null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Una ciudad desafía las restricciones de Newsom por el coronavirus y se declara 'santuario’ para los negocios

Funcionarios locales han expresado frecuentemente su frustración por el lento ritmo de reapertura de negocios en medio de la pandemia de coronavirus.
20 May 2020 – 06:49 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

En un intento por reactivar su economía y desafiando las restricciones del gobierno del estado de California por la pandemia del coronavirus, la ciudad de Atwater, que pertenece al condado de Merced, se autodenominó ‘Ciudad Santuario’ para el desarrollo de negocios.

Esto significa que la Policía no hará cumplir las restricciones que impuso el gobernador Gavin Newsom.

La idea la planteó la semana pasada el concejal Brian Raymond quien la comparó con el apoyo que ciertas ciudades brindan a los inmigrantes indocumentados.

“Podemos tener una ciudad santuario para ilegales, una ciudad santuario para cualquier cosa”, dijo Raymond en una declaración recogida por el periódico Merced Sun Star.

“¿Por qué no nos convertimos en una ciudad santuario para las pequeñas empresas?”, declaró.

El diario señaló que los funcionarios de Atwater han expresado frecuentemente su frustración por el lento ritmo de reapertura de negocios en medio de la pandemia de coronavirus.

“Necesitamos dar un fuerte paso adelante. Necesitamos desafiar al gobernador (y) desafiar al estado en sus decisiones inconstitucionales, y debemos convertirnos en una ciudad santuario para las pequeñas empresas para que sepan que pueden operar en paz sin que el brazo fuerte del gobierno caiga sobre ellos ”, dijo Raymond.


Previamente, el alcalde Paul Creighton envió una carta al gobernador Gavin Newsom para pedirle que abrieran más rápido las áreas rurales como Atwater, que se vieron menos afectadas por la pandemia en comparación con las grandes áreas urbanas.

Creighton fue el primero de los alcaldes del condado de Merced en hacer esta petición sobre los negocios.

Finalmente, el Concejo de la ciudad aprobó el viernes la iniciativa para nombrar a Atwater como ‘Ciudad Santuario’ de los negocios.

Al hacer el nombramiento, el alcalde Creighton tronó contra el gobernador Gavin Newsom por las restricciones que se le habían impuesto y confirmó que desobedecerían las disposiciones que estableció.


“Esto es Estados Unidos. Tienes la opción. Es hora de que el gobierno deje de dictar otro mes, otros tres meses, seis meses", dijo Creighton en una declaración recogida por la televisora ABC 7 News.

El sheriff del condado de Merced, Vern Warnke, le dijo al periódico Sun-Star que recientemente avisó al estado de California que la Oficina del Sheriff no hará cumplir las restricciones del coronavirus del estado para las empresas que consideren esenciales o no esenciales.

Con esta postura, negocios como salones de belleza que actualmente están excluidos de la reapertura ideada por el gobernador pueden abrir sin temor a represalias por parte de la policía local.


Las iglesias también están protegidas para poder abrir sus puertas de nuevo a pesar de que no entran en la categoría de negocios, dijo el alcalde.

Para tomar esta decisión, el Concejo de la ciudad sesionó en persona y sin usar mascarillas. Algunos de los miembros incluso se saludaron de mano, lo que quedó registrado en una transmisión en Facebook.

La ciudad indicó en un aviso en Facebook que cada negocio tendrá que contar con un protocolo de salud y que los clientes deben atenderlos.

Abren puertas a la mariguana

El 11 de mayo, el Ayuntamiento aprobó por unanimidad la introducción de ordenanzas de acuerdos de desarrollo con Global Greenz y Sycamore Manufacturing, dos empresas que operan programas piloto de negocios de cannabis, señaló el periódico Sun Star.

Estos cambios se dan justo en el momento en que la ciudad desafía al estado de California para reabrir negocios no esenciales.

El diario indicó que las dos nuevas tiendas aumentarán en la ciudad el número de negocios relacionados con la mariguana de tres a cinco.

Loading
Cargando galería


“¿Cuándo va a terminar? ¿Cuándo todos están en bancarrota?”.

"La ciudad de Atwater no va a salir y hacer cumplir ninguna de las órdenes de refugio establecidas por el estado de California", dijo el alcalde Paul Creighton al Sun-Star. La policía de la ciudad y la aplicación del código no interferirán con los negocios que reabran antes de las pautas estatales, dijo.

"Pero si tiene una licencia estatal (comercial), eso es entre usted y el estado de California", dijo Creighton, señalando que la ciudad no tiene jurisdicción sobre estas licencias.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés