null: nullpx
Cuba

Raúl Castro renuncia al liderazgo del Partido Comunista de Cuba

El Partido Comunista de Cuba celebra su Congreso nacional, solo el octavo en seis décadas de gobierno en la isla, pero resta importancia al momento histórico, al tiempo que subraya "somos continuidad" como lema de la reunión. (Read this article in English)
16 Abr 2021 – 04:03 PM EDT
Comparte
Raúl Castro saluda a los delegados del Congreso del Partido Comunista de Cuba reunidos en el centro de convenciones en La Habana, mientras que el presidente Miguel Díaz-Canel aplaude, 16 de abril de 2021. Crédito: EFE /ACN / Ariel Ley Royero

El gobernante Partido Comunista de Cuba abrió este viernes un congreso de cuatro días en el que Raúl Castro, de 89 años, anunció su renuncia como primer secretario del partido, el cargo más poderoso de la isla.

Aunque solo sea simbólico, quizás es difícil ignorar el hecho histórico de que este fin de semana Cuba pone fin a 62 años del liderazgo de los hermanos Castro, primero Fidel Castro y luego, durante la última década, Raúl.

En un discurso de apertura del evento de cuatro días, Castro dijo que confiaba en los nuevos líderes que, según dijo, tenían décadas de experiencia y estaban "llenos de pasión y espíritu antiimperialista".

El congreso llega en un momento de grave crisis económica en la isla, combinado con la pandemia de coronavirus y signos de una creciente disidencia popular.

Junto a Castro también saldrán los últimos miembros supervivientes de la "generación histórica" que lideró la revolución de 1959 que creó un estado dirigido por los comunistas a 90 millas de la costa estadounidense. Eso incluye a José Ramón Machado Ventura, de 90 años, segundo secretario del partido, y al vicepresidente Ramiro Valdés, de 88 años.

"Se va a hacer un montón de alabos y se va a ensalzar a las viejas figuras", dijo Brian Latell, antiguo analista de la CIA para Cuba, que ahora enseña en la Universidad Internacional de Florida en Miami.

El Congreso, solo el octavo del partido en seis décadas de gobierno en la isla, parece restar importancia a la relevancia histórica, al tiempo que subraya que "somos continuidad" como el lema de la reunion.

Se espera que el liderazgo del partido quede en las manos de confianza de Miguel Díaz-Canel, de 60 años, que ya fue nombrado presidente del país en 2018.

"Mucho ruido y pocas nueces"

"En cierto sentido, es mucho ruido y pocas nueces, dado que estos asuntos tratan sobre todo de defender la continuidad de las políticas que no han cambiado significativamente", dijo Ted Henken, experto en Cuba del Baruch College, parte de la City University of New York (CUNY).

"La ironía es que la continuidad es la palabra de moda que hoy celebran los supuestos revolucionarios, que normalmente son las personas que siempre luchan por el cambio", añadió.

Raúl Castro prometió hace una década que modernizaría la economía estatal altamente centralizada para convertirla en una economía más mixta e impulsada por el mercado. La isla necesitaba cambiar "sin prisa y sin pausa", dijo.

Los críticos sostienen que desde entonces ha habido muy poca prisa y demasiadas pausas. Castro instituyó algunas reformas importantes, como la autorización de una actividad limitada del sector privado, como restaurantes, panaderías y peluquerías, así como una mayor libertad para comprar y vender propiedades privadas, incluidas viviendas y coches. Pero el Estado ha mantenido el control de la agricultura y de prácticamente todas las importaciones y exportaciones.

Tras una efímera apertura de la economía cubana y la mejora de las relaciones con Estados Unidos bajo el mandato del presidente Barack, los dirigentes cubanos retrocedieron ante el aluvión de nuevas sanciones del presidente Donald Trump.

Cargando Video...
“Sería horrible volver atrás”: el temor de los cuentapropistas cubanos ante la llegada de Trump

El congreso se produce mientras los cubanos luchan contra el empeoramiento de la escasez de bienes básicos, incluyendo alimentos y medicinas. La crisis económica se ha visto agravada por el endurecimiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos desde hace décadas y por la pandemia de coronavirus que diezmó la economía de la isla, basada en el turismo.

El crecimiento económico se contrajo un 11% en 2020 y las importaciones un 40%, según el gobierno.

Cuba registró el miercoles su día más mortífero durante la pandemia, con 11 víctimas mortales, lo que eleva el número de muertos a 487, según anunció el Ministerio de Salud Pública del país. En el ultimo mes, el país caribeño informó de 27,198 nuevos casos de covid-19, lo que eleva la cifra total a 89,404.

Cargando Video...
Cuba anunciará medidas más fuertes para combatir la propagación del coronavirus en la isla

Pugna sobre reformas

Se espera que el congreso reavive la vieja pugna entre los reformistas y los tradicionalistas del partido, que temen que cualquier pérdida de control económico pueda suponer una pérdida de control político.

Algunos de los principales economistas cubanos afirman que el país debe emprender reformas más audaces para reducir las enormes ineficiencias de la economía estatal, permitiendo al mismo tiempo que el sector privado opere con mayor libertad.

En teoría, el fin de la era de los Castro también podría abrir la puerta al fin del prolongado embargo económico de EEUU contra Cuba que por ley no puede ser levantado hasta que Cuba tenga un gobierno que "no incluya a Fidel Castro ni a Raúl Castro".

El embargo de EEUU, codificado en ley en 1996, también exige que Cuba permita elecciones libres y justas. Pero la constitución cubana estipula que el Partido Comunista es la "fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado".

"Nuestro Partido es único"

Si bien es posible que se discutan algunas reformas económicas en el congreso, está claro que no hay planes de cambio político.

" Nuestro Partido es único porque es comunista, en un mundo en el que el capitalismo está en crisis," escribió esta semana la psicóloga estatal Karima Oliva Bello en el periódico oficial del partido comunista, Granma. "No es por soberbia que seguimos apostando por el Partido Comunista para la defensa del proyecto socialista y la soberanía nacional ... no somos menos democráticos por tener un solo partido como no son más democráticos quienes tienen varios", añadió.

El gobierno de Biden ha dejado claro que no tiene planes inmediatos de volver a la política de Obama de acercamiento con Cuba, al menos mientras La Habana siga encarcelando a disidentes y mantenga estrechos lazos con el régimen de Maduro en Venezuela.


Juan González, su asesor para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional, acaba de afirmar que " Biden no es Barack Obama en la política hacia Cuba". Afirmó que "el momento político ha cambiado de forma importante, se ha cerrado mucho el espacio político, porque el gobierno cubano no ha respondido de ninguna forma", y denunció la "opresión" contra los cubanos.

Teniendo en cuenta todos los demás asuntos a los que se enfrenta Biden, tanto nacionales como internacionales, los funcionarios estadounidenses no ocupan un lugar destacado en su lista de prioridades.

Cuba ni siquiera fue mencionada en la 'Evaluación Anual de Amenazas' de abril, un análisis global elaborado por las agencias de inteligencia estadounidenses.


A pesar de su avanzada edad, es poco probable que los llamados "históricos" desaparezcan del todo. "Mientras estén vivos tendrán influencia", dijo Latell. Señaló que Fidel Castro ejerció una influencia considerable tras caer enfermo y abandonar oficialmente el poder en 2011, haciendo muy públicas sus opiniones en una serie de 'Reflexiones' publicadas en el periódico comunista Granma.

Raúl Castro, que cumplirá 90 años en junio, es también el militar de mayor rango del país, aunque ya retirado, el único general de cuatro estrellas. Pero siempre ha desempeñado un papel más discreto, que su fogoso hermano, rehuyendo los discursos públicos. Desde que dejó la presidencia en 2018, también ha hablado abiertamente de su deseo de pasar más tiempo con sus nietos y de leer libros.

Valdés luchó junto a los hermanos Castro en el famoso asalto al cuartel Moncada en 1953 y fue miembro del Politburó del Partido Comunista de Cuba desde octubre de 1965.

Machado Ventura fue también uno de los revolucionarios originales que lucharon en la guerra de guerrillas en la Sierra Maestra. Se incorporó al Politiburo en 1975 y fue considerado un ideólogo de línea dura dentro del partido.

Tal vez como una póliza de seguro, uno de los asesores más cercanos de Raúl Castro, el general Álvaro López Miera, fue nombrado jefe de las Fuerzas Armadas de Cuba el jueves. López Miera, de 77 años, ha estado siempre al lado de Castro como su propio hijo, uniéndose a él en la Sierra Maestra cuando tenía 14 años en la década de 1950.

"Es una señal de la intención que tienen de preservar el legado de los históricos", dijo Latell.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés