América Latina

Guaidó denuncia que su jefe de despacho fue detenido por el servicio de inteligencia de Venezuela

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, denunció por su cuenta de Twitter que su jefe de despacho, el abogado Roberto Marrero, fue "secuestrado" en su casa y detenido por funcionarios de Inteligencia del régimen de Maduro, que también irrumpieron en la vivienda del jefe del grupo parlamentario de su partido Voluntad Popular.
21 Mar 2019 – 6:10 AM EDT

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, denunció en su cuenta de Twitter que funcionarios del Servicio de Inteligencia venezolano (Sebin) detuvieron la madrugada de este jueves a su jefe de Despacho, el abogado Roberto Marrero, y allanaron la residencia del diputado Sergio Vergara, quien es jefe de la bancada parlamentaria del partido Voluntad Popular, al cual pertenecen ambos.

"En estos momentos los mantienen secuestrados" en sus casas, señaló Guaidó, lanzando una alerta a la comunidad internacional, pasadas las 05:20 hora local en Caracas.



Tanto Marrero, que fue abogado del líder opositor Leopoldo López (que está en prisión domiciliaria), como Vergara han acompañado a Guaidó en las giras internacionales para buscar aliados que ayuden a restituir el orden constitucional.

Más adelante, Guaidó volvió a publicar un mensaje en Twitter en el que dice que a Marrero había sido "secuestrado" y le sembraron armas durante el procedimiento. "Debe ser liberado de inmediato", reclamó el líder opositor.


“En este momento están entrando en casa del diputado Vergara y en mi casa un grupo fuerte del Sebin”, dijo Marrero en una grabación telefónica en la que se escuchan de fondo fuertes golpes, mencionó la AP.

“Lamentablemente llegaron a mí. Sigan en la lucha. No se detengan. Cuiden al presidente”, agregó Marrero.

Sigue en nuestro liveblog la actualidad de lo que sucede en Venezuela

Detenciones, golpes y deportación: la estrategia del régimen de Maduro contra la prensa en Venezuela (fotos)

Loading
Cargando galería


En declaraciones a medios locales, el diputado Sergio Vergara informó que cerca de 15 funcionarios encapuchados irrumpieron con violencia en su residencia a las 3 de la madrugada y lo apuntaron con armas, lo inmovilizaron y le pusieron "la cabeza contra el piso mientras registraban toda la casa".

"Me preguntaban si sabía dónde vivía Marrero y no les respondí. Les recordé que estaban violando mi derecho constitucional a la inmunidad parlamentaria, que lo que hacían era inconstitucional y no estaban obligados a cumplir esas órdenes", declaró el diputado.

"Después entraron dos fiscales y salieron muy contrariados, mandando a salir a todo el personal. Desde ese momento empezaron a golpear la puerta de (la casa) de Roberto Marrero, que está a unos metros de mi casa hasta que lograron ingresar. Luego trajeron a mi chofer y lo tenían esposado y lo mantuvieron en el mismo lugar donde yo estaba, durante dos horas", relató.

Después del procedimiento policial, Vergara dijo a los medios de comunicación que Marrero llegó a decirle que le "sembraron" armas y una granada en su vivienda.

"Me gritó que le metieron dos fusiles y una granada. Ellos lo mandaron a callarse y le dije que tuviera mucha fuerza", añadió Vergara.

Uno de los primeros en reaccionar fuera de Venezuela por la detención de Marrero fue el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, quien en un tuit lanzó un llamado "a la comunidad democrática internacional para que exija el respeto a su libertad, vida e integridad".


El procedimiento se hace apenas a horas de conocerse un informe preliminar de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el que se denuncia la grave situación humanitaria del país suramericano, y también de la presentación de una denuncia documentada con videos sobre torturas a detenidos por razones políticas por parte de la contrainteligencia militar que se presentó ante la OEA.

Publicidad