publicidad
La institución decidió cerrar sus 56 planteles a nivel nacional

Departamento de Educación crea unidad para investigar fraudes en instituciones educativas

Departamento de Educación crea unidad para investigar fraudes en instituciones educativas

Minorías como los hispanos son las más vulnerables a centros que elaboran esquemas fraudulentos, según la Oficina Federal de Ayuda Estudiantil

Bajo investigación escuelas de belleza “Marinello” Univision

El Departamento de Educación formó la Unidad Investigativa de Ayuda Estudiantil (SAEU) para investigar de manera rápida y responder a denuncias de actividad fraudulenta en instituciones de educación superior, anunció este lunes en una conferencia de prensa el secretario de Educación, John J. King Jr.

La nueva unidad beneficia a estudiantes de minorías como hispanos y afroamericanos -las poblaciones más vulnerables a los fraudes estudiantiles-, y a las que más buscan las entidades educativas sin escrúpulos, según los funcionarios del Departamento.

"Cuando los americanos invierten su tiempo, dinero y esfuerzos para obtener nuevas destrezas, tienen el derecho de esperar una educación que represente una vida mejor para ellos y sus familias. Cuando eso no ocurre todos pagamos el precio. Quiero ser claro: Las escuelas que busquen engañar a los estudiantes y a los contribuyentes tendrán que rendir cuentas", dijo King.

Muchas instituciones que buscan estudiantes para lucrarse y que elaboran esquemas fraudulentos "sirven desproporcionadamente a estudiantes de color y de bajos ingresos" como hispanos y afroamericanos, dijo Jim Runcie, director de la Oficina Federal de Ayuda Estudiantil.

El departamento considera la nueva unidad como una herramienta adicional para asegurar la igualdad de oportunidades en la educación superior para todas las personas independientemente de su origen.

publicidad

Entre los fraudes más comunes en la educación superior se encuentran las llamadas "fábricas de diplomas", que son instituciones que operan sin estar acreditadas por el Estado, sin supervisión y que otorgan títulos fraudulentos en muy poco tiempo.

También hay empresas que ofrecen becas fraudulentas a cambio de pago, "asesores de becas", o entidades que ofrecen préstamos estudiantiles a intereses exhorbitantes.

Recientemente, el gobierno federal ha investigado y emprendido acciones contra centros como las escuelas de belleza Marinello, en este caso por supuestas irregularidades en el manejo de asistencia financiera.

La SAEU tendrá la misión de colaborar con investigaciones llevadas a cabo por otras agencias federales y estatales, y podría iniciar pleitos contra instituciones de educación superior.

También podrá identificar prácticas irregulares en instituciones de educación superior, evaluar querellas de estudiantes que toman préstamos estudiantiles para pagar por sus estudios, y tomar acciones administrativas como la suspensión de instituciones, la imposición de multas, o la revocación de acreditaciones.

Los funcionarios explicaron que la unidad tendrá el poder de emitir citaciones, ordenar entrega de documentos, hacer interrogatorios y entrevistas como parte de sus investigaciones. Para su funcionamiento, el presidente Barack Obama pidió $13.6 millones en el presupuesto de 2017.

La unidad será encabezada por Robert Kaye, funcionario que proviene de la división de protección al consumidor de la Comisión Federal de Comercio.

Las víctimas de algún tipo de estafa con ayuda estudiantil deben comunicarse con la Comisión Federal de Comercio, o con la Oficina del Inspector General del Departamento de Educación si se trata de una actividad fraudulenta de una universidad o instución de educación superior.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad