pena de muerte y cadena perpetua en 1976 por un asesinato que no cometieron.

Hoy, luego de 43 años de aquellas sentencias y tras una revisión de su caso por un comité de revisión de condenas de la Oficial del Fiscal del Estado en Florida, están en libertad al determinarse que ya no hay confianza en la culpabilidad de los acusados", según un informe sobre la investigación del estado.

Williams tiene ahora 76 años y Myer 61.


El crimen por el cual fueron injustamente condenados fue la muerte a tiros de Jeanette Williams en mayo de 1976, que no estaba emparentada con Clifford Williams, a quien le alquilaba un apartamento.

Nina Marshall, quien algunos testigos dijeron que mantenía una relación romántica con Jeanette Williams en ese momento, estaba en la cama con ella y también fue disparada por el agresor, pero sobrevivió, escapó del apartamento y llamó a un auto que pasaba para pedir ayuda.

El caso se basó en gran medida en la versión del tiroteo que dio Marshall a la policía, que, según señalan los investigadores en el informe, "cambió significativamente con el tiempo".

El testigo principal del caso dijo en el juicio que había visto a dos atacantes disparar dentro del dormitorio contra la víctima, aunque las pruebas balísticas indicaron que solo se uso un arma.

Docenas de personas que estaban en una fiesta cercana dijeron que escucharon los disparos, y que los sospechosos estaban en la celebración, pero ninguno de ellas fue llamada a testificar durante el juicio.

Otra persona había confesado el asesinato

A pesar de las evidencias y la historia cambiante del testigo principal, dos hombres fueron condenados.

"Me siento muy feliz y muy triste porque me tomó 43 años", dijo Margaret Good, la abogada que representó a Clifford Williams durante su apelación, reseña ABC News.

Good, que se jubiló el año pasado, dijo que "acababa de empezar en la oficina del defensor público" meses antes de que se le asignara su caso.

La abogada refirió que varias pruebas, incluyendo los datos de balística y el testimonio de los testigos, no fueron presentadas en el juicio original, no era parte del registro y "en la apelación sólo se obtiene lo que está en el registro".

Natham Myers fue quien finalmente logró salir de la cárcel y también y sacar a su tío después de leer un artículo periodístico en prisión sobre la creación de una unidad en Florida para revisar las condenas estatales injustas, a la que escribió una carta detallando su caso.

En esa carta, incluyó una copia de una declaración jurada de un hombre que dijo que otra persona -Nathaniel Lawson, ahora fallecido- había confesado el asesinato de 1976.

"Aunque ningún elemento de prueba exonera al acusado Myers o al acusado Williams, la revisión de todas las pruebas, la mayoría de las cuales el jurado nunca escuchó ni vio, no deja confianza duradera en las condenas o en la culpabilidad de los acusados", señala el informe final que los deja en libertad.


RELACIONADOS:Juicios CondenasFloridaPresos
Publicidad