null: nullpx
Represa de agua

Sus dos hijos con autismo murieron en un accidente, pero ahora una investigación revela una oscura trama

Hace más de tres años, dos niños murieron luego de que el auto en el que viajaban volara desde el muelle del puerto de Los Ángeles y se hundiera en el océano. Detrás de este supuesto accidente el FBI encontró una oscura trama de años.
15 Nov 2018 – 2:19 PM EST

El 9 de abril de 2015, Ali Elmezayen estaba al volante de su automóvil. Lo acompañaban sus dos hijos autistas y la madre de los niños. A toda velocidad, el auto salió volando del muelle del puerto de Los Ángeles hasta estrellarse contra el océano y hundirse.

Mientras que los padres sobrevivieron, los dos niños de 8 y 13 años de edad murieron por ahogamiento. El caso fue tratado como un accidente pero esta semana una investigación del FBI señala una oscura trama detrás del caso: estas muertes no habrían producto de un infortunio sino una siniestra planificación de años para cobrar dinero de pólizas de seguros.

Días atrás, Elmezayen, de 44 años, fue detenido sin derecho a fianza. Las autoridades presentaron cargos federales de cobro fraudulento de seguros por haber llevado a la muerte a sus dos niños, quienes padecían autismo severo.

El fatídico día

Ese 9 de abril de 2015, Ali Elmezayen sacó del estacionamiento en la localidad de Ports O'Call, en San Pedro, su Honda Civic 1998.

Sus hijos, Abdelkarim, de 8 años, y Elhassan, de 13, estaban en el asiento trasero, amarrados con los cinturones de seguridad. Adelante, en el asiento del acompañante estaba Rabab Diab, madre de los niños y compañera del hombre.


Cerca de las 5 pm de ese día, se dirigió al muelle y condujo el automóvil a toda velocidad, dijeron las autoridades federales.

"Los testigos escucharon los neumáticos del automóvil chirriar con fuerza y vieron que el automóvil aceleraba antes de volar desde el borde del muelle, se estrelló contra el agua e inmediatamente se hundió", escribió el agente del FBI Matthew Parker en su declaración jurada del arresto de Elmezayen.

La ventanilla del conductor estaba abierta, por lo que Elmezayen emergió a la superficie en cuestión de segundos. Nadó hasta una escalera en el muelle y se puso a salvo.

Rabab Diab, que no pudo nadar, fue rescatada por un pescador después de que ella lograra salir a la superficie. "¡Mis hijos, mis hijos!", gritaba la mujer según testigos.

Los dos menores no podían nadar y tampoco pudieron zafarse de los cinturones para niños y murieron por ahogamiento. Más tarde ese día fueron sacados sin vida del coche por los buzos de rescate.

El macabro plan

Todo parecía un accidente. El mismo Elmezayen dijo a los medios y a las autoridades que no sabía qué había sucedido y que la medicación que estaba tomando lo pudo haber afectado. También dijo que pudo haber presionado erróneamente el acelerador en lugar del freno.

Pero los investigadores dicen que Ali Elmezayen planeó durante más de dos años este 'accidente'.

Las autoridades dicen que los gastos de Elmezayen en seguros eran desmesuradamente altos y que temía que las aseguradoras investigaran los reclamos.


"Elmezayen adquirió varias pólizas de seguro de muerte accidental que brindaban más de $ 6 millones en cobertura para él, su pareja doméstica y sus hijos en 2012 y 2013 (...) pagaba cerca de $ 6,000 al año por estas polizas, a pesar de que estaba ganando menos de $ 30,000 al año, y llamó a al menos dos de las compañías de seguros para confirmar que no investigarán reclamos realizados dos años después de que se compraron las pólizas", señalan los fiscales.

"Dos años y 12 días después" ocurrió el incidente.

En 2016, además, el hombre demandó a la ciudad de Los Ángeles por supuestas malas señalizaciones. "No hubo medidas cautelares (...) para evitar que un automóvil se hunda en las aguas profundas debajo del muelle (...) Esto (también) incluyó una falta de señalización adecuada u otras advertencias similares al público", indicó en la demanda de 2016, que fue desestimada.

Elmezayen recibió cerca de 260,000 dólares en pagos de seguros por las muertes. Según la investigación envió más de $170,000 a Egipto, su país natal.

Acusación

Elmezayen y Diab llegaron a EEUU en el año 2000 con visas de turista. Se casaron con otras parejas con la esperanza de convertirse en residentes permanentes, señalaron los investigadores.

Aquí tuvieron a tres hijos, todos con autismo. El tercer niño estaba de campamento cuando ocurrió la tragedia. Una semana después del incidente, la pareja se separó.

Ahora, Elmezayen está acusado de diversos fraudes y robo de identidad por supuestamente haber simulado ser su pareja cuando se presentaba a las compañías de seguros.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles no ha acusado a Elmezayen por la muerte de sus hijos por falta de evidencia.

"Está señalado de orquestar un plan para estafar a las compañías de seguros al quitarle la vida a sus vulnerables hijos", dijo Paul Delacourt, director adjunto de la Oficina de Campo de Los Ángeles del FBI.

Señalan que es difícil determinar ahora si el pedal del freno funcionaba bien al momento del accidente porque fue corroído por la sal.


La detención se debe a que los fiscales consideran que el hombre es un peligro para su familia, porque su tercer hijo y Rabab Diab también están cubiertos con seguros. Los fiscales argumentaron también que Elmezayen podría huir a su país de origen.

El acusado tendrá una audiencia el 23 de noviembre.
         

Estas madres fueron condenadas por asesinar a sus hijos

Loading
Cargando galería
Publicidad