null: nullpx
Crisis en Venezuela

Régimen de Maduro libera tres presos políticos antes de que llegue la visita de Bachelet a Venezuela

El diputado opositor Gilber Caro, encarcelado casi dos meses, y dos hombres que permanecieron 14 meses tras las rejas, fueron puestos en libertad la noche del lunes, pero aún permanecen confinadas 715 personas por razones políticas, según la organización Foro Penal.
18 Jun 2019 – 5:45 AM EDT

Tres presos políticos, entre ellos un diputado opositor, entre los centenares que mantiene el régimen de Nicolás Maduro, fueron excarcelados la noche de este lunes en vísperas de la visita al país suramericano de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

El diputado suplente Gilber Caro fue liberado tras permanecer detenido casi dos meses en una de las sedes capitalinas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), indicó la Asambea Nacional, de mayoría opositora, a través de su cuenta de Twitter.

Caro fue detenido el 26 de abril por miembros del Sebin cuando se encontraba en un restaurante del este de la capital. En el 2017 el diputado fue arrestado por primera vez tras ser acusado de participar en un supuesto complot contra el gobierno, y a mediados del 2018 salió en libertad gracias a un proceso promovido por las autoridades para liberar a presos políticos.

A su salida de prisión el diputado Caro fue recibido por un grupo de oficialistas y opositores que integran el Grupo de Boston, creado en 2002 e integrado por legisladores venezolanos y estadounidenses.

Con un maletín y vestido con ropa deportiva, el parlamentario de 45 años, sonriente, los abrazó antes de intercambiar unas breves palabras en una sala.

“La puerta giratoria de nuestros presos políticos sólo se frenará en democracia”, tuiteó el presidente del parlamento Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, al celebrar la excarcelación de su compañero de partido.

De igual forma fueron liberados Melvin Farías y Junior Rojas tras permanecer detenidos 14 meses en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), anunció por la misma red social el activista Alfredo Romero, director de la organización humanitaria local Foro Penal, que cifra en 715 el número presos políticos en Venezuela, de los cuales unos 600 son civiles y el resto militares.


"Para nosotros es fundamental que en esta visita la Alta Comisionada Michelle Bachelet exija la liberación total de los presos políticos", sostuvo Romero en conferencia de prensa.

Farías y Rojas fueron detenidos en abril del 2018 luego de un confuso incidente en un centro comercial de la capital en el que estuvo involucrado el hijo de un funcionario.

La justicia bajo férreo control del régimen socialista procesa a otros 15 legisladores opositores por el fallido alzamiento militar contra Maduro el pasado 30 de abril, a quienes en un procedimiento rápido se les arrebató el fuero parlamentario para enjuciarlos en tribunales ordinarios.

Uno de los congresistas, Édgar Zambrano, primer vicepresidente del parlamento, está detenido en una instalación militar de Caracas, mientras los demás diputados procesados se encuentran refugiados en embajadas o en la clandestinidad.


La liberación de estos tres presos liberados ocurre 48 horas antes de la llegada de Bachelet, quien estará en Caracas del 19 al 21 de junio. La expresidenta chilena tiene previsto reunirse por separado con el gobernante Nicolás Maduro y con Juan Guaidó.

Bachelet también sostendrá encuentros con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, ambos sujeto de sanciones por parte de Estados Unidos, y con víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares.

A principios de marzo la alta comisionada envió un equipo técnico que estuvo en Caracas y dos ciudades del interior durante casi dos semanas para evaluar la situación de los derechos humanos y las condiciones para su visita.


La misión efectuó el viaje poco antes que la funcionaria presentara un informe oral sobre Venezuela en el que manifestó preocupación por la “magnitud” y “gravedad” de la repercusión de la crisis económica y política del país sobre los derechos humanos, y sostuvo que las sanciones económicas que recibió la corporación petrolera estatal podrían agravar la situación

La Alta Comisionada podrá constatar la política del gobierno a favor de los derechos humanos y "las repercusiones negativas generadas por las medidas coercitivas unilaterales impuestas al país", señaló el gobierno venezolano en un comunicado, aludiendo a sanciones de Estados Unidos.

La angustiosa espera de estos niños venezolanos por un trasplante de médula en medio de la crisis humanitaria (en fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad