null: nullpx
Armas Nucleares

Informe de la ONU revela que Corea del Norte no ha detenido su programa nuclear

Expertos independientes analizaron durante seis meses el comportamiento de Pyongyang y descubrieron que sigue desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad y ha intentado suministrar armas y otros equipos militares a través de intermediarios extranjeros, según el reporte al que tuvieron acceso las agencia Reuters y AFP.
4 Ago 2018 – 11:02 PM EDT

Corea del Norte no ha frenado su programa nuclear y de misiles a pesar de las sanciones que le impuso la Organización de las Naciones Unidas (ONU), detalla un informe confidencial del organismo que fue revisado este viernes por las agencias de noticias Reuters y AFP.

"No ha detenido sus programas nucleares y de misiles y continúa desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad a través de un aumento masivo en las transferencias ilícitas de productos derivados del petróleo, así como a través de transferencias de carbón en el mar durante 2018", se lee.

El reporte de la ONU, de más de 100 páginas, es el resultado de seis meses de trabajo y fue realizado por expertos independientes que analizaban la implementación de las medidas adoptadas por la ONU. Fue enviado de inmediato este viernes al comité de sanciones contra Corea del Norte del Consejo de Seguridad.

Asegura además que el régimen de Pyongyang "intentó suministrar armas de pequeño y mediano porte y otros equipos militares a través de intermediarios extranjeros" a Libia, Yemen y Sudán.


El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en diciembre de 2017 una resolución patrocinada por Estados Unidos para ampliar y endurecer las sanciones contra Corea del Norte. Contemplaban entonces un recorte más fuerte en el acceso de ese régimen a productos petroleros. Asimismo, ordenaba la repatriación de norcoreanos que trabajaran fuera del país.

Argumentaron entonces que los ingresos obtenidos por muchos de esos trabajadores en lugares como Rusia o China son utilizados por el régimen de Kim Jong Un para financiar su programa nuclear y de misiles.

La medida punitiva fue aprobada por unanimidad y se convirtió en la tercera ronda de sanciones impuestas en 2017 contra el régimen de Pyongyang para presionarlo a negociar su desnuclearización.

El nuevo documento de la ONU se conoce al mismo tiempo que desde Singapur el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, insistió en el tema de que la comunidad internacional debe mantener "la presión diplomática y económica" sobre Pyongyang mientras no abandone por completo sus armas nucleares.

Pompeo es el reponsable de las negociaciones para que la Península cumpla con los compromisos que adquirió tras la cumbre del presidente Donald Trump y el líder Kim Jong Un el pasado junio. En ella, Kim prometió la desnuclearización completa y Estados Unidos se comprometió a hacerle un seguimiento al proceso.

Corea del Norte aseguró en julio tras un encuentro de seguimiento con Pompeo que las conversaciones con el secretario de Estado habían sido"lamentables" porque, dijeron, se ejercían presiones "unilaterales" y al "estilo de un gánster" para forzar la desnuclearización de la Península.


Esta semana se conoció a través de un reporte del diario The Washington Post que las agencias de inteligencia estadounidense aseguraron que Corea del Norte está produciendo un nuevo misil en la misma fábrica en la que construyó el primer misil balístico intercontinental capaz de llegar a Estados Unidos. Eso dijo al diario una fuente familiarizada con el tema.

Lo detectaron a través de fotos satelitales tomadas en las últimas semanas en un centro de investigaciones en Sanumdong, a las afueras de Pyongyang, según los funcionarios que hablaron al diario en condición de anonimato. Fue allí donde se produjeron dos misiles balísticos (ICBM), incluido el poderoso Hwansong-15.

Hwasong-15: el último y más poderoso modelo del programa de misiles de Corea del Norte (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad