Fue a urgencias por un dolor abdominal y encontraron una tortuga en su vagina; la policía no descarta una agresión sexual

La mujer, una turística británica de 26 años, fue examinada por un terrible dolor en su abdomen bajo. Las autoridades aún investigan cómo llegó el animal al interior del cuerpo de la chica, que no ha presentado una denuncia.
23 Sep 2018 – 11:01 AM EDT

Cuando el médico encargado del servicio de urgencias del Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria , en Tenerife, España, atendió a una joven turista británica que llegó con unos fuertes dolores abdominales, no podía creer lo que los análisis le estaban arrojando: el dolor en el vientre bajo se debía a que la mujer albergaba una pequeña tortuga en su vagina.

Ante la rareza del caso, el personal médico procedió a contactar a la policía local ante la sospecha de que la mujer hubiera podido ser víctima de una agresión sexual , porque lo único que los médicos sí tenían claro era que o la tortuga había sido introducida por la misma mujer o por alguien más, pero ahí no había llegado de manera natural.

Aunque en el hospital intentaron obtener detalles de los hechos que habían precedido a la aparición del intenso dolor, solo consiguieron de la joven un vago relato sobre cómo días después de estar paseando en la isla, el pasado jueves, había salido con unos compatriotas de fiesta sin tener ideas muy claras de cómo había terminado la velada.

Una patrulla de la policía llegó al hospital y tomó declaración de la joven de 26 años quien, sin embargo, no quiso interponer ninguna denuncia, según confirmaron fuentes oficiales a la Agencia EFE.

Aunque, por lo pronto, las autoridades han dado por cerrado el caso a la espera de más detalles, los pormenores del tipo de tortuga que fue encontrado en el interior aparato reproductor de la mujer han sido revelados.

Aunque en un principio se pensó que se trataba de una tortuga marina, conocida como ‘tortuga boba’, muy común en las aguas de las islas Canarias, reportes más recientes han confirmado que se trata de una tortuga de agua dulce de las típicas que se venden en tiendas de mascotas, que pueden llegar hasta los 18 centímetros.

Paralelo a las investigaciones del caso, el hospital de Nuestra Señora de La Candelaria que atendió a la mujer realiza su propia investigación una vez que imágenes de la tortuga muerta y ensangrentada que se había extraído del cuerpo de la paciente fueron compartidas en redes sociales y publicadas por algunos medios amarillistas.

Mira también:



ETS: ¿Sabes lo que son y cómo protegerte?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SucesosActos DelictivosEuropaEspaña
Publicidad