null: nullpx
Juicio Político

Los republicanos de Miami que votaron en contra del juicio político a Donald Trump

Mario Díaz-Balart, Carlos Giménez y María Elvira Salazar votaron en contra del juicio político a Donald Trump por el artículo de “incitación a la insurrección” por el asalto al Capitolio del 6 de enero.
14 Ene 2021 – 04:33 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Los congresistas republicanos de Miami Mario Díaz-Balart, Carlos Giménez y María Elvira Salazar, dos ellos recientemente electos, votaron en contra del juicio político a Donald Trump por el artículo de “incitación a la insurrección” tras el asalto al Capitolio de Washington.

En contraste, los demócratas del sur de Florida como Frederica Wilson, Debbie Wasserman Schultz, Alcee Hastings y Ted Deutch votaron a favor de la acusación contra el presidente.

A pesar del rechazo de los congresistas de Florida, el artículo de acusación fue aprobado con 232 votos a favor contra 197 en contra.

En un hecho inédito, los demócratas tuvieron el respaldo de 10 congresistas republicanos.

“Incitados por el presidente Trump, miembros de la multitud a la que se había dirigido (…) violaron y vandalizaron ilegalmente el Capitolio, hirieron y mataron a miembros del personal del orden público, amenazaron a miembros del Congreso, al vicepresidente y al personal del Congreso, y se involucraron en otros actos violentos, actos mortales, destructivos y sediciosos”, decía el artículo.

Los republicanos del área de Miami en la Cámara de Representantes no pronunciaron algún discurso en la tribuna ni anticiparon el sentido de su voto.

También se opusieron a la Enmienda 25

Previamente, los congresistas también habían votado en contra de la destitución de Trump mediante la Enmienda 25.

La petición promovida por los legisladores demócratas solicitaba al vicepresidente Mike Pence que usara “inmediatamente sus poderes bajo la sección 4 de la Enmienda 25 para convocar y movilizar a los principales funcionarios de los departamentos ejecutivos en el Gabinete para declarar lo que es obvio para una nación horrorizada: que el presidente no puede cumplir con éxito los deberes de su oficina”.

Cuando la solicitud de juicio político contra Donald Trump por incitar a sus seguidores llegue al Senado, es poco probable que los senadores de Florida Marco Rubio y Rick Scott voten a favor de la destitución del presidente, dado el respaldo que le han profesado en el pasado.

Llega el segundo juicio político a Trump

Con su lugar en la historia siendo reescrito, el presidente Donald Trump recibió la noticia de un segundo proceso de juicio político en su contra prácticamente solo y en silencio.

Durante más de cuatro años, Trump había dominado el discurso nacional como ningún otro presidente antes que él.

Sin embargo, cuando su legado quedó grabado en piedra el miércoles, se mantuvo sorpresivamente al margen.

La situación de Trump no tiene comparación al ser el único presidente en ser acusado dos veces de un delito o falta grave, un nuevo final para un periodo presidencial definido por aumentar la división en el país, sus fracasos durante la peor pandemia en un siglo y su rechazo a aceptar la derrota en las urnas.

Trump queda aislado y en silencio

Trump se mantuvo alejado de la vista pública en una Casa Blanca prácticamente vacía mientras los procedimiento para un juicio político se llevaban a cabo en un Capitolio fuertemente resguardado.

Ahí, el daño de los disturbios de la semana pasada ofreció un visible recordatorio de la insurrección que se acusa al presidente de haber incitado.

Abandonado por algunos miembros de su propio partido, Trump no pudo más que ver por televisión cómo se desarrollaba la historia.

La suspensión de su cuenta de Twitter le privó a Trump de su medio más potente para mantener a los republicanos alineados, creando una sensación de que Trump ha perdido los colmillos y, por primera vez, el control de su partido adoptivo.

Lo que dijo Trump tras la votación

Finalmente se supo de él horas después de la votación, en un video en el que condenó la insurrección en el Capitolio y advirtió a sus simpatizantes que no participaran en nuevos actos de violencia.

Fue un mensaje que estuvo ausente una semana atrás, cuando los inconformes que marchaban en nombre de Trump llegaron a la sede del Congreso para intentar evitar la certificación del triunfo electoral de Joe Biden.

Pero ese mensaje, parcialmente motivado para evitar acciones legales por haber incitado los disturbios, fue contradictorio a lo que Trump había dicho durante todo su mandato, incluyendo la semana pasada, cuando instó a sus simpatizantes a “luchar” por él.

Trump no dijo una sola palabra sobre el juicio político en el video, aunque sí se quejó sobre los vetos en su contra en redes sociales.

Con información de Associated Press.

También te puede interesar

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés