null: nullpx
Trenes

BART despliega su nuevo grupo de "patrulleros" pero no estarán armados ni podrán realizar arrestos

Los nuevos "embajadores" de seguridad recorrerán los vagones en equipos de dos y reportarán de inmediato cualquier incidente. Las autoridades esperan que su presencia brinde un sentido de seguridad a los pasajeros.
11 Feb 2020 – 08:33 PM EST

OAKLAND, California. – El sistema de trenes BART, que conecta a los condados de la Península con el este de la Bahía de San Francisco, puso en marcha su nuevo programa de “patrulleros” para aumentar la vigilancia en los trenes durante las horas pico y los fines de semana.

Los 10 nuevos oficiales comunitarios, a los que el servicio llama “embajadores”, fueron reclutados de las filas de la Policía del BART y concluyeron su entrenamiento el pasado 7 de febrero, por lo que de ahora en adelante patrullaran los vagones de los trenes entre las 2:00 pm y la medianoche los siete días de la semana.

“Los embajadores son agentes que no están armados, que van a estar patrullando el sistema del BART, los trenes, las plataformas, y van a ser 20 ojos y oídos adicionales que ahorita no tenemos”, dijo Edgardo Álvarez, jefe de la Policía. Estos uniformados estarán equipados con radios para informar de inmediato sobre cualquier incidente y estarán capacitados para responder a preguntas de los pasajeros, pero no podrán realizar arrestos.

El programa, que entró en vigor este lunes, tendrá un costo de 690,000 dólares y se llevará a cabo de manera piloto durante seis meses, periodo tras el cual será reevaluado por la Junta Directiva del BART para determinar su continuidad.

Los nuevos “patrulleros” son oficiales del Servicio Comunitario del Departamento de Policía del BART, es decir, personal no juramentado pero que cuenta con entrenamiento para minimizar la tensión de conflictos que se puedan tornar violentos y evitar los prejuicios raciales en las denuncias.

"Este equipo estará formado por empleados de la Policía que serán capacitados para brindar un sentido de seguridad a nuestros pasajeros a bordo de los trenes y disuadir el crimen ", indico el jefe de la Policía del BART cuando se anunció inicialmente la iniciativa.

Los funcionarios del BART explicaron que los 10 embajadores caminarán por los trenes en equipos de dos y enfocarán sus patrullajes en la sección más transitada del sistema de trenes: el corredor Transbay entre las estaciones de 12th St. Oakland y Civic Center en San Francisco.

Durante las horas pico, los oficiales comunitarios aumentarán sus áreas de cobertura a otras secciones del sistema, como las rutas entre Union City y el Coliseo de Oakland y de Walnut Creek a Pittsburg/Bay Point. El BART explicó que sus uniformes serán distintos a los que portan los inspectores de tarifas y los agentes de servicio comunitario.

Violencia en el BART


El sistema BART ha estado en el ojo del huracán debido a casos violentos reportados en los últimos años tanto en sus instalaciones y plataformas como dentro de sus trenes.

Uno de los más recientes fue el de John Cowell, un hombre con una larga lista de antecedentes penales que fue puesto en libertad condicional, apuñaló mortalmente a Nia Wilson en una estación de BART de Oakland en 2018. El caso cobró relevancia nacional y el sospechoso enfrenta un juicio por homicidio con la agravante de que fue premeditado.

A finales de 2019, otro caso similar sacudió a la comunidad del Área de la Bahía: un buen samaritano que impidió que le robaran los zapatos a un pasajero que viajaba dormido dentro de un vagón, terminó apuñalado de forma mortal por Jermaine Brim, un residente de Sacramento que actualmente se encuentra preso en la cárcel de Santa Rita a espera de ser enjuiciado.

Ambos incidentes suscriben los resultados de un reciente reporte del Gran Jurado Civil del condado de Alameda que reveló que la cantidad de crímenes violentos aumentó de manera vertiginosa en los últimos cuatro años. La cifra de robos pasó de 153 en 2014 a 349 en 2018, un incremento de 128%.

Las agresiones físicas pasaron de 71 a 130, un aumento de 83% en el mismo periodo de tiempo. El estudio agregó que los principales problemas que denunciaron los usuarios del servicio fueron el alza de indigentes, la suciedad, la evasión de las tarifas y la falta de seguridad en los trenes y las estaciones.

“BART está en el centro de la turbulencia del transporte del Área de la Bahía”, señaló el informe del Gran Jurado, además de advertir que el sistema de trenes se ha convertido en “un laboratorio de fallas sociales” que alberga lo mismo a indigentes que a personas sin vivienda fija al tiempo que facilita la evasión de tarifas.

Las propias cifras del BART ponen en evidencia que uno de los delitos que más ha despuntado en los trenes y estaciones es el robo de celulares. Tan solo en el primer cuatrimestre de 2019 se registraron 402 delitos de este tipo, más del doble de los que ocurrieron en el mismo periodo en 2018.


El tren bala de California: un proyecto que se detiene por un frenazo del presidente Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.