Síndrome Guillain-Barré

Reportan primera muerte en Puerto Rico por el síndrome Guillain-Barré derivado del zika

El Departamento de Salud informó que los casos positivos ascienden a 13,186 y, de estos, 1,106 son mujeres en estado de gestación.
19 Ago 2016 – 3:06 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. – Las autoridades sanitarias locales dieron a conocer este viernes la primera muerte por el síndrome Guillain-Barré asociado con el virus del Zika.

La epidemióloga del Estado, Brenda Rivera, explicó en conferencia de prensa que se trató de un varón entre los 35 y 45 años residente en la zona metropolitana que falleció hace un mes.

"Por respeto a la familia y por ley, Salud no puedo dar información”, argumentó. Sin embargo, reveló que el fallecido "esperó dos días antes de acceder a servicios de salud". Mencionó que si bien al recibir atención médica ”demostró mejoría, luego tuvo complicaciones respiratorias", entre ellas pulmonía y sepsis

Al momento, hay 34 casos positivos del síndrome reportados por el Departamento de Salud (DS) en su informe semanal epidemiológico. Cuatro de ellos han presentado complicaciones, pero ya se recuperan, estableció Rivera.

El DS informó que ya suman 13,186 casos confirmados de zika en el país. De estos, 1,106 son mujeres en estado de gestación, además de dos muertes asociadas al virus, cuyo principal vector es el mosquito Aedes aegypti, además de la transmisión por la vía sexual.

Debido a la incidencia del zika, el 12 de agosto pasado la secretaria federal de Salud , Sylvia M. Burwell, declaró una emergencia de salud pública en Puerto Rico.

Rivera dejó bien claro que “todos estamos susceptibles al Guillain-Barré”, un desorden en el sistema inmunológico, que ataca los nervios y comienza con un cosquilleo (hormigueo) en las extremidades y termina con una parálisis, en los casos más graves.

Puede afectar a personas de cualquier edad, mayormente entre los 25 y 50 años, siendo menos frecuente en niños y bebés.

Al respecto, la experta declaró que “hay un cosquilleo, una sensación de calambre en las extremidades. En algunas personas los síntomas avanzan rápidamente y presentan dificultades al caminar, con problemas para tragar y hablar, así como parálisis de los músculos respiratorios, por lo que los pacientes terminan entubados”.

El pronóstico es bueno en la mayoría de los casos y la mortalidad es baja.

Evidencia científica confirma que la infección del zika durante el embarazo —y su posterior transmisión congénita al feto— está vinculada con problemas neurológicos en recién nacidos, como la microcefalia. Aunque se cree que el primer trimestre es el de mayor riesgo, aún no se ha podido determinar si existe algún punto del embarazo en el que contagiarse es más "seguro".

Los síntomas del virus son sarpullido, fiebre leve, dolor en las articulaciones y conjuntivitis, pero en muchos casos también puede ser asintomático. Si sospecha que se ha contagiado con zika visite a su médico y pida que se le realice la prueba para confirmarlo.

Se cree que el número real de personas infectadas con zika es probablemente mayor porque la mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas y puede que no se hagan pruebas.

Más:


Más contenido de tu interés