null: nullpx

La idea de un estudiante de Parkland: ir a Puerto Rico en spring break y evitar Florida

David Hogg, uno de los rostros más visibles del movimiento estudiantil por el control de armas, propuso en Twitter no viajar al estado durante este receso hasta que sus legisladores no tomen la iniciativa y limiten el acceso a fusiles de asalto.
25 Feb 2018 – 01:11 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Uno de los estudiantes más notables del movimiento estudiantil #NeverAgain, David Hogg, hizo una propuesta a sus compañeros: viajar en las vacaciones de spring break a Puerto Rico y no a Florida. La idea tiene dos objetivos: contribuir al arranque de la economía de la isla, golpeada por el huracán María el año pasado, y presionar a los legisladores de Florida para que endurezcan el acceso a las armas de fuego.

"Mejor idea: pasar el spring break en Puerto Rico, es un hermoso lugar con gente extraordinaria. Realmente podrían usar el apoyo económico que el gobierno ha fallado en proporcionar", escribió en su cuenta de Twitter.


La propuesta de Hogg llega en un momento en que los estudiantes de Florida y otros estados están presionando a sus legisladores para trabajar en leyes más estrictas contra el uso de armas. El pasado martes, un grupo de jóvenes de Parkland presenciaron decepcionados cómo el Congreso de Florida votó en contra de limitar la venta de armas de asalto.

"¿Cómo se puede esperar que la gente de todo el país y el mundo venga a Florida si no podemos garantizar su seguridad por la inacción de los políticos?", se preguntó Hogg durante una entrevista el sábado en el canal NBC 6.

El viernes, el gobernador de Florida, Rick Scott, propuso aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para la compra de armas. Pero Hogg, sobreviviente del tiroteo, vio su anuncio con escepticismo al asegurar que se trata de una medida electoral con la que busca su reelección. Complementó su poca credibilidad en Scott al asegurar que es miembro de la Asociación Nacional del Rifle, algo que luego aceptó el gobernador.

Hogg es parte del movimiento de estudiantes de la escuela Marjory Stoneman Douglas, donde ocurrió un tiroteo de los más mortíferos de Estados Unidos. Ellos han asegurado que mantendrán la lucha en las calles hasta que haya una legislación que limite la venta de fusiles de asalto, que consideran armas de guerra.

Además, exigen a sus legisladores que prohíban la compra de armas a personas con problemas mentales y rechazan la propuesta que ha sido desempolvada esta semana por el presidente Donald Trump de que los maestros y el personal de las escuelas tenga armas en las aulas para hacer frente a cualquier atacante.

El éxodo en Puerto Rico

La idea de Hogg de invitar a los jóvenes a pasar sus vacaciones en Puerto Rico no es descabellada. La isla fue duramente golpeada en septiembre por el huracán María, que la atravesó de un extremo al otro, y apenas días después se aceleró el éxodo de puertorriqueños a Estados Unidos que ya venía avanzando por la situación económica de la isla.


Pero tras el huracán, el flujo de personas por aire y mar hacia Estados Unidos arreció, y llegaron sobre todo a Florida. Hasta octubre se calculaba que más de 32,000 puertorriqueños habían llegado a Florida; otros 1,600 habían ido a Chicago.

Antes de María, la ola migratoria ya mostraba números preocupantes: se calculaba que desde 2015 habían salido hacia Estados Unidos un total de 89,000 personas para una población que ronda los 3,4 millones.

Y luego de cinco meses, todavía hay zonas de la isla que siguen devastadas, sin servicios y a la espera de que el gobierno federal les dé una atención.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés