null: nullpx
Armas

La revisión de antecedentes para la compra de armas marcó un récord en el Black Friday (pese a que Trump ganó)

Los descuentos del llamado Viernes Negro suelen impulsar las ventas de armas en EEUU. Pero tras el triunfo electoral de Donald Trump, un ferviente partidario del derecho a tener armas, se esperaba una caída en estas ventas.
29 Nov 2016 – 1:32 PM EST

Tras el triunfo electoral del republicano Donald Trump, un vehemente partidario del derecho a tener armas, se esperaba que las compras de éstas se redujeran en este Black Friday. Sin embargo, el FBI reportó un nuevo récord de verificación de antecedentes criminales para comprar armas ese día.

Esa agencia detalló que procesó 185,713 pedidos de verificación de antecedentes en el llamado Viernes Negro en el que los comercios estadounidenses brindan jugosos descuentos, de acuerdo a Fortune. Fueron 400 verificaciones más que en el mismo día del año pasado.

Si bien la verificación de antecedentes no implica que una persona concretó la compra de un arma, esa cifra es tomada como una referencia dado que no existe una base de datos para los compradores de armas.

Las tiendas que cuentan con licencia para vender armas deben verificar los antecedentes de una persona interesada en adquirir una.

Las compras de armas habitualmente alcanzan un récord durante el Black Friday. Pero este año se esperaba que esto no sucediera tras el incremento interanual del 15% registrado en octubre, antes de los comicios presidenciales del 8 de noviembre, según Fortune.

Ese mes, los estadounidenses partidarios de la tenencia de armas compraron pistolas, rifles y demás en parte por los temores a que la demócrata Hillary Clinton modificara las normas para tenerlas si se hacía con la presidencia.

La tenencia de armas y la campaña electoral

Durante la campaña, Trump repitió sin cesar que su contrincante aboliría la Segunda Enmienda de la Constitución que ampara el derecho a portar armas. Incluso dijo en un evento que solo "la gente de la Segunda Enmienda" podía detener a la ex secretaria de Estado.

La influyente Asociación Nacional del Rifle también azuzó los ánimos con un anuncio en el que aseguró que Clinton era una "hipócrita" que dejaría a los estadounidenses "indefensos".

Sin embargo, si bien ha moderado la firme postura a favor del control de armas que expresó a fines de la década de 1990, Clinton nunca incluyó en sus propuestas electorales la derogación de la Segunda Enmienda ni algún programa para quitar las armas a quienes ya las tienen.

Publicidad