Acción Ejecutiva

Activistas dicen que la Corte Suprema “le dio la espalda” a la comunidad inmigrante

Los grupos que defienden los derechos de los inmigrantes acusan golpe tras fallo contra DACA y DAPA, pero no se rinden y llaman al voto latino a que haga historia en las elecciones del martes 8 de noviembre.
23 Jun 2016 – 1:26 PM EDT

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes dijeron el jueves, tras conocer la decisión de la Corte Suprema sobre la Acción Ejecutiva migratoria del presidente Barack Obama, que los magistrados “le dieron la espalda” a los inmigrantes de Estados Unidos.

“La justicia le dio la espalda a los millones de inmigrantes que aguardaban el freno de sus deportaciones”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).

La Corte falló 4-4 y, con ese empate, dejó la Acción Ejecutiva en un limbo, quizás hasta el término de la segunda administración Obama, que culmina el 20 de enero de 2017.

Quien queda en el limbo son los padres indocumentados con hijos residentes o ciudadanos que podían beneficiarse de DAPA, y también los jóvenes sin papeles que quedaron excluidos del primer DACA o que entraron ilegalmente al país entre 2007 y 2012.

La activista Salas dijo que la decisión “ensombrece” el futuro de millones de indocumentados y los deja expuestos a la deportación y la separación de las familias.

La Acción Ejecutiva, anunciada por Obama el 20 de noviembre de 2014, fue demandada por 26 estados el 3 de diciembre de ese año. El 16 de febrero de 2015 el juez Andrew S. Hanen frenó la entrada en vigor de los programas DACA y DAPA, mientras continuaba revisando la demanda en su conjunto.


En noviembre, tras un fallo de la Corte de Apelaciones del 5to Circuito de Nueva Orleans en respaldo a la decisión de Hanen, el Departamento de Justicia le pidió a la Corte Suprema que revisara la medida, pero este jueves el máximo tribunal estadounidense dijo que estaba “dividida” en sus opiniones.

Salas dijo que la decisión de los jueces se traduce en la privación de los derechos de los inmigrantes, principalmente indocumentados padres de ciudadanos y residentes legales permanentes.

“La decisión de hoy no establece un precedente nacional. Por desgracia, la decisión mantiene los programas DACA y DAPA bloqueados. Nos mantenemos firmes y convencidos de que los beneficios son legítimos, constitucionales y consistentes. Volveremos a la Corte Suprema en breve”, anunció.

Clima de tristeza

En las afueras del edificio de la Corte Suprema decenas de activistas aguardaban el dictamen. “"Estamos más que decepcionados por el fallo de hoy", dijo Kica Matos, Director de Derechos de los Inmigrantes y Justicia Racial del Centro para el Cambio Comunitario. “La decisión del Tribunal Supremo significa que por lo menos cinco millones de inmigrantes en Estados Unidos permanecen en constante temor de ser separados de sus familias en cualquier momento, y posiblemente deportados".

DAPA ampara de la deportación a padres indocumentados de ciudadanos y residentes legales permanentes que están en el país desde antes del 1 de enero de 2010.

DACA Ampliado extiende los beneficios de la Acción Diferida de 2012 que protege de la deportación a dreamers que están en el país desde antes del 1 de enero de 2010.

Con la decisión de la Corte este jueves, ambos programas siguen suspendidos por orden del tribunal de Texas, pero la Acción Diferida o DACA del 2012, que ampara de la deportación a jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país y se les conoce como dreamers, y están en Estados Unidos desde antes del 15 de junio de 2007, sigue vigente.

"Juramos hoy que llevaremos nuestra lucha al Partido Republicano que bloqueó alivio para nuestras familias”; dijo Matos, conformando la existencia del Plan B de la Acción Ejecutiva, consistente en utilizar el voto en noviembre para que la comunidad inmigrante, principalmente latina, decida al sucesor del presidente Obama y a los integrantes del nuevo Congreso.

“La decisión judicial de hoy es un revés pero no es el final de nuestra lucha por nuestras familias", agregó Matos. "Este acto de crueldad entregado a los inmigrantes por el Partido Republicano servirá como otro punto de inflexión en el colapso total del apoyo latino e inmigrante para el partico conservador y sus candidatos”.



El 27 de junio de 2013 el Senado aprobó por amplia mayoría jun plan de reforma migratoria que incluía un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados y se enmarcaba en los puntos señalados por los republicanos, pero el plan se detuvo en la Cámara de Representantes por decisión del liderazgo republicano.

Dieciocho meses después, el 20 de noviembre de 2014, Obama tomo la Acción ejecutiva en respuesta a la inacción del Congreso con el tema.

El grupo de republicanos que comentó el fallo dijo que estaban “comprometidos a arreglar nuestro sistema roto de inmigración de una vez por todas".

El empate 4-4 de la Corte Suprema “regresa a la Corte de Texas para continuar con el juicio en su totalidad demandado por los 26 Estados”, dijo Stephen Yale Loehr, profesor de la escuela de leyes de la Universidad Cornell de Nueva York. “El dictamen es un llamado a que el Congreso apruebe una reforma migratoria como el plan que votó el senado en 2013”, dijo.

“Esta decisión no sólo afecta a millones de padres inmigrantes y jóvenes indocumentados que han estado esperando por esta oportunidad desde hace décadas, nos afecta a todos”, dijo Monica Russo, presidenta del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU, por su sigla en inglés) de Florida). “La continuación de las detenciones y deportaciones innecesarias está separando a niños ciudadanos estadounidenses de sus padres, y nos está costando millones en hogares sustitutos y centros de detención privados”.

En los primeros ocho meses del año fiscal 2016 el DHS deportó a casi 160,000 mil indocumentados y de ellos el 41% no tenía antecedentes criminales.

“Nuestro temor es que entre los deportados haya beneficiarios de DACA y DAPA, padres de ciudadanos estadounidenses”, dijo a Univision Noticias Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles.

Lea también:

Más contenido de tu interés