null: nullpx
Muertes

Muere Luis Alvarez, policía con cáncer que abogaba por los derechos de los rescatistas del 9/11

Este sábado falleció a sus 53 años el detective retirado de la Policía de Nueva York que expuso sus complicaciones de salud relacionados con su labor tras los atentados en una emotiva comparecencia en el Congreso a principios de mes. Alvarez lideraba la lucha por el Fondo de Compensación a las Víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001. "Cuando se enferman, se mueren. Yo he tenido suerte", aseguró días antes de morir.
29 Jun 2019 – 3:42 PM EDT

"Le dijimos al final que había ganado esta batalla por tantas vidas que ha tocado al compartir su lucha estos tres años", escribió la familia de Luis Alvarez al anunciar en redes sociales la muerte del detective retirado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), quien falleció este sábado a los 53 años por las complicaciones de un cáncer del que padecía por haber estado trabajando en la Zona Cero de los ataques terroristas del 9/11.

Alvarez encabezó la lucha por los derechos de los rescatistas que como él estuvieron trabajando en los escombros de los atentados y a raíz de eso enfermaron. El pasado 11 de junio ofreció detalles de su condición de salud en una emotiva comparecencia en el Congreso, con el objetivo de apoyar una extensión permanente del Fondo de Compensación a las Víctimas.

"Cuando se enferman, se mueren. Yo he tenido la suerte de haber tenido 68 rondas de quimioterapia. sí, me escucharon bien: 68 rondas. Muchos otros solo han tenido la oportunidad de tener cinco y otros ninguna. A sus familias les encantaría tener tiempo con ellos y ojalá la mía tenga tiempo conmigo", dijo con su frágil voz Alvarez a una audiencia en la que muchos no pudieron evitar las lágrimas.

Alvarez se unió al expresentador del 'Daily Show' Jon Stewart y a otros activistas que pedían al Congreso autorizar que el fondo de ayuda a las víctimas del 9/11 siguiera permitiendo a las familias pagar por las pérdidas económicas y problemas de salud relacionados con haber estado respondiendo a la zona de los ataques.

"Este fondo no es un tiquete al paraíso, es para proveer nuestras familias de cuidado", aseveró el sobreviviente. "Todos ustedes dicen que nunca olvidarán. Bueno, estoy aquí para asegurarme de que no lo hagan".

Al día siguiente de su conmovedor testimonio, se aprobó por votación unánime en el Comité Judicial la extensión de los beneficios para los trabajadores sobrevivientes de los peores atentados terroristas en la historia del país. "Es mi meta y mi legado ver que ustedes hagan lo correcto por todos los que respondieron al 9/11", agregó el policía retirado.

El pasado 20 de junio anunció que pasaría sus últimos días en un hospicio de Long Island, pues su hígado había dejado de responder y los médicos ya no podían hacer nada por él.

"Se fue en paz. Por favor recuerden sus palabras: 'Por favor cuiden de ustedes y de los demás' ", pidió su familia en el comunicado.

El jefe de los detectives del NYPD, Dermot Shea, expresó las condolencias de los colegas de Alvarez en el departamento de policía para el que sirvió. "Él ejemplificó el lema del NYPD ' Fiel hasta la muerte'. Una inspiración, un guerrero, un amigo... llevaremos su espada", escribió en su cuenta de Twitter.

Alvarez deja una viud y tres hijos, sus padres y tres hermanos. La familia le agradeció en su mensaje de despedida por el tiempo que tuvo para compartir con él. "Fue una bendición".

Su diagnóstico de cáncer colorrectal llegó en 2016 y estaba relacionado a los tres meses que pasó en los escombros de las Torres Gemelas luego de los ataques terroristas del 2001.


Museo del 9/11 también honrará a bomberos que han muerto por enfermedades relacionadas con el ataque terrorista

Loading
Cargando galería


Publicidad