null: nullpx
Alimentación

Pescados y mariscos que no salen del mar: bienvenidos a la alimentación del futuro

¿Una langosta falsa con sabor a langosta fresca, pero mucho más barata y sin sufrimiento animal de por medio? Parece demasiado bonito para ser verdad, pero lo cierto es que los mariscos y pescados de laboratorio, elaborados a partir de células reales, pronto podrían estar en nuestro plato.
19 Sep 2021 – 10:34 AM EDT
Comparte
El mercado de productos de imitación del pescado es todavía incipiente, pero esto podría cambiar pronto. Crédito: @wildtypefoods

Lejos quedaron los días en los que las hamburguesas a base de plantas eran una novedad exótica. Hace tiempo ya que productos como Beyond Burger o Impossible Burger están en los menús de numerosos restaurantes, y el 70% de los estadounidenses, según algunas estimaciones, ha probado estas y otras alternativas a la carne.

Lo mismo puede decirse de opciones no animales al queso o la leche: las bebidas vegetales de almendra o avena ya cuentan por el 14% de todas las ventas de leches, según los datos de la consultora Nielsen.

El mercado de productos de imitación del pescado es más incipiente. Según los datos de Good Food Institute, un grupo sin ánimo de lucro que promueve el consumo de proteínas de origen no animal, los productos marinos de origen vegetal en EEUU solo representan, por el momento, el 0,1% de las ventas del total de alimentos marinos.

Loading
Cargando galería


Hasta junio de 2021, 83 empresas estaban elaborando productos alternativos a los alimentos marinos en todo el mundo, de acuerdo con esta fuente. La mayoría de estas empresas se concentran en la fabricación de productos de origen vegetal. Pero algunas, como una empresa francesa que fabrica salmón ahumado a partir de microalgas, se especializan en proteínas derivadas de la fermentación. Una docena de compañías investigan alimentos marinos cultivados en el laboratorio.

Algunas compañías tienen larga experiencia en el mercado de la carne “falsa”. Es el caso de Impossible Foods, que ha estado desarrollando su proyecto de un pescado que no es pescado. O del gigante de alimentos marinos de California Bumble Bee Foods, asociado con Good Catch, una empresa de alimentos marinos de origen vegetal de Pensilvania que vende algunos productos, como imitaciones de barritas de pescado y de pastelitos de cangrejo, en Whole Foods y en otros establecimientos comerciales.

Nuestro nigiri de salmón cultivado con células. Hemos cultivado este salmón nosotros mismos, en el interior, en medio de la ciudad; no hace falta pescar ni criar peces. El futuro del marisco tiene un sabor increíble.

Próxima frontera: marisco de laboratorio

La próxima frontera podría ser la carne de pescado y marisco elaborada en un laboratorio. Hablamos de productos comestibles que crecen a partir de células reales, una tecnología que todavía tardará en comercializarse ampliamente y con la que, idealmente, se obtendría un sabor indistinguible del de un pescado fresco (¿una langosta falsa con sabor a langosta fresca? Parece demasiado bonito para ser verdad).

Por el momento, la única compañía que vende proteínas fabricadas en laboratorio es la empresa de San Francisco Eat Just, cuyos nuggets de pollo se aprobaron para la venta en Singapur el año pasado. La carne cultivada, ya sea pollo, vaca u otro animal, es tejido muscular obtenido a partir de células madre de animales.

La FDA dijo el pasado mes de octubre que los productos que contienen células de marisco podrían comenzar a introducirse en el mercado de EEUU en breve, y ya hay candidatos como las californianas BlueNalu y Wildtype que han anunciado sus planes para lanzar sus productos próximamente. De forma que sí: la langosta barata, y sin crueldad animal, podría estar a la vuelta de la esquina.

Comparte
RELACIONADOS:AlimentaciónDietasNutriciónDieta vegetarianaObesidad

Más contenido de tu interés