Univision Investiga

Los hijos de dos empresarios colombianos figuran en la presunta compañía de fachada vinculada a Nicolás Maduro

Álex Saab y Álvaro Pulido han negado su participación en negocios ilícitos con el presidente venezolano tras la denuncia de corrupción que hizo la fiscal del país. Pero según documentos obtenidos por Univision, la empresa utilizada ha tenido como representantes a los hijos de ambos empresarios.
14 Sep 2017 – 9:15 PM EDT

En explosivas declaraciones públicas la destituida fiscal general de Venezuela Luisa Ortega ha prometido que entregará pruebas que demuestran la presunta corrupción del presidente Nicolás Maduro de la mano de dos empresarios colombianos y una compañía favorecida por su gobierno con un contrato multimillonario de suministro de alimentos subsidiados.

Hasta ahora no se conocen documentos que reflejen que los empresarios Álex Saab y Álvaro Pulido, mencionados por la ex funcionaria, estén ligados directamente con la firma Group Grand Limited. Pero Univision Investiga tuvo acceso a registros que muestran que dos hijos de ellos han estado vinculados con la sociedad.

Los jóvenes dividen su tiempo entre Estados Unidos y Europa sin ocultar sus lujos ni sus éxitos. Uno de ellos, Shadi Nain Saab Certain, hijo de Álex, es un actor de películas de acción en Hollywood. El otro, Emmanuel Enrique Rubio González, hijastro de Pulido, es un administrador de empresas que adquirió recientemente un costoso apartamento en Miami y posa en redes sociales al mando de un avión ejecutivo.


A la cabeza de una empresa de alimentos

Saab Certain, de 20 años, fue director de Group Grand Limited en Hong Kong hasta el 24 de febrero de 2017, según los registros de la empresa obtenidos por Univision y revelados inicialmente por el portal venezolano Armando.info.

Su padre ha negado tener participación en la empresa.

“No hago parte de la empresa vinculada a los alimentos. Y jamás hemos dado regalos ni comisiones a ningún miembro del Gobierno ni al presidente por ninguna de las obras o proyectos que hemos realizado’’, declaró Álex Saab al diario El Tiempo de Colombia.


Univision envió a su abogado en Colombia, Abelardo de la Espriella, un cuestionario con 30 preguntas acompañado con la copia del documento en el que Shadi Saab aparece como director de la empresa en Hong Kong. De la Espriella, quien aseguró previamente que Alex ni su hijo tienen relación con la firma, respondió que no dará declaraciones a Univision hasta tanto se defina una demanda presentada por su cliente contra la cadena y el periodista Gerardo Reyes.

La demanda, radicada en el condado de Miami-Dade, alega que Univision hizo referencias difamatorias de Álex Saab en un artículo publicado en la edición digital. De la Espriella explicó que la negativa de conceder entrevistas se extiende, por la misma razón, al hijo de Álex Saab.

Univision intentó obtener declaraciones de los hijos de los empresarios en forma independiente, pero no respondieron.


Durante una cumbre de fiscales de América Latina hace dos semanas, la fiscal Ortega anunció que pedirá a Estados Unidos y otros países que investiguen a la empresa Group Grand Limited “que se presume que es del presidente de la república Nicolás Maduro’’. Como propietarios señaló a Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Álex Saab.

“Esas pruebas también las tenemos con nosotros’’, agregó Ortega quien una semana después ratificó a la cadena radial internacional W Radio que Saab tiene vínculos con Maduro. A la pregunta de con qué pruebas va a demostrar estos nexos, Ortega respondió que en su momento las entregará.

Saab anunció que demandará a la ex fiscal venezolana por difamación. Ortega no ha ofrecido detalles sobre la identidad de Rodolfo Reyes. Pulido no se ha pronunciado.


El mes pasado Ortega, quien rompió con Maduro, fue suspendida de su cargo por la Asamblea Constituyente. Previamente había anunciado la apertura de una investigación por presunto fraude en la elección de la asamblea. Las fuerzas de seguridad rodearon la sede de la fiscalía y el personal quedó atrapado en el edificio. La funcionaria escapó hacia Colombia y desde entonces ha hecho denuncias fragmentarias de supuestos casos de corrupción que involucran el gobierno de Maduro, incluyendo el pago de sobornos de la multinacional brasilera Odebrecht y el supuesto negociado con la importación de bolsas de alimentos de un plan de emergencia contra el desabastecimiento que vive el país.

La empresa Group Grand Limited fue escogida por la gobernación del estado Táchira para el suministro de estas bolsas conocidas como CLAP, un sistema paralelo de distribución de alimentos básicos. De acuerdo con Armando.info, el contrato adjudicado a la empresa a finales del año pasado superó los 200 millones de dólares.


Un apoderado en México

Los documentos de registro de sociedades muestran que no solamente el hijo de Saab ha estado unido a la empresa que despachaba los alimentos subsidiados por el gobierno de Maduro. El hijastro de Pulido es apoderado de la filial de Group Grand Limited en México. La filial está controlada en un 99% por la sede principal de Hong Kong.

Pulido sostiene que Rubio es su hijastro. Según declaró en una entrevista a Univision el año pasado, el joven prefirió mantener el apellido de su padre biológico. Pulido se comprometió a enviar un examen de ADN para demostrar que Emmanuel no es su hijo biológico, pero la prueba nunca fue enviada.


Emmanuel, de 28 años, lleva una vida de lujo entre Estados Unidos, Colombia y Europa. En sus redes sociales ha desplegado fotografías en las que aparece a bordo de la cabina de mando de un avión Gulfstream 280, asistiendo a la carrera de Fórmula 1 en Monte Carlo y navegando en un yate por el Mediterráneo junto a su novia, una modelo y presentadora de televisión colombiana. En agosto de 2014 adquirió sobre planos un penthouse en el lujoso edificio SLS Lux de Miami, por valor un de 3.6 millones de dólares, que le entregarán a finales de este año, según un contrato conocido por Univision Investiga.


Shadi Saab, el hijo de Alex, aparece en el portal cinematográfico IMDb como un actor de películas de acción de Hollywood. Su más reciente trabajo fue este año en el largometraje All-Star Weekend dirigido y producido por Jamie Foxx. También participó en el cortometraje King of LA.

Shadi también aparece registrado como fundador, junto a su padre y hermanos, de una fundación creada en Panamá por la cuestionada firma legal Mossack Fonseca. Se trata de Seafire Foundation, según un certificado obtenido por Univision en la base de datos de los Papeles de Panamá. El documento está fechado el 7 de agosto de 2013. Saab ha dicho que la fundación formada en Panamá y otras empresas registradas por la misma firma, nunca desarrollaron una actividad.


Pulido y Saab se asociaron en 2011 para cumplir con contratos de construcción de vivienda popular en Venezuela por más de 300 millones de dólares en el marco de un convenio con Colombia. La firma favorecida es Fondo Global de Construcción, propiedad de Saab. A la firma del convenio asistieron los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez y el entonces canciller venezolano Nicolás Maduro. Un video del evento muestra también a Álex Saab.

Saab ha sostenido que nunca ha sido socio de Pulido y que entre ambos solo existe una relación de amistad. Según él, Pulido ha sido proveedor de materiales para su firma.

Publicidad