Visas

Miles de estudiantes extranjeros que aguardan visas H-1B quedarán cesantes por demoras en el servicio de inmigración

El gobierno federal estadounidense reconoció atrasos en los procesos de visas H-1B para profesionales extranjeros y asegura que los afectados (estudiantes que llevan tiempo en el país) no podrán trabajar pero no acumularán tiempo de permanencia ilegal.
28 Sep 2018 – 11:40 AM EDT

Miles de estudiantes extranjeros con visas tipo F-1 y que se graduaron en universidades estadounidenses con un título de maestría, se quedarán cesantes a partir de este 1 de octubre a causa de demoras en el servicio de inmigración.

El problema se centra en que la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración no les ha resuelto aún el trámite de una visa H-1B, utilizada por profesionales extranjeros.

“Si una petición H-1B permanece pendiente después del 1 de octubre, el beneficiario ya no está autorizado a trabajar de conformidad con las reglamentaciones”, dijo a Univision Noticias una fuente de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Los permisos de trabajo de F-1 se otorgan como parte del programa de entrenamiento práctico post-graduación y tienen una duración de uno a dos años. En ese tiempo, el empleador puede iniciar la petición de una visa H-1B y proceder a un cambio de estatus.


Problema sobre la mesa

Por lo general, el estudiante se gradúa al comienzo del verano y el permiso de trabajo vence en el verano del año entrante o dentro de dos años, dependiendo de la duración del documento. Las visas H-1B una vez asignadas, se entregan a partir del 1 de octubre.

Eso significa que los estudiantes favorecidos se quedarían sin permiso de trabajo entre el verano y el 1 de octubre.

Esta brecha de tiempo, a veces de hasta seis meses, ocasionaba un trastorno para la empresa interesada en seguir contratando al extranjero F-1. Después de emplear al estudiante por varios meses e invertir dinero en su entrenamiento, podía perderlo durante un largo tiempo y su ausencia significaba “pérdidas o retrasos para la empresa”, explicó Armando Olmedo, abogado de inmigración y co-autor del libro ‘Inmigración: las nuevas reglas’, una guía de Univision.

La USCIS arregló tiempo atrás el problema extendiendo automáticamente la validez de los permisos de trabajo de F-1 vencidos si el trámite de la H-1B había sido aprobado y esperaban el comienzo del año fiscal siguiente. Y también fue subsanado con la activación del Premium Processing (Programa Expedito), donde con el pago de una cuota especial, USCIS procesaba de manera acelerada la visa de trabajador extranjero.

Cambio de planes

Pero esta solución fue eliminada en marzo y el gobierno de Donald Trump, conociendo el problema, tampoco anunció que expiraba los permisos de trabajo de F-1, sino que advirtió que a partir del 1 de octubre ya no podían seguir siendo utilizados.

USCIS se justifica diciendo que “está experimentando una mayor demanda de beneficios de inmigración que resulta en un mayor número de casos, una carga asumida por nuestros adjudicadores diligentes y trabajadores”. Y agrega que “con la suspensión temporal del procesamiento acelerado de las solicitudes H-1B, ha podido asignar sus recursos para agilizar la adjudicación de estos casos”.

Señaló que el portador de una visa F-1 que quede cesante “generalmente puede permanecer en Estados Unidos mientras la petición de cambio de estado esté pendiente” y que durante esa espera “no acumulará presencia ilegal”.

“USCIS se compromete a adjudicar todas las peticiones de manera justa y eficiente, caso por caso, para determinar si cumplen con todos los estándares requeridos por la ley, las políticas y las reglamentaciones aplicables", indicó la agencia.

Carta al director de la USCIS

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) junto con la Association of International Educators (Asociación Nacional de Educadores Internacionales -NAFSA-), enviaron la semana pasada una carta al director de la USCIS, L. Francis Cissna, pidiéndole que reinstaure el Programa Expedito de visas H-1B como alternativa para remediar la crisis que arranca este 1 de octubre afectará a miles der estudiantes F-1.

Estados Unidos otorga cada año una cuota de 65,000 visas H-1B más una cuota adicional de 20,000 para estudiantes extranjeros graduados con un título de maestría en una universidad estadounidense.

Las visas H1B son destinadas a profesionales tales como arquitectos, periodistas, administradores de empresa, técnicos en computadoras o ingenieros, entre otros. Entre los años fiscales 2007 y 2017 la USCIS recibió 3,401,117 peticiones de visas H1B (incluyendo extensiones o prórrogas) y aprobó 2,634,328. La mayoría de los beneficiarios (2.1 millones) provienen de India, seguidos por China (296,313) y Filipinas (85,918). México ocupa el séptimo lugar con 34,609.

En cuanto a las visas F-1, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reporta que en el año fiscal 2016 registró 1,858,373 ingresos. En el año fiscal 2015 registró 1,990,661 entradas.

Así quedan en evidencia figuras públicas antiinmigrantes tras las reveladoras historias de sus familiares (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:VisasInmigración

Más contenido de tu interés