null: nullpx
Represa de agua

Un niño de 5 años buscaba caramelos en Halloween, pero terminó hospitalizado por ingerir metanfetaminas

El niño comenzó a perder sensibilidad y movimiento en su brazo y luego en sus dedos. Lo llevaron al hospital y ahí los médicos se dieron cuenta de que estaba bajo el efecto de la droga.
31 Oct 2018 – 3:29 PM EDT

La lluvia arruinó el Halloween del año 2018 para los niños en Galion, Ohio. Saldrían de 2:00pm a 4:00pm el último domingo de octubre para buscar sus caramelos como acostumbraban a hacer año a año, pero el agua no los dejó. Braylen Carwell, de 5 años, fue uno de los que se disfrazó.

Para no dejarlo aburrido en casa, su padre, Cambray Carwell, decidió llevárselo al oeste de la ciudad. Allí recibió caramelos. Y cuando llegaron de regreso, el pequeño se quitó el disfraz y comenzó a sentirse mal.

"Me estaba poniendo las medias y entonces comencé a tener escalofríos", contó el pequeño a la televisora local 10TV. "No podía mover mi brazo ni mis dedos hasta que me llevaron con los médicos y pude comenzar a mover mi brazo, pero no mis dedos".

En el hospital, encontraron la razón de su malestar. Tras realizarle una prueba de orina, los doctores detectaron metanfetaminas en el cuerpo del pequeño, según contó a la televisora su madre, Julia Pence.

Sus padres creyeron que Cambray había podido ingerirla a través de alguno de los caramelos que colectó en su salida con su papá. Pero el pequeño aclaró que no, que no había comido ninguno y que lo único que recordaba haber llevado a su boca era una dentadura falsa de vampiro.


"No los puedes proteger de todo"

Ahora la policía investiga lo que pudo haber afectado al pequeño y por eso se llevaron los caramelos a un laboratorio para realizarle algunas pruebas.

"Es tu deber proteger a los niños de todo, pero no los puedes proteger de todo. Solo debes estar al tanto y hacer lo mejor que puedes", dijo Pence a la televisora.

Agregó que tanto ella como el padre del pequeño han estado en rehabilitación por drogas y que ella ha estado limpia por más de tres años. Aseguró que también el padre del niño ha dejado el consumo.

"Solo digo la verdad de lo que pasó con mi hijo. Nadie en la familia o el papá de Braylen podría haber drogado al niño", aseguró Pence.

Hasta el momento, nadie ha sido arrestado por lo ocurrido, dijo el jefe de la Policía de Galion, Brian Saterfield, al diario The Washington Post.

"Sabemos que el niño salió positivo en la prueba de metanfetaminas, pero no sabemos de qué tipo era", explicó. "La persona promedio que lea el titular pensará automáticamente que se trata de cristal de metanfetaminas, pero no sabemos si fue una droga ilegal, prescrita o qué".


El funcionario hace la aclaratoria porque en Estados Unidos la droga Desoxyn (que es un tipo de metanfetamina) puede ser prescrita para tratamientos contra la obesidad, el déficit de atención o desórdenes de comportamiento por hiperactividad.

En su cuenta de Facebook, la policía explicó que el niño se recupera —luego de siete horas de hospitalización— y que había estado en la zona de Arlington colectando los caramelos. Recomendó a los padres que revisen las golosinas que sus hijos reciben cuando salen en Halloween: "Por favor revisen cualquier objeto que no sea un caramelo, como anillos, brazaletes y dentaduras falsas. Si sospechan que algo ha sido alterado, por favor contacte a nuestro departamento".

Ve también:


Zombies, piratas y niñas macabras: los hiperreales disfraces de Halloween (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad