null: nullpx
Cargando Video...

Pasión y Poder Capítulo 76

Univision30 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

rueda: es la lista que

solicitamos y que nos enviaron.

seguramente su marido

ya se adelantó a poner

sus bienes a nombre

de gente de su confianza.

nina: ¿algo así

como un prestanombres?

rueda: exacto, eso es

lo que me parece que sucedió.

nina: con razón estaba

muy despreocupado.

rueda: si ya pasó acciones

y propiedades a nombre de otro,

tendríamos que basarnos

solamente en esa lista

para la división de bienes.

nina: no puedo creer que arturo

haya sido capaz de esto.

en el fondo

yo solo trataba de presionarlo.

pero ahora sí, ahora sí veo

que ya todo está terminado.

julia: ¿qué haces aquí?

a ver, eladio,

si me dejaste esta casa,

te pido por favor

que haya respeto.

no quiero que estés entrando

sin avisarme,

sin mi consentimiento.

eladio: permíteme, julia.

solo pasé a avisarte que david

llega hoy a méxico

por si quieres buscarlo,

nada más.

julia: ah, si era para eso,

te lo agradezco.

gracias,

pero te pido que la próxima vez

hables por teléfono,

y así nos vamos a evitar

muchos malos entendidos.

eladio: sí, pensé en hacerlo,

pero quería verte

aunque fuera un instante.

nina: qué bueno que regresaste,

¿cómo te fue con la entrega

de los hoteles?

regina: me fue muy bien, mamá,

y emilia quedó muy contenta.

pero ahorita que ya terminé

quiero dejar la constructora,

ya no quiero trabajar

con mi papá.

nina: no.

regina, sé que lo te voy a pedir

es difícil,

pero por favor no renuncies.

las cosas se están poniendo

muy feas con tu papá.

¿sabes qué me dijo el abogado?

regina: ¿qué?

nina: que de seguro ha estado

pasando acciones y propiedades

a nombre de otro para

no tener que dármelas a mí.

regina: ¿qué, cómo?

no puedo creer que mi papá

esté haciendo eso.

nina: sí, sí, y si tú sigues

en la constructora,

te puedes enterar de cualquier

movimiento que haga.

bueno, al menos en ese negocio.

por favor, mi amor,

quédate ahí, por favor.

regina: no.

daniela: regina, ya volviste.

¿y ahora qué pasa?

¿qué le estabas

pidiendo a regina?

nina: solo le estoy

pidiendo su apoyo,

igual que a ti y a erick,

porque ya no puedo más.

julia: eladio, esto de que

nos estemos viendo a cada rato

no me está funcionando,

no me ha dejado poner

mis sentimientos en claro.

eladio: julia, yo lo único

que sé es que te amo.

y sí, sé que cometí un error,

un grave error.

y si por eso te voy a perder,

bueno, pues,

a partir de hoy

voy a vivir solo,

porque tú eres el amor

de mi vida.

julia: eso no es cierto.

eladio: sí es cierto.

julia: no, no es cierto,

porque sí así fuera,

no hubieran existido en tu vida

montserrat, caridad,

y todas las otras.

eladio: ¿qué?

julia: así que vete, mejor,

vete, ya.

arturo: entonces rueda ya tiene

la lista de propiedades.

perfecto, agustín, gracias.

regina: buenas noches.

arturo: hola, hija,

bienvenida.

regina: aquí está firmado

ya que se recibió la obra de

los hoteles satisfactoriamente.

el proyecto está

oficialmente cerrado.

arturo: esto lo podemos

ver mañana en la oficina,

yo estoy feliz de verte aquí.

regina: si regresé

a vivir a esta casa,

es porque por tu culpa

terminé con david.

[timbre]

julia: david,

tenemos que hablar.

david: no, no,

no tiene caso, mamá,

ya no me quiero pelear contigo,

¿sí?

por favor, te pido que--

julia: no, no.

lo siento mucho, perdóname,

pero me vas a escuchar, david,

me vas a escuchar...

porque va de por medio

tu felicidad.

arturo: hija, sé que hice mal

en besar a julia.

sé también que debí

antes hablar contigo.

regina: no,

antes te debiste haber esperado

a estar divorciado,

y también que ella

hiciera lo mismo.

arturo: sí, es cierto,

es cierto,

a veces los sentimientos

nos ganan y no hacemos

las cosas correctamente

y de la mejor manera.

regina: sí,

eso ya me quedó claro.

arturo: bueno, amor--

regina: me destruiste.

arturo: no me digas eso.

te estuve marcando muchas veces,

daniela,

¿por qué no me devolviste

la llamada?

daniel: ¿para qué?

¿para que me regañaras

por poner a julia en su lugar?

nina: ¿ya le contaste a tu papá

lo que acordamos entre nosotras?

arturo: ¿qué cosa?

nina: que es mejor que te vayas

de una vez de esta casa para que

nos evites tener que verte.

julia: te juro que lo que vio

regina no fue lo que ella cree.

arturo me quiso besar,

pero yo a él no.

david: no te creo, no te creo.

a ver, dime a la cara

que no estabas en contacto

con él cuando te hospitalizaron.

dime que no lo viste

en vallarta, mamá.

es más, conque tú llegues

y me digas que no le fuiste

infiel a mi papá

hasta con el pensamiento,

te puedo creer.

julia: no te puedo jurar

nada de eso, david.

david: claro que no puedes--

julia: no, no puedo,

porque eso fue en otra época.

david: es que, por favor,

¿por qué le das vueltas?

es claro que sientes

algo por ese tipo,

no te quieras engañar.

julia: no, no es verdad,

no es verdad.

david: claro que es verdad,

claro que es verdad.

te sientes mal,

te sientes culpable,

conmigo, con mi papá.

julia: es que las cosas

no son así.

no son así, mi amor, espérame.

si quieres,

yo puedo hablar con regina,

lo puedo aclarar todo.

ay, a ver, david,

hijo, por favor,

yo no ando con arturo,

no ando con él.

pero a ver,

independientemente de eso,

lo importante es que tú

vuelvas con ella.

david: que vuelva con ella,

que vuelva con regina.

ajá, ¿tú crees

que no lo he intentado?

mamá, no quiere.

no puede estar conmigo,

porque no soportar la idea de

que tú destruyeras a su familia.

arturo: ¿así que lo acordaron?

no, esta es mi casa.

nina: pues, si quieres

que te dé el divorcio,

me vas a tener que dejar

esta casa a mis hijos y a mí.

arturo: pues,

lo siento, pero no.

esta casa la construyó

mi abuelo,

se la dio a mi padre,

y mi padre me la heredó.

¿sabes lo que esto significa

para mí?

nina: ¿sabes qué?

si fueras un caballero,

no tendríamos que pedírtelo,

te irías sin decir nada,

por dios.

arturo: pues,

no me chantajees con eso.

daniela: papá, eres el colmo.

además, tú eres

el que está dejando a mi mamá.

regina: así es,

y lo menos que puedes hacer

es dejar la casa.

arturo: esta no es una cuestión

de dinero.

yo le ofrecí a su madre

darle una casa mucho más lujosa,

más grande, y yo hacerme

responsable de los gastos

de la casa también,

pero esta no, lo siento,

esta casa no.

esta es una casa familiar.

regina: papá,

te está haciendo muy mal, ya.

arturo: no me importa.

basta, además.

es un problema

entre su madre y yo,

no de ustedes.

es un problema

que debo resolver con ella,

no con ustedes, punto.

regina: claro, nosotros no nos

podemos meter en sus broncas,

pero sí sufrimos

las consecuencias

de lo que tú haces, ¿no?

arturo: ¿a qué te refieres?

regina: ¿cómo?

sabes a qué me refiero.

arturo: en primer lugar,

no tienes por qué

meterte en un problema

de tu madre conmigo, ¿sí?

y ustedes no tienen que irse,

no tienen por qué irse.

son mis hijas también, ¿sí?

mira, tu mamá quiere quedarse

con esta propiedad

porque la construyó mi familia,

para molestarme,

nada más por eso.

regina: es nuestra mamá.

y además, yo tuve que discutir

contigo por david,

y ahora tengo que discutir

por la casa, papá...

daniela: ¿sabes qué, papá?

como siempre, eres superinjusto.

¿y sabes qué le dije

hoy a eladio?

arturo: ¿a eladio?

daniela: sí.

arturo: ay, ¿qué?

daniela: que ojalá

tú fueras como él.

david: no quiero

ser grosero contigo.

mamá, ¿te puedo pedir

por favor que pongamos

una distancia entre nosotros?

es lo mejor--

julia: ay, no, no.

david: mamá, ya.

a ver, ya,

si yo voy a hacer lo mismo

con mi papá.

si yo vuelvo o no vuelvo

con regina,

las cosas nunca van a poder ser

iguales entre nosotros.

julia: mira, david,

no seas tan duro.

david: ¿cómo me estás pidiendo

que no sea tan duro,

cómo me puedes pedir eso?

yo no voy a perdonar

y no puedo perdonar,

no tolero, lo que te hizo

mi papá con caridad.

pero por favor,

también tú lastimaste

a mi papá con arturo,

no te hagas.

yo no sé quién fue el primero

en dañar al otro,

no me interesa,

pero yo estoy muy lastimado.

julia: david,

no lo puedes ver así, porque--

david: ¿cómo quieres

que no lo vea así?

no hay otra manera de verlo.

tú eres mi mamá, ¿sí?

tenlo claro,

lo vas a ser por siempre,

así que si tú decides

divorciarte de mi papá,

perfecto,

yo te voy a apoyar

y voy a hacerme cargo

de que no quedes desprotegida,

de que no te haga falta nada,

pero no me pidas más.

julia: david.

david: por favor, sal.

julia: tú eres

lo que más quiero.

y lo único que quiero es

que te reconcilies con regina.

lo único que quiero

es que seas feliz a su lado.

eladio: ¿por qué estás llorando,

julia, qué pasa?

julia: intenté hablar con david,

pero no logré nada,

mi hijo no quiere saber

nada de mí.

eladio: no llores, no llores.

ven, no llores.

arturo: no compares

a eladio conmigo.

ese tipo es un desgraciado,

un hipócrita.

nina: te equivocas, arturo.

eladio es un caballero

que jamás sacaría a su mujer

de su casa

como lo quieres hacer tú.

daniela: él sí sabe valorar

a las personas, papá.

él me convirtió

en una modelo famosa,

mientras tú solamente me tenías

limpiando la casa

o sirviendo cafés en la oficina.

regina: y a mí él

siempre me trató bien,

y él de verdad me apoyó,

apoyó mi relación con su hijo.

claro, tú no lo podías hacer,

porque no te convenía que david

y yo estuviéramos juntos

y arruináramos tu relación

con julia.

nina: como ves,

nos has decepcionado a todas,

y ya nos lastimaste suficiente.

así que no te voy a permitir que

dejes a mis hijos sin su casa,

te la voy a pelear a muerte.

arturo: así será.

eladio: por favor,

no llores, ¿eh?

ahora mismo hablo con él,

él no te puede hacer sufrir.

julia: no, no, por favor,

no hagas esto más grande.

eladio: es que me duele

verte llorar.

julia: pero sí, pero es que

no tiene caso que hables con él.

por ahora todo me acusa,

regina vio

cuando arturo me besaba.

eladio: bueno, pero me dijiste

que fue algo sin importancia,

que él no te interesa.

¿o eso no es cierto?

julia,

dímelo mirándome a los ojos.

julia.

julia: no, es que tú no tienes

derecho a preguntarme nada,

y mucho menos

a pedirme honestidad.

eladio: bueno,

simplemente júrame

que no vas a volver con arturo.

julia: no,

no te voy a jurar nada.

desde que nos separamos,

yo puedo hacer con mi vida

lo que quiera, ¿me entiendes?

eladio: julia.

daniela: mamá, tranquila,

estoy seguro que mi papá

no nos va a poder

sacar de esta casa.

nina: ya no sé,

la verdad es que desconozco

a tu papá,

y lo creo capaz de todo

por esa mujer.

regina: ya no pienses en eso,

mamá.

nina: es que no sabes

cuánto me duele su actitud,

su egoísmo.

si no quiere pensar en mí,

bueno,

pero hacerle esto a ustedes

no tiene perdón.

daniela: por eso

lo que le dije de eladio,

eso es cierto.

nina: daniela, pero tú

no le puedes decir eso.

daniela: ay,

¿y por qué no, mamá?

es la verdad.

eladio sí me apreció,

y mi papá nunca.

y por cierto,

eladio sí se salió de su casa

y se la dejó a esa tipa.

nina: ¿cómo?

¿julia y eladio ya están

viviendo cada quien por su lado?

daniela: sí.

nina: claro, claro,

para eso quiere la casa su papá,

para traer a esa tipa

y que viva aquí con él.

david: pasa.

pensaba entregarte mañana

lo de monterrey, papá.

eladio: no vengo hablar de eso.

quería hablar sobre tu madre,

y al llegar me la encontré

afuera muy afectada.

¿qué pasa, david?

dice que no quieres escucharla.

david: pues, ¿qué pasa?

pasa que estoy--estoy cansado,

y estoy harto de escuchar

mentiras, eso pasa.

perdón, no tendrías que meterte

en nuestros problemas--

eladio: a ver, a ver, a ver,

te esperas,

me meto porque soy tu padre.

¿no te das cuenta?

me preocupas.

y julia me preocupa muchísimo,

así que quiero saber

qué es lo que está pasando.

david, tu madre me contó

que regina la vio cuando

arturo la besaba.

¿por qué no me lo dijiste?

david.

david: pues, si no te lo dije,

piénsalo, fue para no hacer

más graves las cosas.

para evitar, según yo,

que mi mamá y tú

se siguieran lastimando.

eladio: hijo, quiero la verdad,

la verdad.

¿tú sabes si ella

le correspondió a arturo

mientras la besaba?

david: ay, papá, a ver,

yo no fui quien los vio,

regina fue la que los vio.

eladio: sí, ya lo sé.

pero ¿qué fue exactamente

lo que te dijo?

por favor.

¿arturo la besó a la fuerza,

o se estaban besando?

david: ay, a ver, a ver,

a ver, papá,

por favor, entiende esto,

esto es--es sumamente

incómodo para mí, ¿sí?

te quiero pedir, por favor,

que no me metan a mí

en sus problemas.

estoy muy decepcionado,

muy decepcionado de los dos,

así que si tu intención

es venir a hablar de eso,

estás perdiendo el tiempo.

daniela: lo siento, mamá,

pero es la verdad.

el jefe de publicidad me contó

que ya no le mandan el material

a eladio a su casa,

sino a un hotel.

nina: qué descaro el de julia.

se separa de eladio,

ella deja a casa,

pero ¿qué?

de seguro se quiere venir

a vivir aquí con mi marido.

regina: ve tú a saber,

porque eladio y julia

ya tenían otra bronca muy,

muy grande.

claro, y seguramente

fue el pretexto que ella

usó para separarse de eladio.

nina: ah, sí.

sí, sí, recuerdo que me dijiste

que tuvieron un problema

por franco.

pero bueno,

finalmente es el ahijado,

son familia--

regina: no, no, no,

es que no te quise contar para

no hacer las cosas más grandes,

pero esa no es la verdad.

la verdad es que franco

es un hijo que tuvo eladio

con otra.

erick: el licenciado rueda,

papá, va a llevar el divorcio

con consuelo.

arturo: ¿por qué tiene que ser

rueda, por qué no agustín?

¿por qué--por qué

el abogado de tu madre?

caray, o sea...

erick: hubiera aceptado a él

si no fuera porque

está viviendo con el enemigo.

arturo: por dios, a ver--

erick: miguel, tu hijo,

y tu mejor amigo agustín,

se han hecho muy cercanos, papá.

arturo: mira,

agustín es un gran abogado,

él nunca mezcla lo personal

con lo laboral.

erick: sí, pero es obvio

que apoya a consuelo y no a mí.

además, bueno,

ya quedé con rueda.

arturo: espero

que no complique más todo.

lo bueno es que consuelo

es sensata,

y no es ambiciosa como tu madre.

erick: mi mamá se pasa cuando

dice que te quiere quitar todo.

y no se vale, papá,

yo sé que tú has trabajado todo,

y la casa era de mis abuelos.

arturo: gracias por tu apoyo,

esto significa mucho para mí.

gracias.

miguel: te juro que es el bebé

más hermoso que he visto

en mi vida, igual que su madre.

consuelo: es tan dulce

verlo así,

me transmite tanta paz,

hasta se me antoja

ser bebé de nuevo.

miguel: si quieres,

te puedes dormir en mis brazos.

consuelo: estaría feliz contigo.

miguel: te extraño mucho.

y si erick intentaba separarnos,

pues, logró todo lo contrario.

ahora ha crecido mucho más

el amor que te tengo.

consuelo: a mí me pasa lo mismo,

no dejo de pensar en ti.

hasta imagino mi vida contigo...

y con mi hijo.

miguel: yo solo tengo

un plan con ustedes:

quererlos como nadie más

lo haría.

¿sabes?

antes odiaba el teléfono,

y ahora pasamos horas hablando,

no me canso de oír tu voz.

consuelo: y yo tus consejos.

que me hagas reír,

que me hagas sentir bien.

miguel: oye, ¿y si le pones el

altavoz para contarle un cuento?

consuelo: bueno,

pero antes dime que me quieres.

miguel: te amo,

los amo a los dos.

erick: por supuesto que no puedo

aceptar abiertamente en frente

de mi mamá que te apoyo a ti.

pero yo entiendo, papá,

y a fin de cuentas quiero

que seas feliz,

y tú sabrás lo que te conviene.

arturo: gracias.

me parece muy noble

lo que haces por los dos.

erick: tampoco

le digas a mis hermanas

que estoy de tu parte,

así tal vez dejen

que yo maneje las acciones

que tú pongas a su nombre,

porque supongo que con eso

del divorcio la repartición

de bienes es inminente

y vas a poner acciones

a nombre de nosotros, ¿no?

arturo: bueno, después

te informo lo que voy a hacer.

erick: dime, papá,

yo--yo te quiero ayudar.

arturo: sí, sí, lo sé, lo sé.

con tus palabras,

con tu cariño, con tu apoyo,

es--es más que suficiente

por ahora, gracias.

[música]

[música]

caridad: ay, clara, clara,

mi vida cada vez

se complica más.

no me quiero equivocar,

porque mi hijo por fin

se está acercando a mí.

clara: ay, qué bueno, caridad.

caridad: pero por otro lado

están marintia y mi nieto,

aunque a franco no le pareció

nada que yo estuviera

en contacto con ella

y que la apoyara para que

no se deshiciera del bebé.

clara: sí, caridad,

pero si franco

es el padre del bebé,

pues, tiene que hacerse

responsable, oye.

caridad: eso quisiera,

pero también entiendo

que él no lo puede hacer

abiertamente por gaby.

clara: ay, pero es que eso

yo te lo advertí

desde que eran novios.

caridad: yo quiero

que atienda a su hijo,

pero no lo puede hacer así,

con marintia.

no, más bien tiene que escoger

entre ella y gabriela.

clara: pues, sí,

estoy de acuerdo.

y aunque sea tu hijo,

pues--pues,

no puedes andar de alcahueta.

es mejor que se decida ya,

porque--porque, pues,

para la pobre de gaby

va a ser muy duro

si se entera que franco,

pues, tiene un hijo con otra.

caridad: por ahora lo único

que importa es que mi nieto

sobreviva, nada más.

clara: ay, sí, sí, sí, sí,

ese bebé no es más

que un inocente.

y yo, caridad,

le voy a rezar mucho

a la virgencita

para que tu nieto esté bien.

caridad: gracias.

eres tan generosa siempre.

clara: yo creo que por eso

diosito me compensó,

y ahora me siento tan feliz

al lado de justino.

justino: ¿listo?

david: listo.

justino: ahí quedó,

ahí está arreglado

el--el corto...

david: gracias.

justino: y lo del calentador.

ya nada más voy a comprar

las piezas que necesito y listo.

david: te lo agradezco

infinitamente, justino.

justino: no, hombre, ¿de qué?

david: te invito un café,

siéntate.

justino: gracias.

bueno.

david: oye, dime algo.

no, para empezar,

vamos a hablar de negocios,

¿cuánto te debo?

justino: no, hombre,

¿cómo crees?

si yo lo hago

con muchísimo gusto.

si tú me ayudaste a cumplirle

su sueño a maribel,

que en paz descanse.

ella se fue cumpliendo su sueño

de ver el mar junto con mi hija.

david: ¿cómo está luisita?

justino: pues, ya está

aprendiendo a vivir sin su mamá.

aunque mi chaparrita

nos mandó un angelote,

pues, para que

no nos quedáramos solos.

david: ah, caray.

a ver, a ver,

cuéntame de ese angelote.

justino: pues,

clara y yo nos estamos dando

una oportunidad.

david: ¿clara?

justino: sí.

david: oye, pues,

me alegro mucho,

me da mucho gusto, justino,

es una bellísima persona,

es una gran mujer.

justino: sí,

yo la quiero un buen,

un buen, un buen,

como amiga y como mujer.

y pues, mi luisita la adora.

estoy seguro que clara va a ser

un gran ejemplo para mi hija.

david: justo eso

que estás diciendo,

yo creo que para todos los hijos

es de suma importancia tener

un buen ejemplo para seguir.

después...

pues, después uno crece, ¿no?

y ese ídolo que uno ve

en los padres,

pues--pues, desaparece.

a veces cae y te aplasta,

te aplasta sin remedio.

petra: señorita.

mire, señorita,

lo que le mandaron.

regina: ¿una tortuga?

a ver.

ay, hola.

petra: ay, qué detallazo

del joven david.

eso quiere decir

que ya se contentaron,

¿verdad?

regina: no,

esto no me lo mandó david,

seguramente fue jorge.

petra: ay, no creo.

a ver, lea la tarjeta.

regina: no,

yo estoy seguro que fue jorge,

david no me va a dar tortugas.

a ver, a ver, a ver.

petra: ay, qué bonito.

regina: a ver, ¿quién fue?

petra: no, pues, sí es cierto,

es de jorge pérez.

¿y él, señorita,

por qué le manda regalos, o qué?

señorita.

regina: no--no sé.

franco: mamá, estuve pensando

en todo lo que me dijiste ayer,

y la verdad,

creo que tienes razón.

caridad: ¿me prometes

que ya no vas a guardarle

resentimientos a tu padre?

franco: no, no,

y por lo pronto ya no--ya

no voy a pelear más con él.

yo voy a intentar

acercarme más a él,

¿y sabes qué?

tú también deberías de hacerlo.

caridad: no.

no, yo no, hijo,

yo prefiero mantenerme

alejada de él,

es lo que debí de haber hecho

desde un principio.

franco: ay, por favor, mamá,

eladio ya está separado

de julia.

y si alguna vez tú lo amaste...

aprovecha y reconquístalo

otra vez.

te lo pido, mamá.

sé que lo vas a lograr.

rueda: ahora estoy a cargo

del divorcio

de erick montenegro.

eladio: bien, pero eso

es lo que menos nos importa.

¿qué novedades

con el divorcio de nina?

rueda: arturo está poniendo

propiedades y acciones

a nombre de alguien más

para no darle todo

en la repartición de bienes.

eladio: obvio.

rueda: pero ya me estoy haciendo

cargo de la investigación

del prestanombres.

eladio: en cuanto tengas

ese nombre,

lo necesito, ¿entendido?

rueda: por supuesto, claro.

caridad: no, hijo,

¿cómo crees que yo me voy

a volver a acercar a eladio

con la idea que tú tienes?

franco: ¿por qué--por qué no?

ahora--ahora te toca a ti

ser la señora gómez-luna,

con todo derecho,

tú le diste un hijo.

caridad: un hijo

al que se niega a reconocer.

franco: bueno, pues,

así sería mucho más fácil

que me diera su apellido, ¿no?

caridad: no lo estés diciendo

como si yo tuviera

todo que ganar.

si eladio no dejó a julia antes,

ahora menos.

franco: a ver,

ellos ya no están juntos,

a julia no le interesa

regresar con él.

por favor, no...

piénsalo, solo piénsalo,

piénsalo,

a mí me harías--me harías

muy feliz.

te lo digo otra vez,

tú eres muy bonita...

ahora.

arturo: ya estamos listos

para arrancar el proyecto

de las hidroeléctricas.

los permisos y los trámites

están listos.

regina: ya avanzaron el proyecto

que se instala en monterrey.

arturo: no te escucho

emocionada.

regina: el proyecto

me emociona mucho,

pero no me siento cómoda

tratando contigo.

de hecho,

estaba pensando en renunciar.

pero me di cuenta que tengo

que ver por los intereses

de mi mamá,

así como tú estás viendo

por los tuyos y los de julia.

arturo: a ver, reina,

sería más fácil si david y tú

entendieran que julia y yo

nos amamos desde antes

que ustedes existieran.

regina: ¿te estás justificando?

porque como disculpa

deja mucho que desear.

arturo: hija, quiero que--quiero

que lo entiendas,

quiero explicarte

para que lo entiendas.

regina: ¿y cómo te explico

yo que le estás haciendo

daño a tus hijos?

arturo: mi amor, a ustedes nunca

los voy a dejar de amar, nunca.

aunque no me entiendan

como hombre,

yo estaré siempre como su padre.

regina: si nos quisieras,

no le harías daño a mi mamá.

porque si la lastimas a ella,

nos lastimas a todos.

arturo: bueno, lo siento,

pero si ella

no fuera tan ambiciosa,

tan voraz,

otra cosa sería,

otra cosa sería, punto.

porque solamente por capricho

quiere quitarme la casa

de mi familia, imagínate,

la de mis padres, por dios--

regina: a ver, estoy segura

que mi mamá no quiere esa casa,

es una forma de demostrarte

su dolor, papá,

porque ya no la amas,

de desquitarse.

arturo: ¿desquitarse de qué,

o qué?

dime, le di todo.

la traté como una reina,

le di su lugar siempre.

simplemente el amor

y las relaciones se acaban.

ahora, mira--

regina: a mí me duele que digas

con ese descaro que a pesar

de 25 años de matrimonio con

ella nunca dejaste de amarla.

entonces siempre

estabas con julia,

pensando en ella.

estabas usando a mi mamá,

no la amabas como decías.

jugaste.

>> señor.

perdón,

es que ya llegó el joven jorge.

arturo: sí, la próxima vez

por el conmutador, ¿sí?

dile que pasa.

regina: que pase.

arturo: después seguimos

hablando, hija.

regina: no, no es necesario,

ya dije todo

lo que tenía que decir.

[música]

[música]

[timbre]

david: va.

justino, pásale.

justino: listo, ya quedó,

ya compré las piezas

del calentador.

david: déjamelas allí

al lado del fólder, por favor.

oye, yo te quería hacer

una pregunta.

¿de casualidad tienes, pues,

conocimientos sobre temas

de precios de materiales?

justino: sí, seguro,

claro que sí, claro.

de hecho, en mis ratos libres

hago trabajos de mampostería,

carpintería, plomería.

ah, también

estoy soldando ahorita.

david: pues, me parece que eres

la persona indicada, entonces.

mira, toma asiento,

quiero platicarte unas cosas.

ve, me llegaron estos

presupuestos que son de las

construcciones de santa fe,

y a mi parecer

los vi un poco elevados,

no sé cómo los veas.

justino: a ver,

deja ver la información.

¿qué es esto?

david: digo, a mí me encantaría

que tú me pudieras

ayudar con esto, porque quisiera

alguien de confianza.

justino: ah, pues, claro que sí,

cuenta con eso.

david: ¿sí?

justino: sí, sí, sí.

david: perfecto.

justino: de hecho, si quieres,

yo mismo voy a checar

el material.

jorge: el gobierno me dio

un crédito para microempresarios

y así pude crecer.

arturo: ya lo veo.

si manejas obras tan importantes

como los hoteles,

es que estás en otra liga,

otro nivel ya como contratista,

qué bueno.

jorge: gracias.

y bueno,

pienso seguir creciendo.

y ahora que regresé

de monterrey, pues,

quise ver nuevas oportunidades,

y qué mejor

que la constructora montenegro.

arturo: me alegra,

porque necesito

gente de confianza,

y veo que tú puedes ayudarnos.

jorge: pues, desde ahora le digo

que cuente conmigo para todo,

don arturo.

agustín: para mí es un honor ser

el padrino de este niño,

te prometo que velaré por él.

consuelo: ya lo sé,

yo confío mucho en ti

y en regina para que lo guíen.

agustín: bueno,

no solo vine para ponerme

de acuerdo con el bautizo,

también vine para decirte

que erick no quiso

que llevara el divorcio

por parte de los dos,

ni que fuera voluntario.

consuelo: ¿y entonces?

agustín: su divorcio lo va a

llevar el abogado héctor rueda,

que es uno de los mejores

abogados de la ciudad.

[timbre]

>> buen día,

¿la señora consuelo martínez?

consuelo: sí, soy yo.

>> por favor.

consuelo: gracias.

>> gracias.

consuelo: es una demanda

de divorcio que presenta

erick en mi contra.

agustín: a ver, déjame verla.

aquí está pidiendo

la patria potestad de tu hijo.

erick quiere que el niño

viva con él y que tú no lo veas.

julia: ¿qué tal?

quisiera hablar

con la señorita montenegro.

ángeles: sí.

julia: perdón, perdón,

regina, necesito hablar contigo.

regina: yo no quiero

hablar con usted.

por favor, váyase y no vuelva.

julia: es importante,

yo te voy a explicar.

es más, si quieres,

que esté tu papá presente.

es importante, llámalo.

regina: no tiene caso,

no le creo a ninguno de los dos.

julia: no, por favor,

dame una oportunidad

de explicarte.

por mi hijo, por favor.

regina: el único lazo que tenía

yo con usted era su hijo,

y eso ya se terminó gracias

a usted y a mi papá.

julia: por favor, yo no--

regina: no pretenda

que la acepte como amante

de mi papá.

julia: no, no.

regina: es lo que quiere,

y no lo voy a hacer,

y no los voy a perdonar jamás.

usted y mi papá

nos hicieron mucho daño.

¿cómo pudieron dejar

que nos enamoráramos si sabían

que esto iba a pasar?

¿cómo pudo poner antes un amorío

que la felicidad de su hijo?

julia: no tengo nada

con tu papá.

[música]

[música]

consuelo: agustín, haz algo,

por favor,

yo no quiero

que me quiten a mi hijo.

agustín: tranquila.

consuelo: no pueden llevárselo,

¿verdad?

no pueden, yo soy la mamá,

él es apenas un bebé.

no se lo puede llevar,

depende completamente de mí.

agustín: esa es una ventaja,

el bebé tiene que estar

a tu lado,

porque lo sigues amamantando.

pero terminando ese período,

erick va a insistir

en quitártelo.

consuelo: no.

no, no, esto no puede ser,

no puede ser.

agustín: mira, yo tengo

que advertirte que este pleito

va para largo.

consuelo: yo no puedo permitir

que me quiten a mi hijo.

yo voy a luchar, voy...

tengo que hablar con don arturo.

agustín: no sé si arturo pueda

hacer entrar en razón a erick.

mira, yo me voy para estudiar

esta demanda y preparar

la contestación, ¿mm?

yo me voy, ahijado precioso.

consuelo,

tú tienes que estar tranquila.

consuelo: ¿cómo me pides eso?

ni siquiera puedo tolerar la

idea de que él esté lejos de mí,

me voy a volver loca

si me lo quitan.

por favor, por favor,

tienes que ayudarme.

agustín: tranquila, yo voy

a pensar en cómo protegerte.

julia: no siempre las cosas

son lo que parecen.

te juro que entre

tu papá y yo no hay nada.

regina: yo los vi.

julia: a ver, ¿qué viste?

regina: ¿cómo que qué vi?

los vi besándose.

julia: no, a ver,

tu papá me--

jorge: regina,

qué bueno que te veo,

tengo una buena noticia.

regina: no sabes la falta

que me hace una buena noticia,

vamos a mi oficina

para que me cuentes.

arturo: julia.

regina: papá, espero nada más

que no dejes que esta mujer

ponga de pretexto que vino

a verme cuando en realidad

solamente viene a verte a ti.

arturo: regina, por favor.

regina: y solo te recuerdo

que esta es una empresa familiar

de la que mi mamá es accionista.

así que por respeto a ella

y a nosotros no vuelvas

a pararte por aquí.

arturo: lo siento, julia.

julia: escúchame bien,

necesito que le digas

a tu hija--

arturo: tranquila,

aquí no, aquí no.

cálmate y vamos a la oficina.

o hablemos aquí

si quieres, pero cálmate.

a ver.

ángeles, por favor,

dile a la junta de consejo

que voy en un segundo, gracias.

ángeles: sí, señor.

arturo: ¿qué pasó?

ángeles: franco,

ahora sí te tengo

muy buena información.

franco: dime.

ángeles: aquí está la esposa

de gómez-luna,

se peleó con la hija de mi jefe.

franco: a ver, a ver,

¿tú me estás diciendo

que en este momento julia

está con arturo montenegro?

gracias, esa información

te la voy a pagar muy bien.

ángeles: luego te llamo.

clara: ¿estás oyendo?

ángeles: no, no,

es que estoy esperando a que

terminen para pasar a mi lugar.

david: ¿se puede?

aquí está lo de la entrega

del hotel, papá.

eladio: luego lo veo,

ya hablé con yamila y me dijo

que todo está en orden.

david: muy bien,

entonces voy a seguir

con el proyecto de santa fe.

pero no hay manera,

no hay manera de que acepte ser

vecino de franco,

no quiero el penthouse, papá.

eladio: hijo...

trata de entender,

el que se equivocó fui yo,

no él.

de hecho, estoy considerando

darte más acciones

de la empresa.

david: a ver,

¿estás haciendo esto solamente

para que a mi mamá le toque

menos por el divorcio?

¿dónde está el amor, papá?

¿no la quieres mucho?

julia: te quiero pedir

que le aclares a tu hija

que entre nosotros no hay nada.

arturo: ya se lo dije,

pero sigue sin creerme.

y es que aunque

no me correspondas,

los dos sabemos

que es mentira que no hay nada.

por dios,

dime que no has pensado

en mí todos estos días

como yo en ti, dímelo.

julia: no, no,

yo solo estoy muy preocupada

por mi hijo.

mi hijo está muy enojado

conmigo,

estoy preocupada por regina.

arturo: sí, julia, julia, julia,

ya no podemos cambiar el pasado,

pero si podemos decidir

nuestro futuro.

mira, yo me separé de ti

avergonzado por haber embarazado

a otra mujer

y por haberte hecho daño.

vamos, yo sí te dije la verdad y

me hice responsable de mi error.

y eladio hizo

exactamente lo mismo,

pero se lo calló,

y te engañó todo este tiempo.

yo arruiné mi vida,

yo soy el responsable de eso.

pero ahora que sabes la verdad,

vas a ser libre,

tenemos otra oportunidad.

dímelo, ¿no intentarías

ser feliz a mi lado?

dímelo.

[música]

[música]

eladio: a ver, a ver, a ver,

¿de qué hablas?

no lo estoy haciendo

para perjudicar a tu madre,

lo estoy haciendo

para favorecerte a ti,

que eres su hijo.

david: bueno, entonces te

sugiero y quiero pedirte que no

lo hagas, porque lo único que va

a parecer es que es una venganza

o un tipo de revancha

en contra de mi mamá,

en contra de franco, también.

¿o cómo, también a él le piensas

dar más acciones?

eladio: ay, hijo,

sí te entiendo,

porque no me sorprende,

ya sé cómo eres,

a ti no te preocupan

las cosas materiales.

david: pues, siempre he pensado

que hay diferentes tipos

de riquezas, papá.

por ejemplo,

la que yo busco es el amor.

yo daría todo por tener

la riqueza del amor,

por poder empezar

de nuevo con regina,

por estar bien con ella,

de verdad no tienes idea.

¿conoces a justino?

bueno, equis,

justino, un trabajador,

me contó que después

de la muerte de su esposa, papá,

él y su hija

han podido rehacer su vida,

han podido encontrar

otra vez el amor.

en cambio yo...

eladio: nada, tú nada,

tú lo vas a conseguir.

tú, escúchalo bien,

vas a tener amor.

siempre, siempre, hijo,

vas a tener amor.

david: pues, yo deseo lo mismo

para ti, papá,

deseo que tengas

mucho amor también,

que lo encuentres.

yo veo cómo insistes

en recuperar a mi mamá,

y bueno, de esa misma manera,

créeme,

que yo quero recuperar a regina.

quiero que esté conmigo,

que esté a mi lado.

y así como tú de verdad no estás

dispuesto a perder a mi mamá,

pues, definitivamente yo tampoco

quiero perder a regina, papá.

de verdad, no tienes idea

todo lo que yo haría

o lo que daría por borrar

lo que ha pasado,

por empezar otra vez,

por empezar de nuevo.

digo, es imposible,

es como tratar de buscar

el amor en otro lado,

es--es inútil, no puedo.

julia: no,

el pasado quedó muy atrás.

arturo: bueno,

tú mejor que nadie

sabes que eso no es cierto.

cada vez que nos vemos

revivimos todo.

¿por qué no lo piensas?

julia: es que no--no

me confundas más, por favor.

arturo: bueno, si tú crees

que estás confundida,

es porque luchas

con lo que sientes.

deja de engañar a tu corazón,

permite que tus sentimientos

fluyan.

y yo estoy convencido, julia,

que nos demos la oportunidad

de vivir lo que hace tanto

tiempo dejamos inconcluso.

julia: no,

yo solamente vine a aclarar

las cosas con regina.

te pido, te lo suplico,

dile que entre nosotros

no hay nada.

díselo, y no vuelvas a hablar

de nosotros.

arturo: mira, yo sabré esperar

el tiempo que sea necesario.

voy a darte la oportunidad

de que aceptes lo que sientes,

porque tú y yo merecemos

por fin ser felices.

julia: pero es que...

arturo: no debes de pensar así,

solo ha de sentirse.

regina: te voy a hacer una lista

de los proyectos y las fechas

en las que tenemos planeado

empezar.

jorge: gracias,

me va a servir mucho

para empezar a organizarme.

regina: y lo primero que vamos

a hacer es una hidroeléctrica.

¿qué pasa?

jorge: a mí nada,

a la que le está pasando

algo es a ti.

deja de fingir,

que te conozco perfectamente.

¿qué tienes?

cuéntame.

fue por la discusión

con esa señora, ¿verdad?

regina: jorge, me siento fatal.

jorge: ¿quién es esa mujer, eh?

regina: es la amante de mi papá.

jorge: ¿de verdad?

regina: y la mamá de david.

bebé: [llora]

clara: ya llegué consuelo.

consuelo: no sé qué pasó,

pero de pronto no tengo leche.

clara: ¿cómo?

consuelo: así de pronto.

no sé, no entiendo qué pasa,

pero no le puedo dar de comer

a mi bebé.

clara: ay, cálmate, consuelo,

¿por qué no le marcas

a tu doctor mientras yo le

preparo la fórmula al bebé?

consuelo: es que esto

no puede pasar.

si yo dejo de amamantar al bebé,

erick me lo va a quitar.

clara: no.

bebé: [llora]

rueda: pues,

básicamente esos son los puntos

que estamos peleando.

erick: está muy bien.

me parece muy bien,

pero yo sinceramente pensé que

eso de quitarle al bebé sería

como mucho más inmediato, señor.

rueda: no podemos separar

al niño de su madre mientras

lo esté alimentando.

erick: pero todavía falta mucho

para que deje de hacerlo.

rueda: lo sé,

tendrás que ser paciente.

erick: no, bueno,

¿y no hay nada que podamos

hacer para agilizarlo?

rueda: la única forma es que

el pequeño corriera peligro

estando al lado de su madre.

pero como no es el caso,

tendremos que esperar.

franco: mis contactos

en el grupo montenegro me acaban

de informar que mi madrina

está en la oficina

de arturo montenegro.

eladio: ¿qué dices?

Cargando Playlist...