null: nullpx
Estados Unidos

Kendrick Castillo, el joven amante de la robótica que dio la vida por sus compañeros en tiroteo de Colorado

Se repite la tragedia. La comunidad de un suburbio de Denver está de luto por una matanza en una escuela. Esta vez se cobró la vida de un valiente estudiante, quien soñaba con ser ingeniero, pero decidió enfrentar al atacante y así salvó la vida de sus compañeros. Sus padres dicen que no les sorprende que haya optado por defender a los demás en lugar de huir y esconderse, aunque en el fondo de su corazón es lo que hubieran preferido: "Él era todo para nosotros".
8 May 2019 – 5:22 PM EDT

Kendrick Ray Castillo tenía 18 años y solo le faltaban tres días para graduarse de la secundaria STEM de Highlands Ranch, en Denver. Le encantaba la ciencia y los autos, era un aficionado de la robótica y lideraba el equipo de competencia de su escuela. En el otoño iba a entrar al college para empezar sus estudios en ingeniería eléctrica o mecánica. Pero Kendrick murió sin cumplir sus sueños de ser ingeniero como su padre.

Este martes cuando estaba en su clase de literatura, mientras veían la película 'La princesa prometida' otro estudiante de su misma edad, Devon Erickson, entró al aula con un arma y empezó a disparar. La reacción de Kendrick fue abalanzarse de inmediato sobre el atacante para darle tiempo a sus compañeros de meterse debajo de los escritorios o huir. Así salvó muchas vidas, así perdió la suya.

"Quiero que la gente sepa sobre él. Era el mejor chico del mundo", dijo sin poder contener las lágrimas su padre, John Castillo, a los medios locales.

Castillo señaló que aunque le ha costado mucho aceptar que su único hijo decidió enfrentar al atacante en lugar de esconderse, sabe que hizo lo que tenía que hacer y murió como un "héroe". "Desearía que se hubiera ido y escondido, pero ese no es su carácter. Su carácter es proteger a la gente, ayudar a las personas", reconoció.

Su padre no es el único que calificó de heroísmo lo que hizo Kendrick. Este miércoles, cuando empezaron a salir los primeros relatos sobre lo sucedido, sus compañeros explicaron que este joven fue quien se lanzó encima del otro que disparaba para intentar detenerlo. Gracias a él, dicen las autoridades, el saldo de este tiroteo fueron ocho heridos (y no muertos) y una única víctima mortal, quien dio la vida por los otros.

La estudiante Nui Giasolli narró al programa 'Today' de la cadena NBC cómo pasó todo:

"(El atacante) caminó hacia el otro lado del aula donde también teníamos otra puerta y abrió la puerta. Caminó hacia atrás como si fuera a volver a su asiento, luego caminó hacia la puerta y la cerró. Luego sacó un arma y dijo que ‘nadie se mueva’", contó Giasolli y añadió que en ese momento su compañero Kendrick Castillo se lanzó sobre el que disparó.

Luego otro grupo de niños taclearon al atacante, permitiendo así que los demás huyeran del salón de clases.

Las redes sociales también hicieron lo suyo y varios estudiantes y padres agradecieron al joven por haber salvado vidas. "Él y su compañero salvaron la vida de mi hija hoy. Ambos héroes increíbles, su valentía detuvo más tragedia sin sentido. Mi hija está en la casa por su sacrificio. Verdaderos héroes", escribió Suz Perc en Twitter.

Su sacrificio también fue agradecido por las autoridades de Colorado, entre ellas el propio gobernador, Jared Polis, quien este miércoles dio su pésame a través de la misma red social.

"El héroe de Colorado Kendrick Castillo perdió su vida salvando a otros (...) se lanzó sobre el atacante y ayudó a prevenir una tragedia aún mayor. Colorado siempre recordará el heroísmo de Kendrick Castillo", tuiteó Polis.

"Él era todo para nosotros"

"No me sorprende", dijo John Castillo al conocer cómo murió su hijo. "Él se preocupaba lo suficiente por las personas, tanto que él habría hecho algo así, aunque eso esté en contra de mis opiniones", explicó.

Su padre ha repetido en varias ocasiones que hubiera preferido que Kendrick huyera, pero entiende que sacrificó su vida por los demás. "Mi esposa y yo estamos todavía embotados. Él era todo para nosotros".

Sus amistades también lo recuerdan como alguien que siempre estaba dispuesto a ayudar. "Él se preocupaba por su fe y su familia y amigos más que por él mismo o cualquier otra cosa", aseguró al diario The New York Times Sara Stacks, de 17 años y su mejor amiga de la infancia.

"Él siempre era el primero en ayudar cuando alguien lo necesitaba: si era un amigo para hablar, alguien que te sostuviera la puerta o cargara algo, él siempre ayudaba sin importar lo que fuera", destacó.

Cece Bedard, otro joven con quien Kendrick compartió durante su infancia pues sus padres los llevaban a reuniones de los Caballeros de Colón (una organización fraternal de caridad católica), dijo que era "el alma más valiente que ha conocido".

"Él me dijo que quería ser un 'caballero de Colón' porque quería ayudar no solo a las personas, pero a su comunidad", le dijo Bedard al diario The Denver Post. "Nunca le preocupó lo que otros pensaban porque estaba muy ocupado buscando maneras de hacerte sonreír".

"La manera cómo murió era mucho su naturaleza. Siempre priorizaba a los demás antes de él", enfatizó.

Dos armas, una menor y la búsqueda de un motivo: lo que sabemos del tiroteo de Colorado (fotos)

Loading
Cargando galería

Otros compañeros dicen que no olvidarán su pasión por la robótica y lo destacado que era en la escuela. "Él era una de las personas más amables de la escuela . Siempre estaba sonriendo. Siempre lo veía por el área de ingeniería con esos profesores, trabajando en cosas, construyendo", contó Aiden Beatty, de 18 años y quien asistía a la secundaria donde ocurrió el tiroteo.

Cuando Kendrick no estaba haciendo mecánica a su Jeep, tratando de arreglar alguna cosa o desbaratándola para entender cómo funcionaba (el pasatiempo de muchos aspirantes a ingenieros), amaba estar en la naturaleza. Las fotos de los paseos familiares en el Facebook de su padre dan cuenta de ello. Le gustaba pescar, cazar y montar en kayak.

Como cualquier padre orgulloso, John Castillo también coleccionaba allí los logros más importantes de su hijo: los premios por su desempeño sobresaliente, los diplomas de todas las ferias de ciencia a las que asistían, las competencias de robótica, entre otros.

En medio de esas fotos y videos, Castillo tenía un poema que Kendrick escribió cuando todavía era un niño, en 2012, que tiene colgado encima de su escritorio. En ese escrito se puede ver su pasión por la naturaleza y la caza, pero sobre todo su estrecho vínculo con su padre a través de estas actividades que juntos hacían desde que era pequeño.

"Recuerdos de caza, con mi padre(...) muchos buenos momentos hemos tenido entre nosotros dos", un recuerdo que quizás ahora Castillo atesorará con más sentimiento que nunca.

Este tiroteo ocurre exactamente una semana después de que un estudiante armado mató a dos e hirió a cuatro en la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte. También a casi tres semanas de que en la vecina localidad de Littleton conmemoró el vigésimo aniversario de la masacre en la escuela Columbine, donde fueron asesinadas 13 personas. Ambas escuelas están a 7 millas de distancia entre sí, en comunidades adyacentes al sur de Denver.

Más contenido de tu interés