null: nullpx
Armas

El hombre en el centro del escándalo Irán-Contras será el nuevo presidente de la NRA

Oliver North, actualmente analista político de Fox News, dirigirá el grupo de cabildeo a favor del uso sin restricciones de armas de fuego en Estados Unidos. Pese a su polémico pasado, la NRA afirma que es el hombre llamado a liderar la junta directiva de la asociación.
7 May 2018 – 03:07 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Oliver Noth, actualmente analista del canal Fox News y figura central del escándalo Irán-Contras será el nuevo presidente de la Asociación Nacional del Rifle, (NRA por sus siglas en inglés).

"Oliver North es, sin lugar a dudas, la mejor opción para liderar la junta directiva de la NRA, para comprometerse completamente con nuestros miembros y para dar la cara y luchar por las grandes libertades que ha defendido toda su vida", dijo el actual presidente Wayne LaPierre en un comunicado.

LaPierre comparó a North con otro presidente de la NRA, el actor Charlton Heston, y agregó que dentro de las próximas semanas se retitará de su posición en Fox News.

El caso Irán-Contras, también conocido como el 'Irangate' o el 'Contragate' fue un escándalo político ocurrido durante la segunda presidencia de Ronald Reagan, donde altos funcionarios de ese gobierno republicano secretamente facilitaron la venta de armas a Irán, que en ese entonces era blanco de un embargo. Al mismo tiempo estos funcionarios estaban dando fondos de esa venta ilegal de armas a la Contra en Nicaragua que combatía a la guerrilla sandinista.


Uno de los objetivos de la venta de armas a Irán era posibilitar la liberación de rehenes estadounidenses en Líbano, quienes estaban retenidos por la guerrilla proiraní del hezbolá.

Bajo la llamada Doctrina Reagan, la CIA entrenó y asistió no solo a grupos anticomunistas en Nicaragua, sino también en otras partes del mundo.

El escándalo Irán-Contras se produjo como consecuencia de que el gobierno republicano se vio imposibilitado en dar fondos a estos grupos luego de que el Congreso de mayoría demócrata aprobara la llamada Enmienda Boland, que imponía restricciones a las operaciones de la CIA y el Departamento de Defennsa en Nicaragua.

Oliver North teniente coronel retirado y exinfante de marina, estuvo mayormente a cargo de esa operación de venta de armas a Irán. Para ello utilizó intermediarios que pagaron por el armamento y cuyo dinero fue a parar al financiamiento de los Contras nicaragüenses.

Todo se destapó cuando en un correo electrónico dirigido al consejero de Seguridad Nacional de Reagan, John Poindexter, North le dijo que el general panameño Manuel Noriega podría ayudar en el sabotaje al partido gobernante de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional. North supuestamente sugirió que a Noriega se le pagara un millón de dólares en efectivo, desde los fondos del llamado 'Project Democracy' obtenidos de la venta de armas estadounidenses a Irán.

Tras una investigación se determinó que Reagan y su vicepresidente George HW Bush estuvieron al tanto de la operación de venta de armas y apoyo a los Contras con ese dinero, además lo encubrirla. Sin embargo, su grado de responsabilidad nunca pudo determinarse.

Aunque North fue encontrado culpable de esa operación ilegal, junto a otros dos funcionarios, las condenas fueron anuladas y luego revocadas. Además, todos los cargos en su contra fueron eliminados en 1991.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:ArmasIránEstados Unidos

Más contenido de tu interés