Cómo la NRA convirtió a Florida en el 'estado de las armas'

La Asociación Nacional del Rifle gastó 8 millones de dólares en los últimos siete años para influir en elecciones estatales y federales, pero los dueños de las armas se encuentran ahora a la defensiva.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) tuvo éxito en el estado de Florida al invertir millones de dólares en sus campañas electorales en los últimos años. Pero ahora se encuentra bajo un ataque sin precedentes, liderado por un furioso movimiento estudiantil tras el ataque a una escuela secundaria en el sur del estado.

Desde 2010, la NRA ha gastado al menos 8 millones de dólares en decenas de contiendas políticas en Florida, según datos públicos recopilados por la organización Center for Responsive Politics (CRP) y la página web Follow The Money.

La NRA tiene motivos para celebrar sus esfuerzos en Florida: durante la última década, la posesión de armas en el estado se disparó mientras que las leyes que las regulan se flexibilizaron. Hoy día, dos de los principales líderes políticos del estado –el gobernador Rick Scott y el senador Marco Rubio, ambos republicanos– tienen la máxima calificación (A+) que otorga el grupo de armas.

Sin embargo, hay indicios de que las cosas podrían cambiar luego de que 17 estudiantes y docentes murieron a manos de un pistolero el pasado Día de San Valentín en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, al norte de Miami.

En un ‘town hall’ de CNN el pasado miércoles, en el que participaron estudiantes de Stoneman Douglas y políticos de Florida, el senador Rubio declaró que favorecería aumentar la edad mínima para comprar rifles de asalto y restringir el tamaño de los tambores (o barriletes de balas) para armas de fuego. "Creo absolutamente que en este país, si tienes 18 años de edad, no deberías poder comprar un rifle. Y apoyaré una ley que elimine ese derecho", dijo.

De repente también suena menos a favor de las armas el gobernador Scott, quien podría retar al demócrata Bill Nelson en noviembre para representar a Florida en el Senado de Estados Unidos.

"De repente, la calificación A+ de la NRA parece un lastre, un posible factor negativo para la esperada campaña de Scott al Senado", escribió Steve Bousquet, el veterano jefe de la oficina del Tallahassee del diario Tampa Bay Times. Esta semana, el nombre de Scott fue calladamente eliminado de la lista de oradores destacados en el "foro de liderazgo" de la NRA para el 4 de mayo en Dallas.

Los líderes del movimiento de estudiantes #NeverAgain están advirtiendo a los políticos que las donaciones que reciban de la NRA pueden costarle en las urnas en noviembre.

"Seguimos diciéndoles que, si aceptan este dinero manchado de sangre, están en contra de los niños, están en contra de las personas que están muriendo", dijo Emma González, de 18 años, una estudiante de Stoneman Douglas. "No nos olvidaremos de esto en las elecciones."

La reacción inmediata de Scott al tiroteo fue culpar al FBI, incluso pidiendo la renuncia del jefe de la agencia, Christopher Wray.

El miércoles, el gobernador se reunió con una delegación de estudiantes de Stoneman Douglas en la capital del estado, Tallahassee, para discutir la legislación estatal sobre control de armas para proteger las escuelas. Y el viernes anunció una serie de propuestas que apuntan a satisfacer algunas de las demandas.

Después del tiroteo, el Congreso de Florida pospuso la discusión de un proyecto de ley que debilitaba las verificación de antecedentes necesaria para los permisos de portación de armas ocultas. Algunos legisladores ahora piden una reforma radical que aumente de 18 a 21 años el límite legal de edad para comprar un rifle de asalto. Sería el mismo límite que existe para acceder a pistolas, alcohol y autos de alquiler. Otra propuesta buscar implantar un período de espera de tres días para todas las compras de rifles.

Sin embargo, queda por ver si la indignación después de la masacre de Parkland –el tiroteo más letal en una escuela secundaria en la historia de Estados Unidos– será suficiente para alterar el equilibrio de fuerzas en Tallahassee.

Lo que dicen los datos

Para evaluar a qué se enfrenta el movimiento #NeverAgain, Univision examinó los gastos de la NRA en Florida, recopilados por el Center for Responsive Politics (CRP) y FollowTheMoney.org, a partir de los informes de financiación de campañas que recibe la División de Elecciones de la Florida.

Los datos examinados incluyen todas las contribuciones de campaña a los candidatos, partidos y comités de acción política a nivel estatal y federal.

En el ciclo electoral de 2016, 19 candidatos federales en elecciones de Florida recibieron un total de $41,600 del Fondo de Victoria Política de la NRA, según los datos del CRP, un grupo de investigación no partidario de Washington D.C. que rastrea los efectos del dinero y el cabildeo en las elecciones y las políticas públicas.

La NRA gastó otros $3.4 millones en gastos indirectos asociados a sus candidatos favoritos, como publicidad de televisión, anuncios impresos y digitales o envíos por correo, según FollowTheMoney.org, un sitio sin fines de lucro con sede en Montana, que registra el financiamiento de campañas.

Gasto de la NRA en Florida
Desde 2010, la NRA ha gastado más de 8 millones en contribuciones directas e indirectas a diferentes candidatos en Florida.

4M

$3,706,588

3M

$2,389,696

2M

$848,635

1M

$781,939

0

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Directo

Indirecto

4M

$3,706,588

3M

$2,389,696

2M

$848,635

1M

$781,939

0

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Directo

Indirecto

4M

$3,706,588

3M

$2,389,696

2M

1M

$848,635

$781,939

0

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Directo

Indirecto

4M

$3,706,588

3M

$2,389,696

2M

1M

$848,635

$781,939

0

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Directo

Indirecto

Fuente: Florida Division of Election, FollowTheMoney.org | Univision

Casi la mitad de lo que gastó la NRA en Florida desde 2010 –$ 3.3 millones– fue para apoyar a Marco Rubio en las elecciones presidenciales de 2016. El senador recibió la mayor donación directa: $9,900. (Según la ley de finanzas de campaña, la NRA puede otorgar hasta $10,000 por candidato en un ciclo electoral, $5,000 por elección primaria y $5,000 las las generales).

La NRA también invirtió más de $1 millón en esfuerzos indirectos de apoyo a Rubio, y otros $2.3 millones contra su rival demócrata Patrick Murphy.

En la semana previa a las elecciones de 2014, la NRA gastó $450,000 para ayudar a Scott a ser reelecto como gobernador, comprando anuncios de televisión de 30 segundos en los mercados con más audiencia de Florida, que atacaban el historial contra las armas de su rival Charlie Crist.

Además, gastó $626,000 en 2012 en un intento fallido para derrotar al otro senador de Florida, el demócrata Bill Nelson, un esfuerzo que probablemente se duplique este año. La organización también destinó $235,000, para apoyar a Steve Southerland, uno de dos republicanos de la Cámara de Representantes que perdieron su asiento ese año, derrotado por un pequeño margen.

Principales candidatos de la NRA
Los legisladores de Florida han recibido estas contribuciones de la NRA

FLORIDA

Marco Rubio

$3,303,355

Aporte directo

$4,950

Gasto por apoyo externo

$1,008,030

Gasto contra su oponente

$2,290,375

Carlos Curbelo

$75,425

Congressional District 26

Aporte directo

$7,450

Gasto por apoyo externo

$36,584

Gasto contra su oponente

$31,391

Mario Díaz-Balart

$32,002

Congressional District 25

Aporte directo

$27,450

Gasto contra su oponente

$4,552

FLORIDA

Marco Rubio

$3,303,355

Aporte directo

$4,950

Gasto por apoyo externo

$1,008,030

Gasto contra su oponente

$2,290,375

Carlos Curbelo

$75,425

Congressional District 26

Aporte directo

$7,450

Gasto por apoyo externo

$36,584

Gasto contra su oponente

$31,391

Mario Díaz-Balart

$32,002

Congressional District 25

Aporte directo

$27,450

Gasto por apoyo externo

$4,552

Fuente: The Center for Responsive Politics | Univision

Orgulloso vendido de la NRA

Otro favorito de la organización pro armas es el comisionado de Agricultura de Florida, Adam Putnam, quien en el pasado se ha llamado a sí mismo "un orgulloso vendido de la NRA".

Después del tiroteo en Parkland, Putnam, padre de cuatro hijos, pareció cambiar de tono y dijo que él también estaba "exigiendo acciones". Putnam, quien se postula para suceder a Scott, no quiso decir si aún se consideraba a sí mismo como "un orgulloso vendido de la NRA" el martes por la noche, cuando un reportero de POLITICO le preguntó.


Univision le solicitó a la NRA más detalles sobre su gasto político en Florida, pero no hubo respuesta. Un vocero de la entidad dijo que reportan todas las contribuciones a la Division de Elecciones de Florida y esa información está disponible al público. Aunque esto es cierto, es probable que el monto real de sus aportes sea mayor a los $8 millones, algo difícil de verificar porque las confusas reglas de financiamiento complican el registro de todo el gasto político, especialmente en las campañas estatales.

Los resultados de la generosidad de la NRA

Florida es el tercer estado más poblado del país, por lo que no sorprende que la NRA centre aquí su atención. Alrededor del 90% de su gasto directo es para los republicanos, y ha calificado con al menos un A-minus (una nota buena por sus posiciones a favor de las armas) al 90% de los legisladores estatales.

En 2016, la entidad gastó un millón de dólares en todos los candidatos para puestos federales, además de $3.2 millones en cabildeo y unos $54.4 millones en campañas orientadas a temas indirectos, según CRP. Esto la convierte en una de las mayores financistas electorales del país. (El multimillionairio activista ambiental de San Francisco, Tom Steyer, fue el mayor colaborador político en 2016, con $90.5 millones, según CRP).

Florida, apodado el 'Gunshine State', tiene algunas de las leyes de armas más laxas en los Estados Unidos. El estado lidera en posesión de armas de fuego: aproximadamente el 8% de su población cuenta con licencia para portar armas ocultas y tiene 1.8 millones de permisos expedidos, según los registros estatales.

Se cree que Marion Hammer, ex cabildera de la NRA en Florida, ejerció tal poder que participó directamente en la redacción de leyes clave.

"Si estás con Marion el 95% de las veces, eres un maldito traidor", dijo el congresista republicano Matt Gaetz a la revista The New Yorker, agregando que un correo electrónico de Hammer "tiene más golpe político que 100,000 anuncios de TV de cualquier otro grupo de interés en el estado".

La influencia de Hammer fue tan grande que la NRA usó el estado para establecer precedentes legales que luego replicó en otros lugares. Tal es el caso de la ley de autodefensa 'Stand Your Ground', aprobada en Florida en 2005, que permite a los tiradores decir que un asesinato fue en defensa propia si tienen un temor razonable de daños corporales. La ley permite que las personas sin licencia de armas ocultas puedan portarlas durante 48 horas en emergencias, como evacuaciones de huracanes.

Desde entonces, esa iniciativa ha sido copiada por 25 estados de todo el país.

Los críticos del gobernador Scott cuestionan por qué las leyes de armas no se ajustaron después del ataque al club nocturno Pulse en Orlando, que dejó 49 muertos en junio de 2016. Tampoco cambiaron después de que un pistolero mató a cinco personas en el aeropuerto de Fort Lauderdale-Hollywood el año pasado.

En 2016, el Centro Legal Giffords para Prevenir la Violencia con Armas le dio a Florida una "F" en la severidad de sus leyes de armas. Señaló que Florida no requiere una verificación de antecedentes antes de la transferencia de armas de fuego entre personas. Tampoco exige su registro y no obliga a los comerciantes a obtener una licencia estatal.

Según el Estatuto 790 de la Florida, el control de armas solo se realiza bajo jurisdicción estatal, no local. Los funcionarios municipales que intenten promulgar ordenanzas de armas más estrictas que las del estado enfrentan una multa de $5,000 y el gobernador puede destituirlos del cargo, según una ley de 2011.

Desde que Scott asumió la gobernación en 2011, el costo de un permiso de armas ocultas se redujo tres veces. En su primer año, firmó el controvertido proyecto de ley "docs versus glocks", que prohibía a los médicos preguntar a los pacientes sobre la posesión de armas. La ley fue anulada por un tribunal de apelaciones el año pasado.

Durante la campaña de reelección de Scott en 2014, la NRA inundó los hogares de Florida con anuncios publicitarios que lo respaldaban. "Rick Scott tiene un récord inigualable de apoyo para la Segunda Enmienda en Florida", declaró en su sitio web el presidente del Fondo de Victoria Política de la NRA, Chris W. Cox.

"Rick ha firmado más leyes a favor de las armas de fuego en un solo término que ningún otro gobernador en la historia de Florida", dijo.

Scott le devolvió el favor al proteger los campos de tiros en patios traseros, expandió la ley de autodefensa y permitió portar armas en emergencias. El gobernador también diosu apoyo a un proyecto que permitiría pistolas en los campus universitarios, aunque la ley nunca fue aprobada por el Congreso.

Los legisladores de Florida intentaron en 2014 evitar que los estudiantes se metieran en problemas serios por simular un arma con objetos como sus dedos, Pop-Tarts o Legos. El autor del proyecto de ley, el representante republicano Dennis Baxley, dijo que fue diseñado para evitar reacciones exageradas bajo políticas de cero tolerancia diseñadas para mantener las armas fuera de las escuelas públicas.

El proyecto de ley prohibiría a los distritos escolares suspender a los estudiantes por manipular algún tipo de alimento con forma de arma o poseer un arma de fuego de juguete.

Baxley apodó a la medida “el proyecto Pop-Tart”, una referencia a un estudiante de Maryland que masticó un bocadillo en forma de pistola y fue suspendido, inspirando una legislación similar en ese estado. El niño más tarde recibió una membresía de por vida de la NRA.

Las escuelas

La NRA también patrocina programas de entrenamiento de la reserva militar de las escuela secundarias y los Boy Scouts.

La Fundación NRA otorgó en 2016 casi $2.2 millones a escuelas en 30 estados incluyendo varios programas, desde equipos de rifles de aire comprimido para el Junior Reserve Officer Training Corps (JROTC) hasta capacitaciones en seguridad con armas de fuego.

Un total de 18 escuelas en Florida recibieron donaciones de la NRA en 2016, más que cualquier otro estado. El programa de puntería JROTC utiliza rifles de aire comprimido que están hechos especialmente para tiro al blanco. Los registros muestran que el programa de JROTC en la escuela Stoneman Douglas recibió $10,827 de la NRA en 2016.

Nikolas Cruz, el tirador que mató a 17 personas en Stoneman Douglas, era un miembro de ese escuadrón.