null: nullpx
Represa de agua

Juez desestima cargos contra tres de los arrestados en un campamento en Nuevo México, según reportes

El juez del condado de Taos señaló que los fiscales no cumplieron con el límite de 10 días para una audiencia donde se sustanciarían los cargos por negligencia. Los tres fueron liberados de un centro de detenciones este miércoles, indican reportes.
30 Ago 2018 – 06:37 AM EDT
Comparte
Imágenes aéreas del campamento de Nuevo México que fue allanado y en donde encontraron los restos del menor Abdul-ghani Wahhaj. Crédito: Reuters

Un juez de Nuevo México desestimó, por ahora, los cargos de negligencia infantil contra tres personas arrestadas en el caso en un complejo remoto en el norte de Nuevo México donde 11 menores vivían en un tráiler asqueroso en medio del desierto, en una zona donde fue hallado el cuerpo de un niño de 3 años desaparecido de Georgia, según agencias que citan al abogado defensor.

Los tres acusados liberados preliminarmente de los 11 cargos son Hujrah Wahhaj, Subhannah Wahhaj y Lucas Morton, dijo un funcionario de las cortes estatales a CNN.

El juez del condado de Taos, Emilio Chávez, dictaminó que los tres acusados ya no podían ser detenidos porque los fiscales no cumplieron con el límite de 10 días para una audiencia para establecer la causa probable de los cargos por negligencia.

Los tres habría sido liberados este miércoles del Centro de Detención de Adultos del Condado de Taos, según los informes de los afiliados de CNN.

Cargando Video...
Confirman identidad de los restos hallados en campamento en Nuevo México


Sin embargo, los fiscales podrían tratar de obtener cargos solicitando una acusación de un gran jurado.

En una audiencia separada, a otros dos acusados, Jany Leveille y Siraj Wahhaj, también retiraron 11 cargos por supuesto abuso infantil, pero fueron acusados de delitos graves relacionados con la muerte del niño de 3 años, identificado como Abdul-Ghani Wahhaj, dijo el abogado de Siraj Wahhaj, Thomas Clark.


La víctima fue presuntamente secuestrada por su padre en Jonesboro, Georgia, en diciembre.

La madre del pequeño, Hakima Ramzi, de origen marroquí alertó a la policía de las múltiples amenazas que le había hecho Siraj Wahhaj de querer practicarle un exorcismo al pequeño, porque aseguraba que la razón de su enfermedad era que “estaba poseído”.

En detalles entregados al diario The New York Times, Ramzi explicó que su esposo le había arrebatado el niño para practicarle específicamente un ritual de sanación alternativo islámico conocido como ‘ruqya’, una forma de meditación devota que dentro de ciertas comunidades se usa para reparar el daño causado por la brujería.

Las órdenes de arresto contra Siraj indican que llevó a su hijo a realizar un exorcismo, que estaba gravemente discapacitado, y que le negaba la medicación.

El cuerpo de Hakima fue hallado enterrado en el precario campamento de Nuevo México.

Los acusados tendrán una audiencia de fianza el martes por la mañana.


El juez McElroy, citado por CNN, lamentó la incompetencia de los fiscales en este procedimiento, de acuerdo con información difundida por la televisora local KOAT.

McElroy dijo que el caso era "una situación en la que la corte está siendo atrapada entre información muy pública y muy chocante, y una completa falta de seguir los procedimientos apropiados para procesar el caso".

El juez añadió: "No sé si están sobrecargados de trabajo o no tienen suficiente gente en su oficina. No veo al fiscal de distrito aquí ni al ayudante principal del fiscal de distrito, pero me preocupa que el fiscal de distrito ponga a esta corte en ese tipo de situación".

El 8º fiscal de Distrito Judicial, Donald Gallegos no ha hecho comentarios hasta ahora sobre la decisión del juez.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés