null: nullpx
Armas Nucleares

Pompeo anuncia que EEUU se retira de un acuerdo clave con Rusia para el control de armas nucleares

El secretario de Estado indicó este viernes que la medida será efectiva desde este sábado y supone una brusca ruptura con la política de no proliferación nuclear. La Unión Europea había pedido que se mantuviera un diálogo para evitar una situación similar a la de la Guerra Fría.
1 Feb 2019 – 8:48 AM EST

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció oficialmente este viernes que Estados Unidos se retira de un acuerdo con Rusia para el control de armas nucleares y que la decisión será efectiva desde este sábado.

"Estados Unidos suspenderá sus obligaciones bajo el tratado INF (Tratado de Eliminación de Misiles Nucleares de Mediano y Corto Alcance) el 2 de febrero", lo que puede llevar a su retirada completa del acuerdo dentro de seis meses, dijo Pompeo en una conferencia de prensa en Washington.


Poco después de este anuncio, el presidente Donald Trump dijo que su administración comenzará a desarrollar "opciones de respuesta militar" y trabajará con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para adaptarse a la nueva situación generada tras la suspensión estadounidense de su participación en el INF.

"Desarrollaremos nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros aliados y socios para negar a Rusia cualquier ventaja militar derivada de su conducta ilegal", dijo Trump en un comunicado.

A finales de octubre, el presidente ya había adelantado su decisión. "Rusia ha violado el acuerdo. Lo han estado violando durante muchos años y no sé por qué el (ex) presidente (Barack) Obama no negoció ni se retiró", aseguró el mandatario entonces tras un mitin en Nevada.

La medida supone una brusca ruptura con la política de no proliferación nuclear. El 8 de diciembre de 1987, el entonces presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, y el estadounidense, Ronald Reagan, firmaron en Washington el INF.

Se trató del primer acuerdo para reducir los arsenales nucleares, que condujo a la eliminación en 1991 de todos los misiles balísticos y de crucero de mediano y corto alcance de ambas potencias, un paso clave para poner fin a las tensiones de la Guerra Fría.

La acusación contra Rusia

El presidente Trump ha acusado en el pasado a Rusia de violar el acuerdo "durante muchos años" para justificar su retirada. Washington dio en diciembre a Moscú un plazo de 60 días para que destruyera un nuevo tipo de misil de crucero que supuestamente vulnera el acuerdo, mientras que Moscú insiste en que no ha incumplido sus obligaciones.

La OTAN considera que la falta de una respuesta creíble de Rusia sobre este nuevo modelo de misil supone una violación del INF.

Contra la petición de la UE

Ante la previsible retirada, la Unión Europea había pedido a Washington y Rusia mantener un directo para preservar el tratado. Los líderes europeos mostraron su preocupación ante la posibilidad de una nueva Guerra Fría, periodo en el que Europa fue escenario de una disputa entre las superpotencias y existía el temor real a un conflicto nuclear entre los dos bloques.

"No queremos vernos nunca más como campo de batalla o como lugar en el que superpotencias se enfrentan, esto ha quedado muy atrás en la historia. El acuerdo INF y la Unión Europea han contribuido a superar esto para siempre", declaró a la prensa la alta representante de Política Exterior europea, Federica Mogherini, citada por la agencia EFE.

"Valoramos mucho (el acuerdo) y esperamos e instamos a que este tratado se mantenga con pleno cumplimiento por ambas partes", agregó al final de la reunión informal en Bucarest.

El arma que preocupa a EEUU y Europa: así es el nuevo misil nuclear 9M729 de Rusia (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad