null: nullpx

Kuczynski permanece en la presidencia de Perú tras un fallido intento de la oposición para destituirlo por presunta corrupción

Tras una tensa discusión de casi 12 horas en el Congreso de mayoría opositora, el mandatario que enfrentaba acusaciones de parte del fujimorismo por haber recibido dinero de Odebrecht cuando era funcionario público, logró conservar el cargo.
22 Dic 2017 – 11:19 PM EST

Lima. Perú.- Pedro Pablo Kuczynski seguirá siendo presidente del Perú, luego de que el Congreso no aprobara el pedido de destitución por permanente incapacidad moral presentado por la oposición que lo acusó de mentir y de lucrar con dinero de la constructora brasileña Odebrecht cuando era funcionario público.

Tras casi 12 horas de debate, la moción para remover al presidente logró solo 79 votos a favor, lejos de los 87 que se requerían para su aprobación. De los 130 parlamentarios, solo 19 votaron en contra. Las 21 abstenciones que se registraron fueron decisivas.

“Peruanos. Mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”, dijo Kuczynski en su cuenta de Twitter luego de conocerse el resultado.

Más temprano, el mandatario se presentó ante el Congreso acompañado de su abogado y negó las acusaciones de corrupción. Dijo también que más que su permanencia en el cargo, estaba en juego la estabilidad democrática.

Días atrás, el partido opositor Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, difundió documentos proporcionados por un ejecutivo de Odebrecht, según los cuales la empresa transfirió entre el 2004 y el 2014 casi 5 millones de dólares a las consultoras Westfield Capital, de Kuczynski, y First Capital, con la que trabajó, por distintas asesorías financieras.


Algunos de los pagos fueron realizados cuando Kuczynski era ministro de Economía y luego presidente del Consejo de Ministros durante el gobierno de Alejandro Toledo, quien ahora es prófugo de la justicia que lo acusa de haber recibido sobornos por parte de la constructora.

Ante esa revelación, el mandatario aseguró que cuando fue ministro encargó a su entonces socio Gerardo Sepúlveda la gestión de su consultora, por lo que no tuvo conocimiento de los contratos que este realizaba. Aclaró, sin embargo, que esos pagos no eran ilícitos, pues fueron realizados por las asesorías brindadas y además fueron bancarizados, declarados y sujetos a impuestos.

En un primer momento, el mandatario no fue claro en sus declaraciones sobre sus consultorías y negó tener vínculo alguno con Odebrecht, pero luego admitió que realizó una asesoría para First Capital para un proyecto ligado a la firma brasileña cuando ya no era funcionario público, lo que provocó que la oposición arremetiera y pidiera su vacancia acusándolo de haber mentido.

No será fácil

La decisión del Congreso le dio un respiro al mandatario, que ha tenido que gobernar durante 17 meses con una relación muy tensa con la oposición, encabezada por Keiko Fujimori, a quien venció ajustadamente en las últimas elecciones.

“No va a haber, de nuestro lado, ningún acto de soberbia. Todo lo contrario, lo que va a haber es apertura al diálogo”, dijo la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, tras conocerse los resultados de la votación. Ella también es congresista y a la vez segunda vicepresidenta de la república.

Pero las intervenciones de los parlamentarios de la oposición durante el debate del pedido de destitución no auguran un buen panorama para el gobierno de Kuczynski, economista y empresario de 79 años.

Tendrá por delante 43 meses de gestión en las que tendrá que lidiar con la oposición, a la que ya había acusado de “agresiva y obstruccionista”, que censuró o provocó la renuncia de cinco de sus ministros.

Durante el debate en el Congreso, varios parlamentarios de la oposición hablaron del “control político” que deben tener sobre el presidente y lo llamaron en varias oportunidades “corrupto”.

Que PPK, como se le conoce a Kuzynski, se mantenga en el cargo se debe en parte a los congresistas que se abstuvieron de votar, entre ellos varios del partido Fuerza Popular, como Kenji Fujimori, hermano menor de la lideresa de la oposición.

“Me pregunto si la declaración de vacancia contribuirá a este propósito de la gobernabilidad. Esto proyectaría un periodo de turbulencia política con efectos negativos al desarrollo económico en perjuicio de la población", dijo en un video que publicó en Youtube, pues al estar suspendido por su partido por mensajes críticos al grupo no pudo hablar en el debate.

"Por este motivo, frente a estas interrogantes que no logro conciliar con mi conciencia, mis deberes y responsabilidades, optamos en no apoyar la vacancia votando en abstención. Daremos prioridad al fortalecimiento de la gestión de un presidente antes de enrumbar un país hacia la incertidumbre", agregó.

Parlamentarios que votaron a favor de la destitución denunciaron que las abstenciones de los congresistas de Fuerza Popular que salvaron a Kuczynski se produjeron a cambio de lograr el indulto para Alberto Fujimori.


En fotos: la historia de la trama que apartó a Dilma Rousseff del poder

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.