null: nullpx
Asilo Político

Human Rights Watch advierte que la orden ejecutiva de Trump no alivia la crisis en la frontera

El grupo de derechos humanos previene que el Departamento de Defensa no es un proveedor de cuidados infantiles y que las familias detenidas permanecerán encarceladas indefinidamente.
23 Jun 2018 – 8:05 AM EDT

La orden ejecutiva que firmó esta semana el presidente Donald Trump donde pone fin a la separación de menores en la frontera, sigue dejando serias dudas porque no aclara qué sucederá con los más de 2,300 niños arrebatados por las autoridades federales luego que a sus padres les formularan cargos criminales por ingreso ilegal a Estados Unidos.

El viernes, dos días después de que el mandatario modificara parte de su política de tolerancia cero y pidiera al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) parar las separaciones de niños, la organización Human Rights Watch (HRW) advirtió que el nuevo decreto “probablemente no cambie nada” el futuro inmediato de los más de “ 2,300 o más niños arrebatados de los brazos de sus padres” a partir del 9 de mayo.

“Los funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), que se ocupan de los niños migrantes no acompañados una vez que dejan de estar bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza (CBP), enviaron mensajes contradictorios y no es claro si la orden ejecutiva será ejecutada retroactivamente”, dijo Michael García Bochenek, asesor jurídico principal de la División de Derechos del Niño de HRW.

El asesor jurídico dijo además que “no sabemos cómo o si el gobierno reunificará a las miles de familias que ya han sido separadas”.

García también previno que “Trump señaló que la orden podría no tener efecto hasta que su gobierno pueda eludir una orden judicial que establezca límites de tiempo a la detención de niños”, en referencia al acuerdo Flores de 1997, que prohíbe al gobierno privar de libertad a menores de edad.


Cárcel indefinida

García advierte que la orden ejecutiva “sustituye un enfoque perjudicial por otro” y que, “en lugar de separar por la fuerza a las familias, las detendría juntas de manera indefinida”.

Dijo además que el decreto “coloca a las familias detenidas bajo la custodia del Departamento de Defensa, no del Departamento de Seguridad Nacional (que actualmente supervisa la detención migratoria familiar) o de Salud y Servicios Humanos (que ostenta la custodia de niños no acompañados)”, decisión que aumenta los temores sobre el futuro de estas personas que llegan a Estados Unidos en busca de asilo.

“Las fuerzas armadas no son proveedoras de cuidados infantiles y no deberían serlo”, puntualizó el director. “No está claro qué harán (las Fuerzas Armadas) con las familias que de repente tienen la responsabilidad de cuidar, aunque la “ciudad de carpas” levantada de manera apresurada en Tornillo, Texas, puede ofrecer alguna pista”.

La denominada ciudad de las carpas fue erigida por el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) en Tornillo, una zona desértica de Texas. Al 19 de junio el recinto contaba con 360 camas y el proyecto señala que el número será expandido. Sirve para albergar a los niños que el gobierno de Trump ha estado separando de sus familias en la frontera luego de ponerles a sus padres cargos criminales.


Daños irreparables

HRW también dijo estar preocupada por la salud de los menores migrantes separados, y por aquellos que son y serán detenidos indefinidamente por el gobierno de Trump.

“Sabemos lo que la detención indefinida afecta a los niños y sus familias. Encerrar a los niños tiene consecuencias psicológicas devastadoras y duraderas, incluso cuando los niños permanecen detenidos durante períodos relativamente cortos. El impacto adverso es aún más pronunciado para los niños que han huido de amenazas de muerte, violencia u otros daños graves”, indicó García.

El director añadió que “la detención indefinida es particularmente perjudicial” y dijo que “la investigación muestra claramente que la incertidumbre causa una angustia profunda. Esto concuerda con lo que HRW ha escuchado en las entrevistas: las familias en detención prolongada e indefinida en Estados Unidos describieron depresión, ansiedad y pensamientos suicidas”.

“La detención de menores causa un trauma indefinido", remarcó. "Que no nos engañen y busquen que aceptemos una falsa alternativa, al final es solo una forma diferente de perjudicar a las familias que buscan seguridad”, puntualizó.


Política peligrosa

Tras el primer aviso comunicado por Sessions en octubre del año pasado, de restringir el asilo junto con poner en marcha una política de tolerancia cero en la frontera, el grupo HRW advirtió en ese momento que el cambio que el gobierno de Trump intentaba hacer “afectaría gravemente la capacidad de Estados Unidos para ofrecer refugio a personas que necesitan desesperadamente protección”.

“Las propuestas del presidente Trump exacerbarían las fallas existentes para proteger los derechos humanos fundamentales dentro del sistema de inmigración estadounidense al disminuir la protección para los niños migrantes y refugiados, y al aumentar significativamente el presupuesto para contratar a más agentes de inmigración y financiar la detención de inmigrantes, que ya recibe cuantiosos fondos con pocas medidas significativas para evitar que se cometan graves abusos”, agregó.

Ocho meses más tarde, los temores del grupo de derechos humanos se convirtieron en realidad. “Expone a mucha gente a riesgos enormes porque los regresará a los países de los cuales huyeron”, indicó a Univision Noticias Clara Long, investigadora del programa sobre Estados Unidos de HRW.

“Hemos documentado casos, entre ellos de personas que realmente han corrido riesgos graves de los cuales las autoridades locales no pueden protegerlas”, puntualizó.

“Cuando vemos la decisión de Sessions, lo que presenciamos es un intento de negar a más personas el asilo. Todo nos indica que el gobierno de Trump está buscando maneras de restringir la entrada de latinos. Cuando lo vemos en contexto todo lo que se está haciendo, se mira como una estrategia de supremacía blanca”, precisó Long.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés