null: nullpx
Estados Unidos

Sombría estadística del fin de semana del 4 de julio: al menos 150 muertos y más de 400 tiroteos en EEUU

Solo en Chicago 88 personas fueron baleadas, 14 de ellas fatalmente, en los últimos tres días. En Nueva York unas 30 personas fueron baleadas en el mismo período. En Atlanta, el asesinado de un golfista ha causado consternación. Activistas demandan más protecciones a nivel federal.
6 Jul 2021 – 03:50 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Estados Unidos celebró este fin de semana largo a propósito del Día de la Independencia con desfiles, barbacoas y fuegos artificiales, pero también dejando una sombría estadística de violencia que no para de aumentar desde que el país tiende a normalizar su ritmo tras el impacto de la pandemia del coronavirus.

Datos recopilados por la organización Gun Violence Archive indican que a escala nacional se registraron más de 400 tiroteos desde el viernes hasta la tarde del lunes, y al menos 150 personas murieron en hechos violentos vinculados a armas de fuego.


La frecuencia de los tiroteos masivos había disminuido brevemente en los 15 meses transcurridos desde que se declaró la pandemia y las oficinas, escuelas y cines cerraron sus puertas.

Expertos citados por el sitio Insider advierten que el regreso de los tiroteos masivos frecuentes es inminente, mientras las armas de fuego diseñadas para matar rápidamente y en gran número estén ampliamente disponibles.

En abril, al anunciar una serie de medidas destinadas a reducir las armas 'fantasma' y otros dispositivos, el presidente Joe Biden dijo que "la violencia por armas de fuego en este país es una epidemia. Y tiene que parar".

El mandatario indicó entonces que un promedio de 106 estadounidenses mueren cada día por arma de fuego y cientos más resultan heridos. El balance de este fin de semana parece ratificar sus palabras.

Otra vez Chicago

El fin de semana fue particulamente mortífero en Chicago, la tercera ciudad del país que va camino a superar los 774 asesinatos registrados en 2020. En los últimos tres días 88 personas fueron baleadas, 14 de ellas fatalmente.

Entre las personas baleadas figuran cinco niños. También dos oficiales de policía fueron víctimas de disparos este lunes cuando intentaban dispersar a una multitud en el West Side. Sus vidas no corren peligro.

Los fines de semana festivos suelen ser especialmente mortales en Chicago, por lo cual los miembros del Ayuntamiento el 2 de julio interrogaron, en un hecho sin precedentes, al superintendente de policía David Brown durante seis horas sobre las estrategias policiales para contener la violenta.

Más hechos violentos

Durante el puente por días festivos, cerca de 30 personas fueron tiroteadas en Nueva York, según datos difundidos este lunes, reportó la agencia Efe

13 personas resultaron heridas de bala en Nueva York este 4 de julio, a las que se sumaron otras cinco el viernes, cuatro el sábado y, por ahora, otras tres este lunes, detalló el canal local Pix 11.

Al menos dos de las víctimas fallecieron por las heridas recibidas: un hombre de 33 años que recibió disparos en el pecho y cabeza este domingo en El Bronx y otro de 22 años que, en un suceso separado en ese mismo distrito, fue alcanzado en el torso, reportó el canal.

Además, una joven de 19 años estaba en condición crítica tras ser tiroteada en la noche del domingo por un hombre vestido de negro que se acercó a ella y su pareja y huyó tras disparar.

El domingo por la noche en Toledo, Ohio, una persona falleció y otras 11 resultaron heridas en un tiroteo en una fiesta de barrio a la que asistieron varios cientos de personas, según reportó la policía.

El fallecido es un joven de 17 años que ameritó ser trasladado en helicóptero al Hospital de la Universidad de Michigan para ser atendido, según el jefe de la policía de Toledo, George Kral, citado por CNN.

Mientras que en Cincinnati, también en Ohio, la policía informó de que dos hombres de 16 y 19 años murieron y otros tres resultaron heridos en una celebración en un parque el domingo por la noche.

Un golfista asesinado en Atlanta

En Atlanta, un golfista profesional y otros dos hombres fueron asesinados a tiros en el área de un club de golf y el sospechoso se dio a la fuga, informaron las autoridades.

La policía encontró a una persona inconsciente, aparentemente con un disparo en la cabeza el sábado por la tarde cerca del hoyo 10 del campo de golf en el Pinetree Country Club de Kennesaw, indicó al diario The Atlanta Journal-Constitution, Shenise Barner, agente de la Policía del condado Cobb. El Departamento de Policía lo identificó el domingo como Eugene Siller, golfista y empleado del country club.

“La tragedia ha golpeado a la Sección de Georgia de la PGA con la muerte de nuestro integrante, Gene Siller. Nuestros pensamientos y oraciones van para su familia y la familia del Pinetree Country Club”, indicó la sección de Georgia de la Asociación Profesional de Golfistas de Estados Unidos en un mensaje en Twitter.

Posteriormente, la policía señaló que otros dos hombres fueron descubiertos sin vida en la caja de una camioneta tipo pickup que se encontraba en el green. Al parecer ambos fueron baleados. Barner indicó que uno de los hombres fue identificado como Paul Pierson, el dueño de la camioneta y el otro sujeto no ha sido identificado.

La ola de violencia armada en el país ocurre a escasos día de que la Administración Biden anunció su inicitativa para combatir el crimen, que es aplaudida por activistas aunque piden más contundencia y resultados.

María Pike, activista de la organización Moms Demand Action (Madres piden acción), dijo a Univision Noticias que es necesario implantar "más protecciones a nivel federal para los ciudadanos que no merecen morir por las armas".

"Nosotros no estamos en guerra y sin embargo estamos muriendo por cifras enormes", añadió Pike.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés