null: nullpx
Estados Unidos

Un chofer de UPS y un conductor atrapado en el tráfico: lo que se sabe de las víctimas del tiroteo en Florida

El conductor de la camioneta de UPS, Frank Ordoñez, estaba en su primer día oficial de trabajo. Y Richard Cutshaw, un automovilista que esperaba en una intersección cuando se desató el tiroteo, era representante sindical y acababa de salir de la oficina.
7 Dic 2019 – 2:05 PM EST

La comunidad de Florida fue sacudida el jueves por una cadena de eventos que acabó en un tiroteo en medio de una concurrida autopista: un intento de asalto a una joyería condujo al robo de un camión de UPS, luego a una situación de rehenes y después a un intercambio de disparos donde murieron dos civiles inocentes, el chofer de UPS y un conductor atrapado en medio del fuego.

El conductor de la empresa de repartos se llamaba Frank Ordoñez y el otro automovilista, Richard Cutshaw. Este último esperaba en una intersección transitada cuando las autoridades llegaron y comenzaron a disparar desde detrás de los vehículos de transeúntes inocentes.

Los dos sospechosos del robo —dos primos de 41 años identificados como Lamar Alexander y Ronnie Jerome Hill— también murieron baleados.

Esto es lo que se sabe hasta ahora de las dos víctimas del suceso:

Richard Cutshaw, el espectador alcanzado por las balas

El espectador inocente asesinado en el fuego cruzado entre la policía y los ladrones de joyerías en Miramar fue identificado como Richard "Rick" Cutshaw, un representante sindical de 70 años que vivía en Pembroke Pines, de acuerdo a la oficina del forense del condado de Broward.

Don Slesnick, abogado del sindicato donde trabajaba Cutshaw, dijo que el hombre acababa de salir de su oficina en Miramar antes de ser asesinado.

Cutshaw quedó atrapado en el tráfico, en la intersección de Miramar Parkway y Flamingo Road el jueves cuando estallaron los disparos entre dos ladrones que secuestraron un camión de UPS y más de una docena de oficiales de policía.

Slesnick describió a Cutshaw como una persona divertida con la que trabajar, que tenía un buen sentido del humor y se tomaba en serio su trabajo, según detalla el diario The New Herald.

“Era lo suficientemente profesional como para no tomarlo tan personalmente y ser eficaz, pero creía en lo que hacía”, dijo Slesnick, y agregó que Cutshaw se involucraba de lleno en su trabajo y tomaba en serio los problemas de otros.

Su vecina en SilverLakes, Maria Guzmán, dijo que conocía a Cutshaw y lo describió como una "persona muy, muy, muy agradable".

Frank Ordoñez, el conductor de UPS

El conductor del camión de UPS, Frank Ordoñez, de 27 años, fue secuestrado por los dos ladrones y asesinado en el tiroteo. Ambos ladrones, Lamar Alexander, de 41 años, y Ronnie Hill, de 41 años, también fueron asesinados.

Nació en Ecuador y era padre de dos niñas, según dijo a CNN su hermano, Roy Ordoñez. Era "extrovertido y feliz”. "Nunca se supo cuándo estaba triste", expresó. Ordoñez había concluido el programa de capacitación y oficialmente era su primer día de trabajo.


A Frank Ordóñez le gustaba pescar y jugar baloncesto y videojuegos, dijo su hermano. Pero sobre todo, dijo, "lo que a Frank realmente le gustaba hacer era pasar tiempo con sus hijas", de 3 y 6 años.

Amigos del fallecido lo recordaron por redes sociales como un padre amoroso y un empleado responsable.

La hermana de 15 años de Ordoñez compartió en redes sociales el dolor que sentía tras la partida de su hermano y responsabilizó a la policía por la “negligencia” cometida hacia él. Ella compartió un video de ambos en su cuenta de Twitter y pidió a sus seguidores que compartan la injusticia que él vivió. “Mi hermano no merecía esto”, escribió.

Roy Ordoñez creó una página de GoFundMe para ayudar a educar a las hijas de Ordóñez, cubrir los gastos del funeral y pagar un abogado. En solo unas pocas horas ya habían recaudado más de 20,000 dólares.

Mira también:


Más contenido de tu interés