null: nullpx
Básquetbol

Regresa a la cárcel José ‘Piculín’ Ortiz

El exbaloncelista de la Selección Nacional de Puerto Rico incumplió con las horas de servicio comunitario requeridas en su sentencia por drogas en el 2012, por lo que deberá cumplir 45 días de cárcel.
19 Jul 2016 – 3:12 PM EDT

GUAYNABO, Puerto Rico. La leyenda del baloncesto puertorriqueños, José “Piculín” Ortiz regresó este martes a la cárcel para cumplir 45 días de confinamiento por violar las condiciones de su probatoria.

El exbaloncelista de 56 años incumplió con las horas de servicio comunitario que le habían impuesto en 2012 cuando fue sentenciado a seis meses de cárcel, nueve meses de arresto domiciliario y cuatro años de libertad supervisada. Debía completar además 600 horas de servicio a la comunidad durante su probatoria, que finalizó en mayo de 2016, pero el excentro de la Selección Nacional de Baloncesto solo realizó 278.

Por eso, la jueza Consuelo Vargas de Cerezo ordenó su ingresó inmediato en prisión y el cumplimiento de las horas restantes una vez terminen los 45 días de reclusión. Además, volverá a permanecer en libertad supervisada hasta mayo de 2017, fecha en la que deberá haber completado las horas de servicio, explicó a la prensa la portavoz de la fiscalía federal en la Isla, Lymari Llovet.

‘Piculín’, considerado una de las glorias más grandes del deporte puertorriqueño fue arrestado en el año 2011 por posesión de sobre 200 plantas de marihuana con intención de distribuir, parafernalia de cultivo y municiones en su residencia en Cayey.


El deportista comenzó con 19 años su carrera internacional con la selección de Puerto Rico, en los Juegos Panamericanos de Caracas'83.

El pívot boricua comenzó a jugar en 1985 como colegial en la Universidad del Estado de Oregón. Dos años más tarde fichó por el CAI Zaragoza de la liga española.

Mientras participaba en el torneo español, fue seleccionado en 1987 en el sorteo de novatos de la NBA por los Jazz de Utah. Fue el segundo puertorriqueño en la liga profesional estadounidense.

En 1988, jugó en los Juegos Olímpicos de Seúl, los primeros de cuatro y en los que el quinteto de Puerto Rico quedó séptimo.

Tras otro breve periodo en la NBA, fichó por el Real Madrid y un año después pasó al Barcelona, donde jugó hasta 1994.

En España conquistó la Copa del Rey de 1991 y fue subcampeón de Europa en ese mismo año con el Barcelona.

Posteriormente, en Grecia, pasó por el Larissa, el Iraklio Creta y fue campeón de la Copa Korac con el Aris de Salónica en 1997.

Ganó también medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce'93, y en el Centrobasquet de 1996.

Estuvo entre los diez mejores jugadores en anotaciones y rebotes de los Juegos Olímpicos de Atlanta'96.

En 1997, jugó en Venezuela, donde ganó el título junto al técnico puertorriqueño Julio Toro con el Guaiqueríes de Margarita.

Después de jugar otra temporada en Grecia, regresó en 1998 a Puerto Rico, donde ayudó a los Cangrejeros de Santurce a ganar el primero de los cinco consecutivos obtenidos hasta 2003.

Cerró su carrera internacional en los Juegos Olímpicos del 2004. Su país sorprendió al derrotar a Estados Unidos y acabó sexto.

Más:


RELACIONADOS:BásquetbolCárcelPuerto RicoCondenasLocal

Más contenido de tu interés