null: nullpx
Represa de agua

Cuando la detuvieron ella gritaba a los policías '¡déjenme buscar mis cabezas!', luego encontraron a su novio decapitado

Roena Cheryl Mills estaba 'bañada en sangre' cuando fue hallada por las autoridades. Dijo que se había cortado los dedos, luego cambió la versión y dijo que la habían atacado. La verdad era que había decapitado a su novio.
10 Abr 2018 – 07:05 PM EDT
Comparte
Roena Cheryl Mills, de 41años, se encuentra detenida en South Regional Jail. Crédito: WV Regional Jail & Correctional Facility Authority

Roena Cheryl Mills tenía la ropa cubierta de sangre cuando llegó la policía. Según documentos judiciales, ella gritaba "¡llévame de vuelta y déjame buscar mis cabezas!". Poco después hallaron el cuerpo de su novio en una vivienda cercana, decapitado. Este lunes comenzaron a conocerse los detalles del caso, que permanecía bajo silencio por pedido de la Justicia.

La sanguinaria imagen sucedió el pasado domingo de Pascuas, cuando las autoridades del condado de Mercer, West Virginia, fueron llamadas por un vecino del 500 de Clover Lane, una pacífica zona de Lerona. "Un vecino llamó y se quejó de un intruso en su casa cerca de las 6:30 am del domingo de Pascua", indicaron de la Fiscalía a Univision Noticias.

Los vecinos de la zona, en el sur del estado, detallaron que Mills no solo había invadido la casa sino que estaba bañada en sangre.

Cuando llegaron, la mujer de 41 años parecía estar fuera de sí, tal vez bajo la influencia de alguna sustancia, según documentos judiciales. El medio local Bluefield Daily Telegraph detalla que Mills estaba "cubierta de sangre con un guante en la mano izquierda" y una navaja en sus pantalones.

Mills proporcionó una identidad falsa en principio. Las autoridades trataron de interrogarla pero ella tenía conversaciones paralelas sola con alguien a quien llamaba 'daddy'. Le informaron que tenía que irse de la propiedad que había invadido, pero se rehusaba. Luego de irritarse y gritarle a los oficiales, fue trasladada en un patrullero, y fue ahí donde comenzaron las contradicciones.

Mills dijo en un principio que estaba ensangrentada porque se había cortado dos dedos, indicaron medios locales. Enseguida cambió la versión y dijo que había sido atacada por alguien que la arrojó a través de una puerta de vidrio. Mills se puso agresiva en el vehículo policial.

Poco después, ella gritó que la lleven otra vez hacia donde la habían hallado porque debía recoger 'sus cabezas'. "¡Llévame de vuelta y déjame buscar mis cabezas!", es el textual que recoge el documento enviado a Univision Noticias por George Sitler, de la Fiscalía del Condado de Mercer.       


Con Mills ya detenida bajo custodia, la frase cobró sentido para los oficiales: un detective volvió a la escena y halló en una casa cercana el cuerpo sin cabeza de Bo White, un joven de 29 años con quien la mujer tenía una relación.

Hallaron cerca del cadáver el par del guante que parece coincidir con el que Mills llevaba puesto cuando fue arrestada. La cabeza fue encontrada en un bosque cercano al sitio donde fue detenida la mujer.

"Los investigadores posteriormente descubrieron la cabeza del señor White cerca, y su cuerpo decapitado en la casa, a menos de 1/4 de milla de distancia", señaló Sitler a Univision Noticias.

"No sabemos aún si murió por la decapitación o el deceso fue antes de eso. Esa determinación será dada por el médico forense", indicó Sitler.

Los datos del caso de Mills comenzaron a conocerse este lunes porque había una orden de 'silencio' desde el incidente que rigió hasta este 9 de abril. La mujer, originaria de Rural Retreat (West Virginia), fue acusada de homicidio en segundo grado este lunes. Mills sería presentada ante el tribunal este lunes, pero la justicia solicitó exámenes sobre las competencias mentales de la mujer.

Si bien la investigación continúa, la mujer está detenida. "Roena Cheryl Mills fue arrestada por los alguaciles del Condado de Mercer actualmente está detenida en la Cárcel Regional del Sur en Beaver, West Virgnia por cargos de asesinato en segundo grado, así como posesión de un narcótico de Nivel II y obstruir a los oficiales", detallaron desde la Fiscalía del condado a Univision Noticias.

De acuerdo con la demanda, se encontró que Mills tenía 37 tabletas de Diluadid "una sustancia controlada".

La Autoridad Regional de Cárcel y Correccionales detalla que Mills tiene fijada una fianza de 210,000 dólares.

Sitler explicó que el caso se presentará ante un gran jurado del condado. "Mills recibió la orden de someterse a una evaluación de estado mental para determinar su competencia. Una audiencia preliminar se realizará una vez que el Tribunal determine si el estado mental de la Sra. Mills le permite ayudar a su abogado. Dependiendo del resultado de la evaluación mental, este caso se presentará al término de junio del Gran Jurado", detallaron desde la Fiscalía.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés